Cultural


“El trabajo remoto es mucho más bonito de lo que hemos visto”

Entrevista con Alexander Torrenegra, uno de los emprendedores colombianos más importantes de Silicon Valley, quien acaba de publicar ‘Remoter’.

SERGIO VILLAMIZAR D.

28 de junio de 2021 08:44 AM

Su primer equipo remoto lo conformó hace nueve años cuando Alexander Torrenegra se encontraba viviendo en Nueva York y estaba en contacto continuo con un empleado radicado en Bogotá a través de audios.

Desde ese momento, el reconocido ‘tiburón’ del programa Shark Tank Colombia, que pronto estrenará temporada, buscó e implementó diversas formas de teletrabajo en los distintos emprendimientos que desarrolla ahora, desde San Francisco (Estados Unidos).

Eso lo llevó a crear Torre, un nuevo tipo de red profesional a través del cual, talento desde distintas partes del mundo, buscan oportunidades laborales en compañías de diversas regiones del planeta y viceversa. “Una manera más transparente, más humana y automatizada”, aseguró.

Todo este conocimiento decidió compartirlo, y junto a Andrés Cajiao, con quien trabaja en su red laboral, decidió escribir ‘Remoter’, un libro guía para poder construir y escalar equipos de trabajo, así como el desarrollo de herramientas de comunicación efectiva, entre otros.

Alexander Torrenegra, desde su casa en San Francisco, donde es uno de los principales emprendedores latinoamericanos, habla sobre su propia experiencia en el trabajo remoto, la forma de trabajo que más se ha desarrollado desde el inicio de la pandemia.

“El trabajo remoto es mucho más bonito de lo que hemos visto”

Alenxander Torrenegra.

NUEVE AÑOS DESPUÉS

- ¿Cómo ha visto la implementación de estas formas de trabajo en países como Colombia?

Cuando comparamos este proceso con otros procesos que ha tenido la raza humana, todo ha sido bastante rápido.

Es una realidad que cada vez ocurre más con personas trabajando desde cualquier parte del mundo con compañías de distintos países. Hay sectores en donde el trabajo remoto es más común en Latinoamérica que en Estados Unidos, como el desarrollo de software. En Colombia hay más desarrolladores de software per cápita trabajando remotamente de los que hay en Estados Unidos.

La razón es porque no trabajan para compañías colombianas, sino para compañías de diferentes partes del mundo, incluso de Silicon Valley, donde les pagan muy bien.

En cambio, en Estados Unidos se ha utilizado el trabajo remoto en Servicio al Cliente desde hace más de 20 años, mientras que en Colombia empezaron a realizar la transición de su departamento de Servicio al Cliente, al trabajo remoto sólo con la llegada de la pandemia.

- ¿Cómo ha visto esta transformación en Colombia en tiempos de pandemia?

El cambio lo comparo con mi primera experiencia comiendo sushi, que fue terrible, fue por presión social y el sushi estaba viejo, por lo que lo probé y fue horrible. Por dos años no lo volví a probar, hasta que a mi propio ritmo e iniciativa, lo volví a probar y encontré sushi bueno, que me gustó tanto que al día de hoy es mi comida favorita.

Eso es precisamente lo que ha ocurrido con el trabajo remoto en la pandemia, porque la vasta mayoría de la gente que probó el trabajo remoto fue porque la pandemia lo obligó, como cuando te embuten un pedazo de comida que no quieres probar, pero te tienes que comer.

El trabajo remoto es mucho más bonito de lo que hemos visto en la pandemia. Incluso, personas que hemos trabajado por años de manera remota, el trabajo remoto durante la pandemia no ha sido nada divertido.

- ¿Cambió mucho su propia forma de trabajo?

Antes de la pandemia me levantaba en la mañana empezaba a trabajar, mi hija se despertaba y hacíamos alguna actividad juntos y la llevaba a la escuela para volver al trabajo, tomarme un café en la esquina y retornaba a la casa a trabajar. Llegaba la hora del almuerzo con mi esposa y salía a recoger a mi hija, para volver a trabajar, mientras que en la noche llegaban amigos a casa o salíamos a comer.

En la pandemia toda esa rutina desapareció. Mi hija no va a la escuela, no puedo ir al café, no salimos a comer y los amigos no vienen a casa. Por eso, es importante visualizar que la realidad del trabajo remoto es diferente a la realidad del trabajo remoto durante la pandemia.

De hecho, mucha gente confunde que el trabajar de manera remota es trabajar desde la casa y no necesariamente es así. Pre Pandemia, las compañías que ya usaban estas formas de trabajo, ya ofrecían a sus empleados las facilidades para que pudieran cumplir con su labor desde cualquier espacio que ellos quisieran.

A mí me encanta trabajar desde casa, tengo la dicha de contar con un espacio ideal para ello, pero mucha gente no tiene esa dicha o prefieren un espacio diferente, quizás cerca de casa a donde se puedan trasladar caminando.

- ¿Algunos le temían o incomodaban llevar el trabajo a casa?

