Colombia


¿Quién era ‘Aquiles’ para el Clan del Golfo’ y para ‘Otoniel’?

El sujeto, según la Policía, operaba en Cúcuta y tenía entre sus misiones impactar la frontera con Venezuela y abrirle paso a la banda criminal en los Llanos Orientales.

COLPRENSA

05 de enero de 2021 12:55 PM

Alias `Aquiles´, cabecilla armado de la subestructura Gonzalo Oquendo Urrego del Clan del Golfo, fue el último golpe efectuado por la Policía contra los emisarios de alias Otoniel, enviados a consolidarse en los Llanos Orientales.

Según un reporte entregado por las autoridades, esta organización en los últimos cinco años ha recibido siete golpes que han impedido cumplir este objetivo en la región.

Dentro de los cabecillas capturados están alias `La Mona´, alias `Carrillo´, alias `Negro Andrés´, Franklin alias `Figo´, alias `Richard´ y alias `Chatarro´, todos enviados por alias Otoniel y el neutralizado alias `Pueblo´ y Chiquito Malo.

Sus emisarios son antiguos criminales de confianza y han estado relacionados con el máximo cabecilla del clan desde su permanencia en el desmovilizado Bloque Centauros de las AUC, con integrantes del “clan familiar”.

Esta búsqueda de expansión y consolidación, se entiende porque Otoniel, busca las rutas de droga hacia Venezuela, específicamente sobre los corredores fluviales a través de los ríos Guaviare y Meta con destino al Orinoco y la conexión con Brasil. Buscando así expansiones en países como Surinam, Brasil, Belice y las Guyanas. Lea aquí: Capturado “Aquiles”, cabecilla del Clan del Golfo

Sin embargo, para las autoridades esta ruta que se quiere establecer no solo se viene fraguando sobre los llanos orientales, sino que su actividad está focalizada en el departamento de Norte de Santander. Lugar donde la salida del estado de Zulia, les permite llegar a la profundidad de Venezuela.

¿Cuál era el papel de alias ‘Aquiles’?

Desde los Llanos Orientales se encontraba articulando un plan de consolidación del Clan del Golfo en la ciudad de Cúcuta (Norte de Santander), como eje principal para la dinamización de actividades de narcotráfico en la región del Catatumbo y la frontera con Venezuela.

Esto mediante la generación de alianzas especialmente con la estructura de “Los Rastrojos”.

De acuerdo a las últimas coordinaciones reveladas por la Policía, con agencias extranjeras, alias `Otoniel´y alias `Aquiles´, habrían realizado coordinaciones para el envío de cargamentos hacia la ruta del Orinoco con conexiones transnacionales.

Su captura se habría dado, tras una reunión con Otoniel, mientras se desplazaba desde el caserío Tapao zona rural del municipio de Montería (Córdoba), cuando fue interceptado por los comandos policiales de la Campaña Militar y Policial `Agamenón II´, después del seguimiento de hombres de inteligencia y policía judicial por más de 4 meses.

De acuerdo con las autoridades, este cabecilla venía de recibir órdenes directas donde la prioridad era llegar con 30 hombres armados a los LLanos Orientales y buscar enviar otro grupo más, hacia Norte de Santander, especialmente a Teorama, Tibú y La Gabarra.

Al momento de la captura, sus hombres en Cumaral, Barranca de Upía y San Martín (Meta), emprendieron su huida hacia Venezuela y se habrían ocultado en las sabanas de Casanare y Arauca, mientras que otros retornaron de inmediato a Urabá, debido a que la información inicial por parte del cabecilla fue entregar la estructura a cambio de beneficios.

Prontuario criminal

En 2005, se desmovilizó del Bloque Centauros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), donde se desempeñó como principal cabecilla del Frente “Alto Ariari” con injerencia criminal en los municipios del Castillo, Dorado y Cubarral (Meta). Durante su permanencia en el desmovilizado Bloque Centauros, tuvo contactos y cercanía con alias Otoniel.

Se vinculó al proceso de Justicia y Paz, recuperó la libertad siendo beneficiado jurídicamente por sustitución de medida, rindió versión libre a esta justicia el pasado 29 de octubre pero mantenía su actividad criminal de narcotráfico y participación en el grupo criminal.

Entre su prontuario criminal se destaca que era requerido por la Fiscalía General de la Nación y el Tribunal Superior del Distrito Judicial, por los delitos de homicidio agravado, deportación expulsión traslado o desplazamiento forzado de población civil, hurto calificado y agravado y secuestro.

También tenía procesos judiciales vigentes por fabricación, tráfico y porte de armas de fuego y municiones, homicidio, desaparición forzada, concierto para delinquir y constreñimiento para delinquir.