Económica


Las propuestas de la Reforma Laboral para la reconversión laboral energética

Específicamente, el artículo 62 del documento promueve un plan para sustituir los ‘empleos marrones’.

LA REPÚBLICA

11 de septiembre de 2023 10:23 AM

La reforma laboral del Gobierno de Gustavo Petro destina un apartado a la protección laboral frente a los procesos de descarbonización y transición energética, fenómenos que vive el sector minero energético a nivel mundial.

Si bien este articulado trae al país la discusión, ya vigente en otras latitudes, de cómo transicionar los oficios de aquellos que trabajan en energías tradicionales, la estructura de la propuesta del Ministerio de Trabajo ha recibido duros señalamientos que cuestionan la efectividad del proceso.

El primer cambio entre articulados es que en la versión original abarcaba a “toda empresa que realice explotación minera de carbón o petróleo”, y ahora también se incluye a aquellas firmas que realicen “actividades asociadas con la generación de energías que estén en proceso de descarbonización, de transición o de cambio de matriz minero energética por renuncia o cambio de operación o actividad”.

Asimismo, mientras la primera propuesta consistía en un plan de reconversión de cuatro puntos, la nueva versión incluye siete apartados. Lee también: Visa americana beneficia a personas con habilidades o logros extraordinarios.

Según indican desde el Ministerio de Minas y Energía, estos serían los 7 apartados que trabajaría la reforma:

Artículo 62: protección laboral frente a procesos de descarbonización y transición energética.

1. Identificación clara de trabajadores afectados por la reconversión

2. Ruta de reconversión o reubicación laboral de trabajadores afectados

3. Posibilidad de reubicación laboral o planes de retiro voluntario

4. Continuidad en la afiliación y cotización a seguridad social

5. Financiación de fondo de diversificación económica para afectados

6. Personas afectadas ingresarán a la Unidad de Servicio Público de Empleo

7. Reparación social y ambiental por los efectos de la actividad minero-energética

El programa debe contar con un mecanismo para la identificación de los trabajadores afectados por la transición, la descarbonización, el cambio de matriz energética o el cambio de operación.

También debe incluir una ruta de reconversión laboral o, dado el caso, un plan de retiro voluntario que garantice un mínimo vital al trabajador por la duración del plan de descarbonización.

En materia social, también incluye la continuidad en la afiliación y cotización al seguro social por lo que dure la transformación y la creación de un fondo de diversificación económica para los extrabajadores directos, indirectos y contratistas “para organizarse e impulsar la economía popular”.

El documento precisa que toda persona que se vea afectada por la transición ingresará a la ruta de empleabilidad de la Unidad del Servicio Público de Empleo.

Este plan, de acuerdo con lo que plantea la norma, deberá ser concertado y construido con los empleados de la compañía y las organizaciones sindicales de la firma. Deberá ser socializado por ambas partes y necesitará el visto bueno de la cartera laboral para su ejecución.

Juliana Morad, codirectora del Observatorio Laboral de la Universidad Javeriana, resaltó los aspectos positivos de este articulado. “Creo que establece un proceso puntual de lo que sucederá en la transición energética (...) Es positivo que establezca una ruta clara para este proceso”, dijo la experta.

No obstante, para la también directora del Departamento Laboral de la misma casa de estudios, el articulado evidencia lagunas en su proceso. “Si bien establece un mecanismo de tránsito claro, no se infiere la capacitación y el fortalecimiento de los procesos de formación para el trabajo necesarios en esta”.

Por su parte, Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería, siente que esta iniciativa es una carga adicional para el quehacer de las empresas encargadas de la extracción energética.

“El artículo 62 establece un tratamiento inequitativo para las empresas del sector minero, petrolero y energético e impone cargas incuantificables que escapan del deber y la capacidad empresarial”, afirmó.

Julio César Vera, presidente de Xua Energy, también destacó los apartados sociales positivos de la propuesta, pero mencionó que la implementación de los puntos puede resultar “muy costosa a nivel económico y social para el país”.

“Dichos planes que se proponen deben tener unos límites claros, que no obliguen a imposibles o a costos desmedidos para las empresas”, agregó.

Sobre esa idea también se expresó Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería, ACM, quien garantizó que este proyecto establece un trato inequitativo para estas empresas frente a sus similares de otros sectores. Lee también: El Gobierno invertirá más de $100 billones en infraestructura de transporte.

“El artículo impone cargas incuantificables abstractas que escapan del deber y la capacidad empresarial, como es la de acordar una ‘ruta de reconversión laboral’ y que por el contrario obedecen a obligaciones que debe suplir el Estado”, señaló.

Cabe destacar que el sector Minero-Energético, según datos del Ministerio del Trabajo, aportó para 2020 dos mil nuevos empleos, representó 109 mil 90 empleos directos e indirectos y generó ingresos por $14,08 billones de pesos. Asimismo, para 2022, las regalías mineras cerraron en $6,13 billones de pesos.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS