Colombia


Somos un territorio de volcanes, debemos estar preparados

En algunas poblaciones preocupa que el sistema de alarmas está deshabilitado, también, el mal estado en que se encuentran las rutas de evacuación.

COLPRENSA

18 de junio de 2022 11:25 AM

Diferentes autoridades del departamento y miembros del Consejo Departamental de Gestión de Riesgo, adelantaron una simulación de erupción del Volcán Nevado del Ruiz, para evaluar cómo sería la respuesta ante una eventualidad.

En algunas poblaciones preocupa que el sistema de alarmas está deshabilitado, también, el mal estado en que se encuentran las rutas de evacuación.

A la convocatoria de la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo del Tolima, Sager, asistieron de forma presencial delegados de Fresno, Ambalema, Murillo, Armero – Guayabal, Mariquita, Lérida, Herveo y Venadillo, mientras que a través de la virtualidad participaron Casabianca y el Servicio Geológico Colombiano.

El ejercicio de simulación arrancó a las 10 a.m. con una erupción volcánica, seguidamente la alerta se extendió a los 14 municipios del área de influencia, por lo que los municipios participantes procedieron a exponer cómo sería plan de respuesta ante la alarma.

En el caso de Murillo, se expuso que un punto crítico es el río Lagunilla y que no se podría generar la respectiva alerta, debido a que las alarmas están deshabilitadas. Desde Venadillo, Guillermo Ávila, coordinador del Consejo Municipal de Gestión de Riesgo, explicó que su territorio se podría ver afectado por el río Recio, porque por ahí descendería un lahar que puede alcanzar a cuatro familias.

Igualmente, se generaría una eventualidad en la bocatoma de los acueductos de Ambalema y Lérida, pues captan el preciado líquido del río Recio.

En el ejercicio también estuvo Paola Muñoz, secretaria de Infraestructura del Departamento, quien explicó que se trasladaría a la zona afectada la maquinaria amarilla disponible, mientras que el titular de la cartera de Educación a nivel Tolima, Julián Gómez, añadió que el primer paso es hacer un monitoreo de las instituciones educativas afectados y el número de estudiantes que se encontraban en clases.

Agregó, que se podría revisar la posibilidad de adoptar algunos colegios como albergues temporales. Por el lado de la Defensa Civil, participó el mayor Luis Fernando Vélez, director de la seccional Tolima, quien indicó que en Herveo, Ambalema, Palocabildo y Falan no tienen voluntarios, por lo que se entraría a solicitar apoyo de las poblaciones vecinas, igualmente, explicó que desde Ibagué se puede desplazar personal que tiene experiencia de rescate en zona abierta y en estructura colapsada

Preocupaciones

Silvano Rodríguez Moya, secretario de Planeación de Murillo, opinó que este tipo de ejercicios simulados ayuda a tener mayor preparación a la hora de una eventualidad derivada del ‘Ruiz’, que mantiene una actividad constante.

“En el municipio por temas presupuestales, existen algunas deficiencias de alarmas que no se han podido habilitar en su totalidad, queremos trabajar para habilitarlas. En cuanto a vías, por tema de ola invernal hemos tenido bastante dificultad, cerca de 76 kilómetros de vía terciaria están colapsadas”.

El funcionario agregó que sigue vigente la calamidad pública para atender la red vial, no obstante, el invierno impide que los trabajos avancen.

Y Guillermo Ávila, coordinador del Consejo Municipal de Gestión de Riesgo de Venadillo, comentó que con el apoyo de la Policía Nacional se han adelantado prácticas de evacuación con las familias ribereñas que estarían en riesgo.

“Ellos tienen muy bien definido cuáles serían los sitios de evacuación, hacia donde tienen que correr, afortunadamente las viviendas que están a la orilla se ubican a más de 40 metros, lo que les daría tiempo para evacuar”, apostilló Ávila.

Retos en gestión del riesgo

Andrea Mayorquín, directora de Gestión del Riesgo del Departamento, explicó que las simulaciones se adelantan con el objetivo de establecer una mayor coordinación entre las personas que tienen a cargo la atención de emergencias, de la misma forma, que tengan claro el procedimiento a seguir ante una erupción.

“Nos enfocamos en el ‘Ruiz’, pero lo que queremos es volver a hacerlo con el ‘Machín’ que es nuestro otro volcán activo en el Tolima. Tenemos muchas acciones para mejorar, (se debe) censar cuál es la población aledaña a los ríos Gualí, Lagunilla, Recio y Azufrado”.

La Directora recordó que en este tema, el Servicio Geológico Colombiano es la primera entidad que reporta las actividades que existen en el nevado al Gobierno departamental, este a su vez procede a emitir la información a los municipios.

De la misma forma, explicó que se cuenta con un sistema de alarmas, telemetría y comunicación radial con los municipios, “lo que hacemos anualmente es mantenimiento, lo que sucede es que los paneles solares en ocasiones se los roban, las baterías se pierden, otras se acaban, lo que hacemos anualmente es fortalecer pero mientras mejoramos, la comunicación no está, porque la batería no está”.

En días anteriores, habitantes de las veredas Samaria, Entrevalles y Guayabal que son aledañas al Volcán en Villahermosa, hicieron un llamado a la Alcaldía y Gobernación, porque las vías de acceso están colapsadas y ante una emergencia no tendrían por donde evacuar.

Sobre esta situación Mayorquín indicó que es una situación complicada que se replica a nivel nacional y que se prioriza aquellos carreteables que llegan a las cabeceras municipales, igualmente, se está distribuyendo maquinaria del Departamento, pero no se alcanza a cubrir la demanda, “decirles que no es por negligencia, la verdad es que esto está muy difícil y complejo”.

Además mencionó que es necesario que exista una buena relación entre municipios y organismos de socorro, para que asimismo fluyan las acciones de atención a la comunidad.

“Tenemos siete volcanes de área de influencia entonces sabemos de esa amenaza, lo que tenemos es que estar preparados, porque somos un territorio de volcanes y no es de darle miedo el tema, sino de estar preparados”, concluyó.

Reporte

En el boletín del 14 de junio emitido por el Servicio Geológico Colombiano, se entregó varios datos entre ellos, que la columna de gases y vapor alcanzó una altura máxima de 1800 metros medidos sobre la cima del volcán, el 10 y 11 de junio.

Asimismo, se precisa que el Volcán continúa en nivel de actividad amarillo. En este nivel pueden presentarse fenómenos como enjambres de sismos, algunos de ellos sentidos, emisiones de ceniza, lahares, cambios morfológicos, ruidos y olores de gases volcánicos, entre otros, que pueden alterar la calidad de vida de las poblaciones en la zona de influencia volcánica.

Y se reitera que “si bien la inestabilidad del volcán se ha prolongado por más de once años, es de vital importancia no acostumbrarse a su comportamiento y estar atentos a la información oficial publicada por el Servicio Geológico Colombiano. Se reitera a las autoridades en los departamentos de Caldas, Tolima, Risaralda, Quindío y Cundinamarca extremar acciones enfocadas a procesos de conocimiento y reducción de riesgo, así como al manejo de desastres como medidas de preparación ante actividad futura”

  NOTICIAS RECOMENDADAS