La Revolución Industrial llevó a la creación y crecimiento de las fábricas de trabajo con líneas de producción, donde una persona realiza la misma labor todo el tiempo. Cuando haces eso por 60 horas semana, o más, durante toda tu vida laboral, eso no lo puedes llamar vida.

Toca encontrar el balance entre vida, que está a un lado de la balanza, y trabajo, que está en el otro. El trabajo remoto te permite integrar vida con trabajo. Hay cuatro cuestiones que hacen que un ser humano tienda a sentirse feliz o que está trascendiendo en la vida: su interacción con su familia, interacción con su sociedad, con sus amigos y sus interacciones laborales, y permitir que su trabajo sea parte de ello es muy importante.

Integración de vida y trabajo es saber que a veces puedo pausar el trabajo para hacer cuestiones personales y viceversa. No estoy con una camisa de fuerza que no permite ese tipo de opciones.

Mi hija tiene a las 10:00 de la mañana una exposición en la escuela, por lo que puedo ir y trabajar desde un café al lado de la escuela, ir a la exposición y volver a trabajar, pero eso mismo, desde una oficina, hace que la logística sea mucho más complicada y en muchos aspectos casi imposible.

- ¿Qué se requiere para implementar el trabajo remoto?

Se requiere de mucha disciplina y organización, pero no solo desde el empleado, también desde el líder o empleador. El trabajador o candidato al empleo requiere de disciplina y en lo posible tener un espacio ideal para trabajar.

En el libro ‘Remoter’ compartimos algunos tips, como el uso de audífonos, que si su familia ve que lo usa, sabe que está trabajando y no deben interrumpirlo.

Pero de nada sirve que el empleado sea disciplinado y organizado si su empleador no es un buen líder remoto. El liderazgo se debe basar en la gestión de desempeño, se basa en el resultado de su trabajo y no en qué tanto esfuerzo pone para la realización del mismo.

Debemos dejar atrás esa creencia en medir al empleado en sus ‘horas nalga’ en la oficina y más en los resultados del trabajo y que tal fue el impacto.

“El trabajo remoto es mucho más bonito de lo que hemos visto”

Alenxander Torrenegra.

REMOTO O PRESENCIAL

- ¿La presencialidad en el trabajo está sobrevalorada?

Hay muchas personas que somos apasionadas por el trabajo, y trabajamos mucho, pero eso no implica que siempre debemos estar ahí, presentes. Yo soy mucho más productivo cuando, después de almuerzo, salgo en bicicleta una hora, y durante ese tiempo estoy meditando sobre el desarrollo de la compañía, lo que no lograría estando sentado en una silla de escritorio esa misma hora.

- ¿Se puede mezclar el trabajo presencial con el remoto?

Hay compañías que no son remotas para nada, otras amigables al trabajo remoto y otras que principalmente son remotas, junto a las que son completamente remotas. Pero la invitación en el libro es intentar evitar tener una compañía con oficinas y que la gente trabaje remotamente.

Esto conlleva, en muchos aspectos, a tener empleados de primera y segunda clase. El de primera clase es quien interactúa presencialmente y remotamente, mientras que aquel que no va a la oficina, sólo tiene un canal de comunicación, lo cual hacen que se sientan como ciudadanos de segunda clase.

- ¿Cómo hacer la transición?

Si la compañía quiere pasar de ser oficina a ser remota, lo primero que debe irse a trabajar de manera remota debe ser el CEO, de lo contrario eso pocas veces funciona.

- ¿Qué desventajas tiene el trabajo remoto?

No todo es color de rosa. En esta nueva forma de trabajar no se forman relaciones interpersonales fuertes entre los empleados. Dejas de generar amistades que nacen por compartir un espacio de oficina. Menos amistades, pero más relaciones con personas alineadas profesionalmente.

Es importante que las personas de recursos humanos entiendan que las empresas que tienen trabajo remoto no tienen que ser familias, pero tienden a ser mejores equipos, y cualquier buen profesional prefiere trabajar con equipos y no en familia.

- ¿Cuáles son las ventajas para las compañías?

La mayor ventaja para una compañía es tener la posibilidad de conseguir el mejor talento, no sólo de su ciudad, sino a nivel global. Eso aplica también al candidato, que no sólo puede buscar trabajo en su ciudad, puede trabajar para una compañía en cualquier parte del mundo sin moverse de su casa.

- ¿Y la parte legal?

Es un tema que está empezando a ser descubierto y cada país está empezando a implementar distintas regulaciones. En general, la mayoría de compañías que contratan talento remoto, tienen a su personal bajo nómina en el país donde están incorporadas legalmente y en los otros países como contratistas, con acuerdos laborales y se compromete a cumplir las normas laborales. De hecho, ya existen compañías especializadas para lidiar con ese tema.

Hoy ya han pasado varias regulaciones de trabajo remoto, pero que en varias ocasiones ha generado que salga más costoso contratar trabajo remoto local, que trabajo remoto extranjero, lo cual es un punto para trabajar.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

  NOTICIAS RECOMENDADAS