Cultural


¡Feliz cumpleaños! Doña Candelaria celebra 110 años

La habitante del barrio Torices, Candelaria Padilla Ladeuth, llega a 11 décadas con la memoria intacta y muchas anécdotas que contar.

VALERIA VIAÑA PADILLA-EL UNIVERSAL

13 de julio de 2021 08:41 AM

Doña Candelaria Padilla Ladeuth nació en una época muy difícil para Colombia, pero pese a todas las adversidades que tanto ella como sus contemporáneos tuvieron, logró salir adelante y ahora cuenta esas anécdotas con orgullo y valentía.

Corría el primer año de la segunda década del siglo pasado cuando esta mujer vio la luz por vez primera. Meses antes, el 19 de enero de 1911, varias personas murieron de hambre en las calles de Bogotá a causa de la grave situación social que vivía el país. Y no solo eso, en ese mismo mes los misioneros evangélicos trataron de presentar a los indios motilones como una tribu de asesinos e incitaron a su exterminio.

Definitivamente fueron tiempos difíciles los que vivieron nuestros antepasados, pero poco a poco el país retornaría a la luz. Y no solo porque 6 meses después esa luz fue la que vio doña Candelaria al nacer en San Antero, Córdoba, sino también porque en la ciudad vecina de Montería se cumplía apenas un mes de inaugurarse la luz eléctrica.

Por ese entonces Montería no era la capital de Córdoba y Córdoba, como departamento, ni siquiera existía.

¡Qué dicha la de Cande! Hoy llega a sus 110 años y aún recuerda cosas que vivió cuando tenía cuatro y también por qué emigró de su pueblo a Cartagena.

(Lea también: Felices 101 años a Aída Díaz, la longeva de Blas de Lezo).

Así empezó la vida

“Recuerda que a los cuatro años la atendía su hermana mayor y hasta le cocinaba a ella y sus otros 11 hermanos en el pueblo y Cande le decía: “tata, Tata, ya está el arroz pa comé’ con la uca, uca” (queriendo decir boca) y así transcurrió su niñez.

A los 9 años de edad Candelaria llegó a Cartagena y, siendo menor de edad, se dedicó a trabajar en una casa en Bocagrande hasta los 15 años. Desde allí atravesó una dura enfermedad que la tuvo hospitalizada y por eso sus patrones la regresaron a San Antero.

“Me cuenta mi mamá que cayó en una depresión tan grande que apenas a los 15 años ya no quería vivir. Pero las cosas de Dios son tan grandes que mañana (hoy) cumple 110 años y le ganó la batalla a la muerte”, dijo su hija Etilsa Mena Padilla.

Al cumplir la mayoría de edad decidió regresar a La Heroica, se estableció en el barrio Torices donde todavía vive y continuó trabajando como empleada doméstica. Así sacó adelante a sus tres hijos, de los cuales dos viven en Cartagena y otro en Riohacha.

¡Feliz cumpleaños! Doña Candelaria celebra 110 años

Familiares de Candelaria insisten en que la vacunen en su domicilia por su extrema y avanzada edad.

“Con su mente intacta, mi bisabuela reconoce que Dios la ha favorecido por ser tan honrada: cuando trabajaba como empleada doméstica se encontró un fajo de billetes en dólares y, en vez de aprovecharse y guardarse ese dinero, prefirió devolvérselo a sus patrones y eso la hace sentir orgullosa”, relató su bisnieta Melissa Álvarez quien también se deleita con las anécdotas de su ancestra.

Doña Cande tiene tres hijos, 12 nietos, 26 bisnietos, 6 tataranietos y un saltacorral. Algunos familiares celebrarán con ella con torta y bebida en una sencilla reunión en casa, pues la idea es evitar aglomeraciones que la lleven a contagiarse de COVID-19 que, dicho sea de paso, es la segunda pandemia que atraviesa.

Algunos de sus nietos insisten en que su EPS la vacune hasta su domicilio, ya que por cuestiones de salud y los achaques de su vejez, no es conveniente trasladarla a los puestos de vacunación, pero esa petición aún no se ha resuelto.

“Mi bisabuela come de todo, se baña sola — aunque sentada en una silla — tiene una buena memoria y está dispuesta a que Dios la recoja cuando Él lo decida”, puntualizó Melissa.

Familiares y amigos de doña Candelaria le desean un feliz cumpleaños en sus más de 10 décadas.

  NOTICIAS RECOMENDADAS