Colombia


Enrique Vives sí puede estar recluido en cárcel: Medicina Legal

El instituto sostuvo que Vives podría asistir con regularidad a los controles programados por el servicio de psiquiatría. El empresario contó su versión de los hechos.

COLPRENSA

17 de septiembre de 2021 08:20 AM

Luego de cumplirse el traslado del empresario Enrique Rafael Vives Caballero de la Clínica Perfect Boddy a una clínica psiquiátrica de Santa Marta por decisión del médico tratante, la juez Primera Penal Municipal, Olmis Cotes le pidió al Instituto de Medicina Legal una valoración integral del estado de salud de quien concurre como indiciado a la investigación que se adelanta por el siniestro vial en el que perdieron la vida 6 personas en hechos ocurridos el pasado lunes por la madrugada.

(Lea aquí toda la información del accidente en Gaira)

De acuerdo a los resultados de los exámenes que le practicó Medicina Legal, Vives Caballero no ameritara un tratamiento psiquiátrico debido a un shock postraumático que se escape del cuadro normal por el que pasa una persona que se enfrenta a una situación luego de un accidente.

“El examinado tiene una retracción adaptativa de tipo ansiosa, que como se explica ampliamente en el análisis, es una reacción esperada y propia, teniendo en cuenta los hechos que acontecieron. El examinado puede recibir tratamiento ambulatorio, es decir, que estando en reclusión formal asista con regularidad a los controles programados por el servicio de psiquiatría de cualquier centro particular”, aseguró la juez Olmis Cotes.

La juez dejó constancia que de acuerdo a los resultados de los médicos especialistas de Medicina Legal, Vives Caballero podría permanecer recluido en un centro penitenciario y asistir a los controles médicos psicológicos en caso que lo requiera.

(Le recomendamos: Trasladan a Enrique Vives a clínica psiquiátrica)

Audiencia de imputación de cargos y medida de aseguramiento

A las 9:00 de la mañana de hoy se reanudará la audiencia de formulación de cargos por parte de la Fiscalía seccional Magdalena contra Vives Caballero.

Acto seguido y luego de estudiar minuciosamente el material probatorio presentado por los investigadores, la Jueza Primero Municipal con Funciones de Control de Garantías, Olmis Cotes, dictará la medida de aseguramiento, que puede ser intramuros o casa por cárcel.

Después de cinco días de haber ocurrido el accidente, los familiares y abogados defensores de las víctimas podrán conocer la decisión de la togada.

En el desarrollo del proceso judicial que se llevaba a cabo en la noche de ayer y tuvo que ser suspendido por la mala conexión a la red de internet, la jueza Olmis Cotes, dio a conocer lo manifestado por Vives Caballero durante una entrevista con médicos de Instituto Nacional de Medicina Legal.

“No los vi”

El empresario indicó que el domingo, horas antes de acabar con la vida de seis jóvenes, se tomó “únicamente dos o tres cervezas en una fiesta a la que fue invitado”. Además, afirmó que tiene la “consciencia tranquila porque fue un accidente involuntario”.

“No lo quise hacer, iba en mi carril, el izquierdo, no los vi y frené”, manifestó Vive, quien aseguró que se dirigía a su lugar de vivienda en Pozos Colorados luego de haber compartido con sus amigos en Riascos y Bavaria.

“No venía alcoholizado. Estaba en un cumpleaños y me tomé dos o tres cervezas... él compró un six pack y salimos una por cabeza. Paso por Bavaria, me tomé unas fotos y me fui”, agregó.

(Le recomendamos: [Video] Víctimas de la tragedia en Gaira antes del accidente)

En cuanto al accidente, Enrique Vives señaló que recuerda que “estuvo lloviendo, tomé mi carretera como lo hago todos los días, trabajo en Riascos y vivo en Pozos Colorados. De repente me sale un grupo de muchachos que no los vi. La vía no está iluminada”.

Según el conductor que arrolló a siete jóvenes, entre ellos uno de 14 años de edad y quien es el único sobreviviente, “yo me bajé a auxiliar a una mujer y unos habitantes del sector me cogieron a puños. La Policía rápidamente me cogió y me llevó del sitio”.

A raíz del accidente, Enrique Vives afirmó que permanece intranquilo, aturdido y con miedo a que daño a él o su familia. “No logro conciliar el sueño, las imágenes del accidente se me pasan todo el tiempo. Siento que me van a venir a matar”, aseguró.

  NOTICIAS RECOMENDADAS