Colombia


Masivo rechazo a caso de joven que se suicidó tras presunto abuso

En la tarde de este viernes, mujeres salieron a las calles para rechazar la muerte de la joven que denunció abuso policial. Por este caso, cuatro uniformados ya fueron separados de sus cargos.

COLPRENSA

14 de mayo de 2021 03:15 PM

Lo que comenzó como un plantón frente a las instalaciones de la Policía, es ahora una masiva protesta ciudadana por la forma como más de cuatro uniformados ultrajaron a una joven de 19 años, que después denunció haber sido víctima de abuso sexual y se suicidó. Lea aquí: Procuraduría indaga sobre presunta agresión sexual a una menor de edad en Popayán

Los uniformados son señalados además de amenazar a la joven con violarla, de acuerdo con el mensaje que compartió la joven en las redes sociales, en donde denunció que la manosearon ‘hasta el alma’.

“Personal de salud de la red de voluntarios paramédicos del Cauca informó que la adolescente fue arrastrada desde La Chirimía, y que a las 9:15 p.m. ingresaron dos paramédicos a las instalaciones de la URI y atendieron a la menor de edad, al sitio también ingresa un defensor de Derechos Humanos, y la menor de edad le manifestó que la habían golpeado y tenía laceraciones en las manos, y aunque no se hizo acta se reportó en el grupo de WhatsApp interno”, denunció la Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano Francisco Isaías Cifuentes.

Luego de esto, y tras comprobarse que la adolescente era menor de 18 años, informaron que se activó el protocolo para atenderla como ordena la ley. Luego ya contactan a la abuela y la entregan.

“La familiar, en horas de la noche recibió a su nieta la llevó a la casa y no quiso cenar, el día de ayer desayunó y se vio en el espejo moretones que tenía en el cuerpo, frente a esto le pregunta si la habían golpeado, ella responde que sí, que le dolía el estómago y que la habían manoseado”, agregó dicha organización social.

Luego ya se registró el hecho donde la adolescente tomó la decisión de poner fin a su vida, al parecer por las agresiones padecidas durante la violenta detención policial registrada en la noche del pasado miércoles, la cual quedó registrada en dos videos, realizados por un periodista alternativo.

“Se hace contacto con un pastor de confianza de la familia y refiere que hacia las 10:30 de la mañana la niña se encontraba sola en su casa, presuntamente se puso una bolsa plástica en la cabeza y procede a aspirar gas propano. Cerca de las 11:00 de la mañana angustiada por lo sucedido el día 12 de mayo de 2021 llegó la madre a buscarla, pero la encontró inconsciente, por eso la trasladó al hospital del norte en donde refieren que se encuentra sin signos vitales”, confirmó la Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano Francisco Isaías Cifuentes.

Registrado esto, los familiares y lideresas sociales denunciaron lo sucedido en las mismas redes sociales y medios de comunicación, generando de inmediato una ola de rechazo ciudadano.

“Indignante, porque no solamente fue el caso de esta chica, hay otra adolescente de la misma edad que terminó violentada física y verbalmente tras ser detenida por la Policía esa misma noche. Ella padeció lo mismo y denuncia que la golpearon y la acosaron sexualmente, y como si esto no bastara, la Policía nunca dejó adelantar un acompañamiento a estas situaciones”, manifestó por su parte la abogada y defensora de Derechos Humanos, Liceth Montero.

Luego de esto llegaron las declaraciones del comandante de la regional cuatro de la Policía, brigadier general Ricardo Alarcón. El oficial, de entrada, dijo que era una noticia falsa, entregando después las razones para sostener lo anterior. Estas aseveraciones causaron más rechazo frente a lo sucedido. Lea también: Policía dice que joven que se suicidó no fue abusada por uniformados

Por eso para este viernes, colectivos de mujeres y demás organizaciones sociales convocaron a un plantón frente a las instalaciones de la Policía, pero esta actividad se convirtió en una masiva movilización ciudadana, porque la historia de esta adolescente tocó las fibras de los payaneses, más cuando se oponen a todas las formas de violencia.

Amas de casa, comerciantes, estudiantes, comuneras, cocineras y lideresas sociales se tomaron la avenida Panamericana para rechazar la muerte de la joven, quien se ganaba la vida en un almacén del sector comercial de La Esmeralda de Popayán. Pero no solamente son ciudadanas, jóvenes, indígenas y los integrantes de la Primera Línea que las apoyan.

Se espera que la marcha se realice en inmediaciones de la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de la Fiscalía, para pedir celeridad en las investigaciones sobre la actuación de los uniformados en la brutal detención policial que terminó en tragedia.

Mientras se adelantan estas movilizaciones, y en una segunda intervención en los medios, el brigadier general Ricardo Alarcón, confirmó que cuatro de los uniformados adelantaron el cuestionado procedimiento de aprehensión ya fueron separados de sus cargos.

“Ya están identificados los uniformados comprometidos en el traslado de la adolescente hacia las instalaciones de la URI, ya estos nombres van a ser suministrados de manera directa al director seccional de Fiscalías para que ellos continúen con la investigación que decidan desde el punto de vista penal, mientras tanto fueron apartados de sus funciones”, confirmo el comandante de la regional cuatro de la Policía.

Manifestaciones en Bogotá

Grupos de mujeres se reunieron en la zona del Park Way de Bogotá para protestar contra este caso de presunto abuso sexual y contra los ataques cometidos por miembros de la Fuerza Pública contra las mujeres en el marco del Paro Nacional.

Tanto la Procuraduría como la Fiscalía prometieron investigaciones urgentes para determinar la responsabilidad de los policías involucrados en el caso.