Colombia


Nuevo paro armado en Chocó desafía cese al fuego entre ELN y el Gobierno

El ELN justifica el paro armado en respuesta a la “crítica situación humanitaria” en el departamento.

REDACCIÓN COLOMBIA

09 de febrero de 2024 12:00 PM

A pesar del reciente anuncio de una extensión del cese al fuego por seis meses entre el Gobierno de Petro y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el grupo guerrillero ha lanzado una nueva amenaza que pone en jaque la frágil paz en el departamento del Chocó. El Frente de Guerra Occidental Omar Gómez, perteneciente al ELN, ha declarado un paro armado que promete confinar a las comunidades de esta región a partir de este sábado, según confirmaron fuentes del Ejército Nacional y la Defensoría del Pueblo.

La medida afectará principalmente a los ríos San Juan, Sipí y Cajón, vitales para la movilidad y la economía de las comunidades indígenas locales, que una vez más se ven obligadas a permanecer en sus territorios ante el temor de violencia.

Este acto de intimidación llega en un momento crítico, ya que las comunidades del Chocó han sido históricamente afectadas por homicidios selectivos, secuestros, extorsiones, violaciones e intimidaciones. Le puede interesar: Gobierno y Segunda Marquetalia anuncian inicio de diálogos formales de paz

El ELN justifica el paro armado en respuesta a la “crítica situación humanitaria” en el departamento, acusando una supuesta colusión entre las fuerzas militares y grupos paramilitares, y el uso de civiles como escudos humanos.

A través de un comunicado, la guerrilla afirmó: “Se vienen presentando combates con nuestro Ejército de Liberación Nacional en defensa de las comunidades, seguimos denunciando la colusión entre militares y paramilitares de la región. Por tal motivo declaramos paro armado indefinido en los ríos San Juan, Sipí y Cajón”.

Frente a esta situación, la Defensoría del Pueblo ha expresado su preocupación, y las Fuerzas Militares han anunciado vigilancia especial en las áreas afectadas por el paro armado. Esta acción contradice el espíritu del acuerdo de cese al fuego bilateral, nacional y temporal, extendido recientemente hasta agosto de 2024, después de negociaciones en La Habana, Cuba, entre el Gobierno de Gustavo Petro y el ELN. Lea aquí: Rechazan aparición de panfletos en Arauca y Casanare

El acuerdo de cese al fuego, que entró en vigor el 6 de febrero de 2024, incluía compromisos por parte del ELN de suspender temporalmente las “retenciones de carácter económico”, en referencia a secuestros y extorsiones. Sin embargo, el nuevo paro armado plantea serios desafíos para la continuidad y el éxito de las negociaciones de paz, cuyo séptimo ciclo está previsto para abril.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS