Colombia


Obesidad, hipertensión y diabetes: entre las más comunes en Colombia

La Alcaldía de Bogotá realizó una restricción hacia personas con estas patologías debido a la alta mortalidad que tienen por el Covid-19. ¿Qué tan grave es el panorama de estas patologías en el resto del país?

COLPRENSA

27 de julio de 2020 08:18 PM

Una nueva etapa empezó este lunes la capital del país, con las nuevas medidas decretadas por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien le pidió a las personas que tienen problemas de obesidad, hipertensos y diabéticos quedarse en casa para prevenir el coronavirus.

Este grupo poblacional es uno de los que mayor peligro registran frente al virus que viene azotando al mundo desde comienzos de este año y, según el Ministerio de Salud, el que más muertes registra por cuenta del Covid-19 en Colombia.

¿Por qué estas enfermedades exigen una mayor prevención en relación con el coronavirus? ¿Cuáles son las cifras de fallecimiento por estas comorbilidades en el país?

Entre los fallecidos por Covid-19 aproximadamente hay 2120 decesos por hipertensión, 669 por enfermedades cardíacas, 539 por obesidad y 1232 por diabetes, mientras que 3183 casos aún siguen en estudio. Lo más preocupante es que estas son las enfermedades más comunes entre los colombianos.

De acuerdo con la Cuenta de Alto Costo, más de 4 millones de personas fueron diagnosticadas con hipertensión arterial en 2018. De estos, el 63,3 % pertenecían al régimen contributivo y el 35,8 % al régimen subsidiado.

Además, de acuerdo con cifras del Dane, en 2019 las patologías que más muertes desencadenó en el país fueron las crónicas respiratorias, el cáncer, la diabetes, las enfermedades hipertensivas y las enfermedades cerebrovasculares, mientras que en el primer trimestre de 2020, se presentaron 25.775 defunciones de hombres por causa natural, siendo las enfermedades isquémicas las que presentaron el 18,2 % de estos fallecimientos.

De igual manera, las enfermedades isquémicas del corazón concentraron la mayor proporción (15,8 %), entre las causas de las 24.259 defunciones naturales en las mujeres.

Teniendo en cuenta que la ciudad se encuentra en alerta roja por ocupación de UCI, la Alcaldía Mayor de Bogotá decretó el aislamiento obligatorio para personas que tengan hipertensión, diabetes u obesidad, por el alto riesgo que tienen de ingresar a cuidados intensivos o fallecer si se contagian.

Por esta razón, la Secretaría de Salud hace un llamado a las personas que padezcan estas enfermedades para que monitoreen constantemente su estado de salud y aumenten sus medidas de autocuidado, más aún cuando la edad también influye fuertemente en el aumento de la mortalidad por el virus.

“En las unidades de cuidados intensivos dispuestas para la atención de Covid-19, el 34 % de los pacientes tiene hipertensión, el 16 % diabetes y el 14 % algún grado de obesidad. Por esto, es fundamental que las personas que padecen estas enfermedades tengan especial cuidado de su salud. Según la Cuenta de Alto Costo, del Ministerio de Salud, con corte al 30 de junio de 2019, en Bogotá hay cerca de un millón de personas que son diabéticas o hipertensas (779.559 con hipertensión y 240.287 tienen diabetes)”, resaltó la Secretaría.

Ante el preocupante panorama sobre la hipertensión en el país, Javier Moreno, presidente del Capitulo de hipertensión de la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, destacó que es muy importante prestar más atención a esta enfermedad, mediante el monitoreo de la presión arterial y la continuación del tratamiento de esta patología.

“En el contexto actual del Covid-19, nos parece muy oportuno dirigir la atención a las personas que tienen hipertensión arterial, como una prioridad de salud pública y global, pues debemos tener muy en cuenta que el paciente está en cuarentena, pero sus enfermedades crónicas no lo están, y debe seguirse con más rigurosidad el plan de prevención, diagnóstico, manejo y seguimiento de cada situación, pues existe el riesgo de incrementar la incidencia de las complicaciones derivadas de no mantener una presión arterial en rangos normales”, afirmó Moreno.

Moreno explicó que con relación al diagnóstico de la tensión arterial y su tratamiento, es fundamental tomar con regularidad la presión arterial, con el fin de que el manejo de los riesgos sea mucho más efectiva.

En cuanto a la diabetes, se estima que 1.294.940 colombianos fueron diagnosticados con esta enfermedad, en su mayoría en Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca. Sus edades oscilaban entre los 30 y 70 años, y el 59,54 % de los casos se dieron en mujeres.

Esta patología se diagnostica mediante una muestra de sangre en ayunas, en el que se evidencia un valor de la glucosa mayor a 126 mg/dl. Asimismo, un valor de glucosa posterior a la ingesta de 75 gramos de glucosa, mayor a 199 mg/dl, hace puede generar el diagnóstico.

“Esta enfermedad favorece la aparición de infartos del corazón, trombosis cerebral, amputaciones de las extremidades inferiores y deterioro de la función del riñón, hasta el punto en que las personas pueden necesitar diálisis para continuar viviendo”, explicó Nubia Bautista, subdirectora de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud.