Deportes


Otro año del Real Cartagena siendo poco equipo para tan buena hinchada

Real Cartagena empató el pasado 11 de noviembre con Leones en la última fecha de los cuadrangulares 2023-ll. Tras el 1-1 final sellaron 12 años en la ‘B’.

YOIBER HERRERA HERNANDEZ

13 de noviembre de 2023 10:25 AM

Lejos se ven los días en que Cartagena tuvo un equipo de fútbol con el que se identificara la gente al contar con nombres como Fram Pacheco, Humberto Mendoza o David Ferreira.

Construir una identidad en el fútbol no es fácil, tanto para clubes como para hinchas. Luego de las glorias es cuando se demuestra qué es lo que realmente une a un equipo con sus fanáticos, con su ciudad.

Stiven Saldarriaga, hincha del Real Cartagena de 36 años de edad, habló desde su experiencia como líder barrista e hincha desde hace 25 años y dejó claro que el hincha del Real Cartagena peca de inocente pues aún sin proyectos serios o jugadores destacados, no abandonan el equipo. Bolívar a semifinal en el Voleibol Playa: Juegos Nacionales del Eje Cafetero.

Para él, “los seguidores suelen enamorarse de títulos y victorias”. No es mentira. La cantidad de aficionados ha bajado con el pasar de los años, pero el amor es algo que se hereda.

Mientras Cartagena tenga figuras como Wilmar Barrios y Jorge Carrascal, que demuestren el talento local, habrá quienes se interesen en el deporte y tal vez, en busca de vivir esa pasión, terminen en el Estadio Jaime Morón.

Aunque lo normal es que el amor por los Heroicos se herede, como le pasó a Stiven. Y a muchos otros que, por ejemplo, van a alentar con un suéter heredado de algún familiar.

Stiven recuerda con nostalgia los años de 1999 a 2011, una época dorada en la que el Real Cartagena desplegaba en el campo jugadores que parecían llevar la camiseta no solo por el sueldo, sino por un compromiso palpable con los colores y la ciudad.

Esa conexión profunda entre jugadores y afición parece haberse desvanecido con el tiempo, una realidad que pesa en el corazón de los fieles seguidores. “En esos tiempos los que jugaban para el Real sí eran jugadores profesionales. Unos bárbaros”, sentenció Stiven.

Ya sea en las ‘barras bravas’ de norte y sur los veteranos de Muralla Real, o el grupo de Stiven, Familia Real, conformado por antiguos barristas, van al estadio para “compartir la pasión por el estilo de vida que el Real Cartagena representa para ellos”. Una pasión y amor que nadie más que los hinchas del Real sienten, y que hace más de una década. Baloncesto Profesional: Titanes gana primera batalla a Cafeteros.

Un equipo sin hinchas no es del todo un equipo. No puedes llevar el “Cartagena” en tu nombre si no respetas el sentir de la misma. Los dueños del Real Cartagena han hecho difícil creer a una ciudad entera sobre un posible ascenso. Esa misma gente merece respeto, porque pasa el tiempo y cada vez es más complicado ser tan buenos hinchas de un equipo tan pobre.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS