Gustavo Tatis: la genialidad de un escritor

08 de marzo de 2019 12:00 AM
Gustavo Tatis: la genialidad de un escritor
Gustavo Tatis nació en Sahagún (Córdoba) en 1961. Es redactor cultural de este diario hace más de 30 años.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Acaba de publicar en España, de la mano de Editorial Navona, su libro ‘La flor amarilla del prestidigitador’, una serie de crónicas sobre su amistad con Gabriel García Márquez. Gustavo Tatis Guerra es uno de los escritores más prolíficos y sagaces del Caribe colombiano. Ayer se lanzó su libro y hoy estará declamando poesías inéditas en Madrid, como invitado del PEN Club, organización de escritores españoles.

Sobre Gustavo, podemos decir que es un lector empedernido, un hombre apasionado por la pintura y un poeta excepcional, que encuentra dentro de un cuartico de su casa de 3 por 3 metros, repleto de pilas de libros, en la soledad de la madrugada, una fecunda inspiración para crear geniales piezas. “El de la madrugada y las primeras horas del día es un tiempo que fluye muy lentamente. Yo me siento feliz en ese espacio, lo adoro, a pesar de que es incómodo”, refiere.

La obra de este escritor y poeta ha transcendido fronteras con la publicación de su primer libro en Europa. Hoy declamará poemas inéditos en Madrid.

La profesión más privilegiada

Mucha gente me dice que por qué no me he ido para otro país. La gente cree que el éxito tiene que ver con atesorar dinero, pero no mide la felicidad por la capacidad de entrega por un trabajo. Creen que el periodista exitoso es el que vive muy bien, pero es un trabajo en el que no hay jerarquías. Es la profesión más privilegiada, porque si no fuéramos periodistas no conoceríamos tantos seres humanos y no llegaríamos a tantos corazones”.

SUS OBRAS

1988: ‘Conjuros del Navegante’.

1994: ‘El Edén Encendido’.

1996: ‘Con el perdón de los Pájaros.

2002: ‘La ciudad amurallada’ (Crónicas de Cartagena de Indias).

2002: ‘Alejandro vino a salvar los peces’, Premio Nacional de Cuento Infantil Comfamiliar del Atlántico.

2005: Ensayo sobre Virginia Woolf: ‘Bailaré sobre las piedras incendiadas’.

2007: ‘He venido a ver las nubes’.

2008: ‘Evangelio del viento’, antología

2010: ‘Todas las formas del mundo’

2013: ‘Corazón de pájaro’.

‘La iguana tiene sed’.

‘No le cuentes a nadie que hemos enterrado un tesoro’.

2017: ‘Lucho Bermúdez, un clarinete en la eternidad’.

2019: ‘La flor amarilla del prestidigitador’.

La llave a Gabo

“Cuando leí ‘Cien años de soledad’, quedé fascinado. Tenía 14 años, no recuerdo cómo llegó el libro a la casa. Después supe que mi madre y mis abuelos maternos, Ricardo Ulises Guerra y Escolástica Flórez, habían sido vecinos, amigos y contemporáneos de Gabriel Eligio García Martínez, el papá de Gabo (...) Cuando yo llego a Cartagena, una vez yo estaba cobrando la pensión a mi abuela Escolástica, la cola era larguísima y de repente gritaron: ‘Escolástica Flórez viuda de Guerra’, y respondí: ‘Yo’. La gente se echó a reír. De pronto veo llegar a un señor bonachón que se me acerca y me dice que era amigo de Escolástica, el señor era el papá de García Márquez”, narra el escritor. A partir de ese día comenzó una amistad que, considera Tatis, fue la primera llave para conocer a Gabo.

SUS PASOS

A los 14 años ganó su primer premio. ‘Cosas de mi hermano’ triunfó en un concurso departamental en Córdoba. “Es un cuento en segunda persona, el jurado creyó que yo era seguidor de Juan Rulfo pero yo nunca había leído a Juan Rulfo, lo empecé a leer y me sigue fascinando”, recuerda. El cheque del premio lo regaló a su mamá.

Ya para entonces otros autores lo habían cautivado. Desde los cuentos infantiles que su padre llevaba a casa hasta la literatura europea, griega, grecolatina, Shakespeare, Platón. “Empecé a escribir a los 11 años. En el colegio hice dos novelas en varios cuadernos, eran novelas muy rurales”, dice.

Su padre tenía una biblioteca muy completa, de la que se surtió literariamente por años. “Eso me impactó muchísimo. Mi padre escribía sonetos, era muy clasicista en la poesía, influenciado por Julio Valencia, Guillermo Flórez, José Eustasio Rivera y otros escritores”.

El primer libro de Tatis salió en 1988. ‘Los conjuros del navegante’. “Son como 30 poemas que escribí a los 20 años, hablan del río Sinú, de los mitos, de las leyendas, de la gente, que son los temas que siempre me han fascinado en la poesía”, menciona.

En 1992, recibió el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar por una serie de entrevistas, entre las que figura una a Gabriel García Márquez. Con esa entrevista a Gabo, comienza el libro ‘La flor amarilla del prestidigitador’. También fue nominado a este mismo premio en 1993, 1995 y 1997.

Tatis ganó dos veces el Premio de Periodismo Distrital Antonio J. Olier, en Cartagena, y ganó en 2003 el Premio de Periodismo Álvaro Cepeda Samudio.

‘Ofrendas’ se llamó la primera exposición pictórica de Tatis en Cartagena, con 47 obras. Sus pinturas narran su cercanía con la naturaleza, con el río o el mar. “Yo creo que la pintura, la literatura para niños y una novela juvenil que acabo de terminar, tienen muchos puntos de encuentro, el común denominador es un retorno a la infancia”, explica.

PARA EL FUTURO

Gustavo quisiera escribir una novela sobre sus más de 30 años como periodista de El Universal, de aquellos personajes con los que compartió en esta redacción, sus amigos y compañeros, como Eduardo Herrán, Germán Molano y Alfredo Pernet. “Es una historia fantástica la historia de la ciudad a través del periódico”, anota. También “estoy tratando de publicar un compendio de 30 años de poesía”, agrega.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cultural

DE INTERÉS