Así afronta la cuarentena el sector de la construcción en Colombia

31 de marzo de 2020 12:00 AM
Así afronta la cuarentena el sector de la construcción en Colombia
El sector de la construcción tiene el 7, 1 % de la mano de obra del país. //123RF.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La intervención de obras civiles que presenten riesgos de estabilidad, amenaza de colapso o requieran acciones de refuerzo estructural y erigir infraestructura de salud necesaria para atender la emergencia por causa del coronavirus, son las dos únicas excepciones para el sector de la construcción que incluye el Decreto 457, que ordena el aislamiento obligatorio.

Lo anterior se traduce en que todas las construcciones y salas de ventas suspendieron actividades desde el pasado 24 de marzo. Son más de 2 mil frentes de obra en proyectos de vivienda y cerca de 7,8 millones de metros cuadrados en proceso de construcción de obras no residenciales, que han cesado actividades, según lo señala Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol).

Forero añade que “en la demanda, el cese de actividades también supone un impacto directo en la inversión en vivienda que hacen los colombianos”, debido a que la cuarentena cambió las condiciones laborales de algunos ciudadanos que tenían planes de adquirir vivienda nueva y por la recesión económica, que también limitan este tipo de inversiones.

“El período de aislamiento obligatorio es sin duda un factor de alta incertidumbre e impacto sobre el sector. Pero nuestro compromiso primordial es la salud pública y contribuir con la estrategia nacional de contención del Covid-19. Por eso es indispensable que todos nos comprometamos y cumplamos con las medidas adoptadas por el Gobierno para que podamos superar este desafío y retomar el desarrollo de la actividad”, puntualizó la presidenta del gremio.

1 millón 600 mil trabajadores esperan

De acuerdo con cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), 7 de cada 100 colombianos ocupados en el país laboran en la construcción, lo que se traduce en 1 millón 621 mil trabajadores, el 7, 1 % de la mano de obra del país, que por el momento esperan que la cuarentena pase, percibiendo menos ingresos y con inseguridad sobre su futuro laboral.

También se esfumaron las esperanzas para todos aquellos que planeaban comenzar a trabajar en el sector en este 2020, pues las proyecciones indicaban que la ocupación aumentaría un 10 %.

Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, señala que “existe un riesgo de no brindar sostenibilidad a las relaciones laborales y, especialmente, de no contar con un flujo de recursos que permita atender el pago de salarios y los costos del sistema de seguridad social”.

Y por ello propone “la liberación de los pagos pendientes o retenidos por los entes contratantes, cuando aquello tenga como causa algún trámite interno en cabeza exclusiva del contratante y no exista incumplimiento ni discusión pendiente con el contratista. Esto permitiría, además, que los contratistas puedan cumplir sus obligaciones con los proveedores y subcontratistas”.

Acompañan a los colaboradores

Los líderes gremiales aseguran estar trabajando en pro del bienestar de los trabajadores del sector :”Desde Camacol estamos trabajando de la mano con el Gobierno nacional y las administraciones locales y regionales para ser parte de la solución; no solo se han tomado medidas de prevención y contención, sino que estamos comprometidos con implementar acciones que nos permitan preservar la seguridad integral de nuestros trabajadores en materia de salud y sustento”, indica Sandra Forero.

Por su parte, el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, anota que “esta coyuntura se convierte en una oportunidad para que los empresarios de la infraestructura apoyen a los empleados y colaboradores que han impulsado con su trabajo el destacado aporte del sector de las obras civiles a nuestra economía. Es el momento entonces de proteger, aún a costa de un mejor resultado económico de las empresas, a estos trabajadores, subcontratistas y proveedores que están en riesgo de supervivencia”.

Solicitan excepciones

Con el argumento de que la construcción ha sido motor de crecimiento del país en los últimos años, la Cámara Colombiana de la Infraestructura pidió al Gobierno exceptuar al sector de ciertos aspectos o regularlo de una manera diferente. Dichas peticiones incluyen el aplazamiento o suspensión temporal de las obligaciones tributarias y financieras, el pago urgente de facturas ya radicadas antes las entidades oficiales que fungen como contratantes en ciertos proyectos y nuevos plazos y costos de ejecución para las obras pendientes por entregar.

Al cierre de esta edición no hay un pronunciamiento oficial del Gobierno sobre tales requerimientos.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Construcción

DE INTERÉS