comscore

Publicidad

Colombia

Esto es lo que viene para Sura y sus usuarios ante una posible intervención

En medio de la incertidumbre, se está ofreciendo una nueva póliza llamada Salud para todos que trae cinco planes diferentes.

Esto es lo que viene para Sura y sus usuarios ante una posible intervención
Compartir en

La incertidumbre frente al futuro del sistema de salud crece conforme pasan los días, sobre todo porque el Gobierno ya intervino a Sanitas y Nueva EPS. Y todavía no está descartado que tome el control de otras entidades.

Sura es la EPS que no ha sido intervenida con el más alto endeudamiento. Según la Contraloría General de la República, con corte a octubre de 2023, la obligación ascendía $782.410 millones, una situación que despierta el interés de diversos públicos y aumenta la expectativa sobre el próximo movimiento que provenga desde la Superintendencia de Salud.

Son 5,3 millones de afiliados los que esperan noticias acerca de esta entidad que si bien a juicio de la Contraloría no cumple con varios indicadores financieros,figuraba entre las cinco EPS que cumplían con la provisión e inversión de sus reservas técnicas. Lea aquí: Los 9 decretos con los que Petro y Minsalud buscan modificar el sistema

Además, en los documentos sobre sus estados financieros separados, Grupo Sura defendió que la EPS sufrió una desviación respecto a lo presupuestado; algo que, tal como lo subrayó la compañía, en parte obedeció a “la insuficiencia estructural de la Unidad de Pago por Capitación (UPC); la falta de asignación y demora en el pago de presupuestos máximos para prestaciones no cubiertas en el Plan Básico de Salud (NO PBS), junto con obligaciones pendientes del Estado y carteras de vigencias pasadas”.

El argumento de la Superintendencia de Salud para intervenir las EPS, hasta ahora, se ha basado en riesgos financieros que, desde su perspectiva, pondrían en riesgo la futura prestación del servicio. De ahí que la posibilidad de una toma de control forzosa siga latente.

Yovanny Conde, fundador de Finxard, mencionó que, desde su apreciación, “la intervención de Sura por parte de la Supersalud es inevitable, al igual que la de todas las EPS, ya que ninguna cumple actualmente con el indicador de patrimonio requerido para operar”. Le puede interesar: Acemi pide rigor y cautela en investigaciones sobre finanzas de las EPS

“En mi opinión, la responsabilidad del Gobierno es muy significativa. Retrasaron los pagos a las EPS, lo que obligó a estas entidades a usar sus reservas para mantener sus operaciones y cuidar a los usuarios”, añadió.

Ante la marejada de información que ha circulado en los últimos días, llegaron inquietudes entorno al futuro de las EPS y su operación.

Sura había cesado la aceptación de nuevos usuarios a su plan complementario pero había asegurado que estructuraría otro producto para ese público que buscaba una cobertura adicional a un valor más asequible que el de la medicina prepagada.

Esa nueva póliza, que ya está disponible, se llama “Salud para todos” y es ofrecida directamente por Suramericana, de manera que, ante una eventual intervención o liquidación de EPS Sura, se garantizaría la cobertura de los usuarios.

El panorama del sistema de salud exhibe, entonces, muestras de una reconfiguración motivada por el escenario actual en el que el Gobierno asegura que debe anticiparse a un posible colapso financiero y tomar el control de las entidades que, desde su óptica, no cumplen con indicadores adecuados de solvencia. Lea también: Álvaro Uribe calificó de “expropiación” intervenciones a las EPS

Con respecto a la intención de reformar el sistema de salud, Sura había manifestado que se “necesita una reforma que resuelva su financiación, la accesibilidad en los territorios, la disponibilidad del talento humano en salud y modelos de promoción y prevención”.

Añadió que se necesita una reforma que “reconozca los avances y logros que hemos alcanzado: universalidad, cobertura, solidaridad, protección financiera del usuario, representación integral del afiliado y articulación entre lo público y lo privado”.

Sura había hecho notar que “históricamente la salud ha atravesado coyunturas de desfinanciación. El derecho fundamental de la salud es un gran logro social para Colombia, no obstante, implica coberturas ilimitadas con presupuestos limitados. A esto se suman una mayor longevidad, una menor tasa de natalidad, la adopción y uso de nuevas tecnologías y el aumento en los servicios de salud. En este contexto y bajo las condiciones actuales, pretender que un asegurador continúe asumiendo el riesgo financiero en su totalidad, no es sostenible”.

De acuerdo con la rendición de cuentas entregada por esta EPS, con corte al cuarto trimestre de 2023, el 51,7% de sus afiliados son cotizantes, el 33,8% son beneficiarios y el 14,5% son subsidiados.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News