Deportes


Ronaldo Hernández, el nuevo ídolo de Sincerín, que sueña en grande

Hace parte del roster de los 40 de los Ray de Tampa. Confía en que la pandemia pase pronto y así llegar a las Grandes Ligas. Es receptor y tiene poder al bate.

CARLOS CABALLERO VILLA

03 de mayo de 2020 12:00 AM

El 16 de julio de 2010, Sincerín, corregimiento del municipio de Arjona (Bolívar) se dio a conocer al mundo cuando un hijo suyo, Ernesto Frieri fue subido a Grandes Ligas con los Padres de San Diego.

Frieri, lanzador derecho se mantuvo en la Gran Carpa hasta el 2014, recordó en su momento que para llegar hasta allá tuvo un espejo.

“Tenía 11 años y me encontraba aquí en Sincerín viendo jugar en un pequeño televisor blanco y negro a Édgar Rentería con los Marlins de la Florida en la Serie Mundial ante los Indios de Cleveland. Recuerdo que tomé dos tapas de las ollas del caldero de mi abuela y comencé a hacer fuerza por él. Cuando ese ‘man’ bateó ese hit de oro, ese mismo día, me propuse llegar a las Grandes Ligas. Él fue mi gran estímulo”, dijo Frieri, quien se convirtió en un fuente de inspiración para los peloteros de este corregimiento.

Ronaldo Hernández Martínez, también de Sincerín, desde hace un tiempo viene mostrando sus credenciales en el deporte de la ‘pelota caliente’.

“Yo tenía como 13 años cuando Frieri llegó a las Grandes Ligas, para mí sirvió de inspiración verlo ahí, porque era un representante de mi pueblo. Fue un ejemplo y me dio muchos consejos, eso me ayudó mucho para alcanzar la meta inicial, que era firmar, y luego salir adelante”, asegura Ronaldo, quien se desempeña como receptor y actualmente hace parte del roster de los 40 en el equipo de Ray de Tampa.

Tiene 22 años y, así como Frieri, se siente orgulloso de haber nacido en Sincerín, Bolívar.

“Me hice pelotero aquí mismo, en los pueblos donde jugué. Me hice en Sincerín, Arjona y Malagana. En este último comencé a evolucionar y logré que varios scouts me vieran. Finalmente me firmó Ángel Contreras con Tampa”, asegura Ronaldo, quien pesa 235 libras y sueña con debutar lo más pronto posible.

Nombre futbolero

Su nombre es futbolero y él así lo reconoce. “Mi abuela Elsa me puso así. Cuando nací era e mejor momento de Ronaldo, el atacante brasilero que brilló a nivel mundial. Yo jugué fútbol, me desempeñaba como volante o delantero, lo hacía bien, pero en ese tiempo en mi pueblo no había casi oportunidad en este deporte”, dice Ronaldo, quien finalmente se dedicó al béisbol, sacando muy buenas notas.

Tiene una fuerza descomunal, desde hace varios años viene mostrando su poderío con el bate, característica que lo tiene muy cerca de conseguir el sueño de su vida.

Haber sido llamado al roster de 40 en los campos de entrenamientos de este año le abrieron una posibilidad de debutar en el inicio o durante la temporada de béisbol en las Grandes Ligas. Pero la pandemia del coronavirus, que azota al mundo entero, tiene frenado todo.

A LA ESPERA

¿Qué significa hacer parte del roster de los 40 en Tampa Bay?

- Es una alegría inmensa, no es todo el mundo el que está ahí, creo que me he ganado eso con mi trabajo y dedicación.

¿La pandemia ha atrasado su sueño?

- Estamos viviendo tiempos difíciles con esta pandemia, como todo pelotero tenía la esperanza de subir este año a las Grandes Ligas, pero debido al coronavirus la situación no es la más adecuada. Cuando Dios me dé la oportunidad de llegar estaré listo, entrenaré siempre duro para lograrlo.

¿Su ídolo en este deporte?

- Desde que comencé he admirado siempre a Yadier Molina, el receptor actualmente de los Cardenales de San Luis.

¿Hay muy buenos peloteros en Sincerín?

- Sí. Hay buen material, yo los aconsejo mucho, que sigan los mismos pasos míos y de Frieri, que luchen por sus sueños, que entiendan que el deporte ayuda a transformar vidas y a alejarse de los malos pasos. Aquí hay que ser solidarios los unos con los otros.

¿Frieri fue muy solidario con usted?

- Siempre y estoy agradecido por eso. Pude compartir con él en un equipo por fin, fue el año pasado cuando jugamos para los Tigres. Hablaba mucho conmigo y me daba consejos, que seguro me van a ayudar a ser grande. Hay que aprender de los mayores, de los que ya vivieron esas experiencias.

¿Cuántas selecciones Bolívar?

- Una sub-15 y en sub-18 representé a Colombia. Fue una bonita experiencia.

¿Su mejor cualidad como pelotero?

- La ofensiva. Doy gracias a Dios por haberme entregado ese don, soy un bateador de poder, sigo trabajando para mejorar en este aspecto y, además, para mejorar en mi defensa, sueño con estar al mismo nivel de las grandes leyendas de las Grandes Ligas en esta posición.

Arjona sí que ha sacado la casta en las Grandes Ligas ¿Qué opinión le merece José Quintana?

- Siempre he admirado a Quintana, lo conocí personalmente en una cena el año pasado, me llevé una grata impresión, me llevó hacia un lado, haló conmigo, me dio ánimo y me aconsejó. Eso es lo que deben hacer siempre los Grandes Ligas, ayudar a los muchachos que vienen atrás abriéndose paso.

“No me rindo”

El hijo de José Eliécer y Delcy del Carmen confía en sus cualidades y durante la cuarentena sigue trabajando para lograr su meta.

Tiene talento, ganas y mucho corazón para jugar pelota. “Dios quiera pueda debutar pronto en las Grandes Ligas. Sigo entrenando para lograr mi sueño, yo no me rindo”, finaliza.

  NOTICIAS RECOMENDADAS