Cultural


12 años sin Joe Arroyo: el cartagenero hijo adoptivo de Barranquilla

Este miércoles se cumple un año más desde que se fue para siempre el compositor e intérprete de una de las canciones dedicadas a la ciudad.

Joven era cuando llegó a Barranquilla. Apenas tenía 14 años cuando cargado de ilusiones arribó a Barrio Abajo, lugar donde fue acogido como un barranquillero más y que muchos años después describiría como “una gran sociedad, de gente acogedora, mi patria chiquita que me apoyó”. Lea: ¡Te extrañamos! 9 datos curiosos del Joe Arroyo

Oración es la canción ‘En Barranquilla me quedo’ para todo aquel que de una manera llega a la capital del Atlántico y que se enamora de todo eso que Álvaro José describe. Por igual se han quedado a vivir, trabajar, gozar y morir inmigrantes turcos, sirios, libaneses, ‘cachacos’, venezolanos y hasta los mismos costeños como él, Pibe Valderrama y Juan Gosaín, entre otros, y en los últimos tiempos los uruguayos Julio Comesaña y Mario Sebastián Viera.

El 26 de julio de 2011 se pagó su voz, pero dejó su repertorio musical para que son los predilectos para las fiestas de Carnaval de Barranquilla. Durante las carnestolendas no hay un sitio de la ciudad donde no suenen: `La tumba techo’, ‘La tortuga’, Rebelión, ‘Pa’l bailador’, ‘Yamulemao’, ‘Tania’, ‘Sabré olvidar’, ‘La fundillo loco’, ‘Ella y tú’, ‘Dale gracias señor’, ‘Ron pa` todo el mundo’, ‘Mara Paola’, ‘Adiós fulana’, ‘Centurión de la noche’, ‘La mini mini’, ‘Tal para cual’, y un sin número de canciones en su estilo creado ‘Joeson’.

Álvaro José en la siguiente estrofa manifiesta la manera como él se enamoró de Barranquilla y como Barranquilla se enamoró del Joe:

La mejor tierra antillana

Donde la gente es tan grata

Puerta de oro y de la salsa

Pa' mi Dios que yo le pego

Quien denigre de esta raza

Y si a mí me meten preso

Barranquilla a mí me saca, porque

En tierra firme me quedo.

Razones tuvo para pensar así. Cuando llegaba el Festival de Orquesta la sola presencia del hijo de Cartagena era sinónimo de que habría un lleno total y si era el último en presentarse, el público incólume lo esperaba y sacaban fuerzas para gozarse y cantar sus canciones. Con el apoyo de ese público y su talento, por supuesto, logró ganar 10 Congos de Oro. Y un Súper Congo de Oro, creado especialmente para él, porque era considerado el “El Rey del Carnaval”.

Los restos mortales de Joe Arroyo reposan en el cementerio Jardines de la Eternidad.// El Universal.
Los restos mortales de Joe Arroyo reposan en el cementerio Jardines de la Eternidad.// El Universal.

Reinado que duró hasta su muerte, que como dijimos antes, murió ese 26 de julio de 2011. Su entierro fue uno de los más concurridos que ha habido en Barranquilla. De todos los rincones del Caribe colombiano llegaron a la Catedral Metropolitana María Reina a darle su despedida. Fue tan concurrido como el de Rafael Orozco, Fabio Poveda Márquez y Édgar Perea. Como él, no eran barranquilleros, pero fueron acogidos y queridos por el pueblo barranquillero. Siga leyendo: El Joe recibe al ‘Negro Chombo’ en el cielo

Otro detalle para resaltar es que hoy 25 de julio se cumplen 25 años de que se grabó la canción insignia de los barranquilleros, propios y extraños. La canción y el compositor se han entrelazados a tal magnitud que cuando se dice Joe Arroyo se viene a la memoria ‘En Barranquilla me quedo’ y cuando se escucha: “Del caribe aflora/Bella, encantadora/Con mar y río/Una gran sociedad/ Barranquilla hermosa/ Yo te canto ahora”, enseguida emerge la figura del mulato cartagenero.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS