Colombia


En vivo: Segundo día de audiencia por ‘falsos positivos’ en la JEP

En la diligencia, que se realiza en Ocaña, Norte de Santander, participan víctimas y responsables de estas desapariciones y asesinatos.

EL UNIVERSAL

27 de abril de 2022 12:45 PM

La Sala de Reconocimiento y Verdad de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) continúa este miércoles en Ocaña, Norte de Santander, la audiencia pública de los imputados del caso 03 que investiga los ‘falsos positivos’ en el Catatumbo.

(Lea aquí: Falsos positivos: militares admiten en JEP que ejecutaron a inocentes)

La diligencia, que marca un hito para la paz en Colombia, inició ayer con los testimonios de víctimas y militares responsables de estas desapariciones y asesinatos.

Siga aquí el segundo día de la audiencia.

Hallazgos de la JEP

En la zona del Catatumbo (Norte de Santander), el patrón criminal de las ejecuciones extrajudiciales tuvo dos modalidades que se distinguen por el perfil de las víctimas. En ellas participaron miembros de la Brigada Móvil 15 y el Batallón de Infantería No. 15 ‘General Francisco de Paula Santander’.

La JEP estableció que lo ocurrido en Catatumbo no se trató de hechos aislados o de una repetición accidental. Los crímenes tenían las mismas características y una misma finalidad, responder a la presión por bajas a como diera lugar y así satisfacer el indicador oficial del éxito militar.

La sala estableció que los 120 asesinatos y las desapariciones forzadas que fueron identificadas en el Catatumbo respondieron a un mismo patrón macro criminal, que tuvo dos modalidades.

Mucho antes de que las madres de Soacha emprendieran su búsqueda en 2008, en Catatumbo fueron asesinados hombres entre 25 y 35 años habitantes de áreas rurales, en su mayoría comerciantes, transportadores informales y agricultores. Estas víctimas eran señaladas de pertenecer a grupos ilegales y fueron seleccionadas a partir de procesos irregulares de inteligencia.

Esta modalidad se extendió hasta el 5 de noviembre de 2007, cuando la Defensoría del Pueblo denunció que civiles de la zona fueron asesinados y pasados como bajas en combate.

Esta modalidad consistió, según la JEP, en que miembros del Ejército se confabularon con terceros civiles para que ubicaran, engañaran y reclutaran a jóvenes de otros municipios y ciudades del país, todo con el fin de llevarlos hasta el Catatumbo para que militares pudieran asesinarlos y engrosar las cifras de bajas en combate.

  NOTICIAS RECOMENDADAS