Educación


Universidad Nacional pide salvavidas para cubrir déficit por la pandemia

Dolly Montoya, rectora de la Universidad Nacional, hizo un llamado para cubrir el déficit presupuestal de este año, que alcanza los 74.000 millones de pesos.

COLPRENSA

10 de agosto de 2020 06:43 PM

La Comisión Primera del Senado adelantó este lunes un foro, propuesto por el senador Roy Barreras, para discutir sobre la crisis financiera de la Universidad Nacional (UNAL) y sobre la necesidad de establecer la matrícula cero para todos los estudiantes, con el fin de evitar la deserción en las instituciones públicas de educación superior.

Durante la sesión, Dolly Montoya, rectora de la Universidad Nacional, hizo un llamado para cubrir el déficit presupuestal de este año, que alcanza los 74.000 millones de pesos.

Carlos Satizabal, profesor miembro del Consejo Superior, explicó que la crisis de la institución se debe al modelo creciente de autofinanciación, pues la UNAL tiene un presupuesto de 1,6 billones de pesos, de los cuales el 49 % corresponden al presupuesto de la Nación y el 51 % a recursos de la institución a través de los ingresos por matrículas y venta de servicios por asesorías, ambos afectados por la pandemia del Covid-19.

Satizabal afirmó que la pérdida de ingresos a raíz de la pandemia causó que casi un 40 % de los estudiantes de posgrado no pudieran matricularse, reduciendo los recursos que provienen del pago de matrículas.

Carlos Naranjo, representante de decanos ante el Consejo Superior Universitario, también explicó que la crisis ha obligado a usar recursos propios para cubrir el faltante, deteriorando las instalaciones, agravando la crisis financiera de la UNAL y debilitando también el avance en acceso a la educación superior.

Por ello, el docente Satizabal hizo un llamado a establecer un mínimo vital y una matrícula cero, que conlleven así a una deserción estudiantil cero. El profesor también lanzó una alerta para salvar no solo a la Universidad Nacional, al ser el proyecto educativo más importante del país y la institución que produce la mitad del conocimiento que se genera en Colombia, sino a las familias y a las instituciones en un momento en que el país requiere de la juventud, del conocimiento y de la sabiduría.

Durante su intervención, líderes estudiantes de la UNAL como Alejandra Baquero y Laura Pava pidieron que la matrícula cero, aprobada ya para estudiantes de estratos 0, 1 y 2, no sea una medida focalizada, sino de carácter universal, recordando que el desempleo por la emergencia del coronavirus afecta al 26,6 % de los jóvenes y en su mayoría a la población de clase media. Las representantes estudiantiles solicitaron además una inyección presupuestaria adicional para evitar que la crisis se agudice en el corto y mediano plazo.

En ese sentido, la rectora de la institución, que tiene más de 58.000 estudiantes entre pregrados y posgrados, pidió ayuda para financiar al 38 % de los estudiantes, lo que en términos de recursos equivaldría a 30.000 millones de pesos.

Además, Montoya solicitó que se cumpla la ley de honores de la UNAL, que aprobó 100.000 millones de pesos en 2018 por cinco años en homenaje a los 150 años de la institución. Según la rectora, estos recursos no han sido aprobados por el Ministerio de Hacienda, incrementando el déficit de la Universidad.

En el foro participaron también directivos de varias universidades públicas del país, junto con docentes de las instituciones y representantes estudiantiles, líderes de la causa de matrícula cero.