Piden regular exportación de ganado en pie

09 de noviembre de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La polémica por las exportaciones masivas de ganado en pie continúa encendida y un nuevo protagonista entró en la escena: los frigoríficos.

A los pronunciamientos recientes de grupos de animalistas que cuestionan las condiciones en que son transportados estos animales al exterior, se suman ahora los empresarios de los frigoríficos quienes aducen que esa actividad está afectando el empleo y los ingresos del sector.

Álvaro Urrea, presidente de Frigoríficos de Colombia, hizo una petición al Gobierno Nacional para que se regule la exportación de estos animales en pie “por causar fuertes perjuicios a la economía colombiana y al sector cárnico”.

“La exportación de animales en pie solo beneficia al vendedor, en cambio sí trae graves consecuencias para la industria y la economía colombiana”, expresó Urrea, al referirse al embarque de más de 20 mil animales hecho a Iraq entre 30 de septiembre y los primeros días de octubre, por el Puerto de Mamonal, en Cartagena.

CONSECUENCIAS

En opinión de los voceros de los frigoríficos estas son las consecuencias de esa operación:

1. Por la exportación de 20 mil animales en pie, se dejan de otorgar cerca de 40 mil empleos en nuestro país. Estos empleos se generan a los transportadores que trasladan las 20 mil especies de animales dentro del territorio nacional, pero además para mover este nivel de carga, se requieren conductores y ayudantes. Para ser más precisos en la cuenta, un furgón de carne refrigerado carga en promedio 20 animales en canal, lo que significa que para trasladar 20 mil animales se requieren 1.000 vehículos que deben pagar fletes, deben tener conductor y ayudante y deben pagar combustible y peajes.

2. Un planta de beneficio con capacidad de 300 animales diarios, es decir, un promedio de 8.000 a 9.000 animales al mes, emplea 250 operarios directos, lo que se traduce en 250 familias que se benefician de estos empleos hablando solo de este promedio de animales, lo que significa que para beneficiar los 20 mil animales, son 3 meses de trabajo de una planta, es decir, cerca de 700 operarios que dejan de emplearse por sacar estos animales del país.

3. Las plantas de beneficio también generan empleos indirectos como el transporte para el traslado de sangre, contenido ruminal, la bilis, los productos cárnicos no comestibles como el cebo, la carne canal, la carne despostada, las pieles, los huesos, todo esto requiere vehículos diferentes, todos pagan impuestos, combustibles y seguros en nuestro país.

4. Una carnicería en nuestro país vende en promedio una res diaria, con una venta promedio de 3 millones de pesos. Para esa carnicería se requiere mínimo un carnicero y un ayudante, lo que en matemática sencilla para comercializar 20.000 animales se requerirían 40.000 personas.

5. Hablando del tema económico para el sector industrial, si a una planta de beneficio dejan de ingresar 20 mil animales con un pago de una guía que en promedio cuesta $120.000 por animal, significan $2.600 millones de pesos que se dejan de percibir para el movimiento de la economía colombiana.

6. El Estado también se afecta y no solo las plantas de beneficio porque existe el Fondo Parafiscal con la cuenta carne y leche que recauda en promedio 25 mil pesos por animal, lo que significa que al Fondo le dejan de entrar $500 millones de pesos más otros $500 millones de pesos que se pagan de impuesto de degüello que es de carácter departamental.

En conclusión, sacar sólo 20 mil animales a modo de ejemplo, implica dejar de generar más de 40 mil empleos; por su parte las plantas de beneficio dejan de percibir $2.600 millones de pesos y el Gobierno Nacional y departamental deja de recibir cerca de $1.000 millones, lo que sumado implica $3.600 millones de pesos que deja de recibir el país solo por la exportación de 20 mil animales, lo delicado es que este mismo caso se presenta 4 veces al año, es decir, que ya no se estaría hablando de 20 mil animales sino de 80 mil, lo que sumado resultaría en la pérdida de 160 mil empleos. Las plantas de beneficio dejarían de recibir $10.400 millones, el gobierno nacional y departamental dejaría de percibir cerca de $4 mil millones en impuestos en un año, lo que sin duda genera un impacto negativo en la economía del país sin contar que esta modalidad representa una situación inevitable de maltrato animal, señala un comunicado de los frigoríficos.

Ante los argumentos de la Asociación de Frigoríficos de Colombia, El Universal conoció que la reciente exportación masiva de más de 20 mil cabezas de ganado a Iraq le representó al país (DIAN e ICA) ingresos por impuestos del orden de los 500 millones de pesos; mientras que en la logística de transporte, alojamientos y otros costos se contabilizaron cerca de 2.000 millones de pesos que se irrigaron en la economía de las regiones involucradas en el embarque. Además, la venta de los animales representa para los ganaderos unos mayores ingresos por kilo.

La venta en pie de los animales es un requerimiento de los clientes del Oriente Medio, que por motivos culturales así lo exigen.

“La exportación de animales en pie trae riesgos para el bienestar animal ya que no se les da el trato adecuado. Estas especies no están acostumbradas a andar en superficies que no son las de su naturaleza como pastizales o potreros, sino que en los barcos están expuestos a superficies duras afectando sus pezuñas, en estado de confinamiento, estrés y al ser extensiva nuestra ganadería se requiere en promedio una hectárea por animal, lo que se reduciría a un metro por animal, es decir, que por alrededor de un mes en mar abierto los animales estarían en condiciones infra animales que no podemos permitir”, puntualizó Urrea.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS