Cultural


Felices 101 años a Aída Díaz, la longeva de Blas de Lezo

Hoy, 20 de mayo, es su cumpleaños. Hijos, nietos, bisnietos y tataranietos celebran más de un siglo de su salud y buena memoria.

VALERIA VIAÑA PADILLA-EL UNIVERSAL

20 de mayo de 2021 09:18 AM

El 20 de mayo de 1920, nació en Berástegui, Córdoba, doña Aída Díaz de Sornoza, precisamente cuatro días después de que el papa de entonces canonizara a la heroína francesa, Juana de Arco. Ese mismo año se produce la primera transmisión por radio en Inglaterra, y también el pacifista Gandhi comienza una campaña de desobediencia civil contra el imperio británico.

Y pensar que todo eso sucedió cuando Aída llegó a este mundo. Hoy cumple 101 años de edad y está feliz por superar el siglo de vida. La cordobesa todavía se considera una ”dura” por su fortaleza, pues este seudónimo lo adoptó tras aparecer hace un año en las páginas de nuestro periódico cuando cumplió 100, llevando el título de ‘La dura de Blas de Lezo’, haciendo referencia al barrio donde vive, y desde entonces, familiares y amigos así la llaman - “la dura”.

(Lea también: Son 100 años, ¡Felicidades, doña Elizabeth!).

Aída Díaz siempre fue una mujer del hogar. Tuvo 8 hijos, 31 nietos, 49 bisnietos y 6 tataranietos.

Todos ellos no solo consideran que su ancestra es una berraca incansable que le sonríe a la vida a pesar de las circunstancias, pues también admiran su valentía y responsabilidad al cuidarse con mucha cautela del virus que anda cobrando vidas por estos tiempos: el COVID-19. Nunca ha dado positivo.

Y sigue sorprendiendo saber que Díaz Sornoza todavía tiene sus cinco sentidos bien ajustados: habla, escucha, come de todo, se baña sola y camina, aunque con la ayuda de un bastón y de algunos familiares cuando se requiere.

Se la pasa pendiente a su salud, de tomarse la presión, de sus pastillas, a comer saludable en sus diferentes horarios, y a absolutamente todo.

“Mi bisabuela entabla una conversación contigo sin ningún problema. Quizá aveces habla bajito, otras un poco rápido que no se le entiende, pero siempre es consiente de lo que dice”, reconoció su bisnieta Karell Blanco.

Aquí un mensaje de sus familiares quienes conmemoran su cumpleaños 101:

AIDA, naciste en el mes más maravilloso del calendario: el de las flores, de la alegría, la Paz y el de la virgen María, madre de nuestro Salvador. Pocas personas como tú han superado un centenar de años, y aunque un poco difícil Dios te ha colmado con una vejez de paz y ventura. Todos tus hijos, nietos, bisnietos y tataranietos te valoran, respetan y te aman con todo su corazón.

Nada te sobra pero nada te falta, siempre contarás con el cariño y amor de todos tus descendientes hasta el último día de tu existencia”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS