Deportes


Hace un año el accidente de Egan Bernal conmocionó al país

El ciclista colombiano se encuentra participando en la Vuelta a San Juan en Argentina.

Este martes 24 de enero se cumple un año del accidente que conmocionó al país.

Egan Bernal, quien en ese entonces era el vigente campeón del Giro de Italia, sufrió un aparatoso choque contra un bus mientras entrenaba con el su equipo INEOS Grenadiers en el municipio de Gachancipá, ubicado cerca a Bogotá.

Lea aquí: ¿Por qué Nairo Quintana ha sido un grande del ciclismo colombiano?

El pedalista fue a varias sometido cirugías y duró al rededor de dos semanas en la clínica de la Universidad de La Sabana. Se quebró más de 20 huesos y los colombianos temían que más nunca se volvería a montar en una bicicleta.

Pero, hoy, un año después Egan Bernal está participando en la Vuelta a San Juan en Argentina, prueba con la cual iniciará la temporada ciclista en el 2023.

Desde Argentina, Egan habló con Espn sobre su actualidad y agradeció las muestras de afecto que le envían los aficionados del ciclismo mundial. “Lo primero es dar las gracias por todas las oraciones, soy católico y creo que toda esa buena energía funcionó, ahora quiero hacer las cosas lo mejor posible por la gente. Estoy tranquilo, creo que gané la carrera más importante para mí, la carrera de la vida, y ahora quiero inspirar a las personas que de pronto están pasando por un mal momento para que puedan superarlo, luchen y sigan adelante”, dijo el ganador del Giro de Italia 2021 y Tour de Francia 2019.

Hay que recordar que en medio de este año de proceso, Egan a veces ha usado las redes de forma cómica, como la vez que escribió: “Si yo fuera un carro, ¿vendría siendo un siniestro o un segundazo casi nuevo?”, refiriéndose a sus lesiones.

Sus familiares y amigos siempre han manifestado la admiración que les genera, pues no se daba un peso por su recuperación.

Fabio Rodríguez, su primer entrenador, exalta la tenacidad con la que Bernal afrontó su recuperación. “No por la fuerza de voluntad que ha mostrado, sino porque tras el accidente el panorama era bastante desalentador. Tener 20 huesos rotos y todas las otras lesiones era algo que hacía pensar lo peor, pero gracias a Dios llegó a manos de grandes profesionales que hicieron todo lo posible y le salvaron la vida”, comentó.

  NOTICIAS RECOMENDADAS