Guia estudiantil


Salud mental en los adolescentes: ojo a las señales de alerta

Entre los distintos efectos que la pandemia ha dejado a nivel global, las enfermedades mentales se han convertido en uno de los principales retos para los servicios de salud.

Si bien la pandemia pudo haber detonado una serie de enfermedades mentales por cuenta de la zozobra y las medidas de aislamiento, también se puede pensar que gracias a la emergencia sanitaria salió a la luz un fenómeno que nos obliga a estar atentos a distintas señales de alerta, así como a replantear la percepción y los protocolos referentes a la atención de la salud mental.

En el caso particular de los adolescentes, de acuerdo con cifras compartidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) “en el mundo, uno de cada siete jóvenes de 10 a 19 años padece algún trastorno mental, un tipo de trastorno que supone el 13 % de la carga mundial de morbilidad en ese grupo etario”. (Le puede interesar: Consejos que te harán más feliz).

Asimismo, el Instituto Colombiano de Neurociencias de Colombia adelantó una encuesta en 651 hogares, donde se encontró que el 88 % de los niños presenta alguna afectación en la salud mental y el comportamiento, mientras que el 42 % ha visto afectadas sus habilidades académicas en medio de este periodo de reincorporación a la presencialidad.

La OMS señala que la depresión, la ansiedad y los trastornos del comportamiento se encuentran entre las principales causas de enfermedad y discapacidad entre los adolescentes, resaltando que “los adolescentes con trastornos mentales son particularmente vulnerables a sufrir exclusión social, discriminación, problemas de estigmatización (que afectan a la disposición a buscar ayuda), dificultades educativas, comportamientos de riesgo, mala salud física y violaciones de derechos humanos”.

Entre los factores que afectan la salud emocional de los jóvenes sobresalen la exposición a la adversidad, la presión social de sus compañeros y la exploración de su propia identidad. Por otro lado, la influencia de los medios de comunicación y la imposición de normas de género, así como la calidad de vida doméstica y la exposición a distintas formas de violencia, constituyen serios riesgos para su salud mental.

Advirtiendo que el suicidio es la cuarta causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 19 años

Sandra Esmeralda Camacho, psicóloga y decana del Colegio de Psicología de Unicoc, indicó a Colprensa que “dentro de las acciones por implementar es importante desmitificar aquellas creencias que impiden visibilizar la existencia de un problema de salud mental, por ejemplo, el creer que hablar o preguntar sobre suicidio provoca en las personas el deseo de hacerlo”. (Sácale el cuerpo al estrés).

Además de episodios crónicos de depresión, los trastornos alimentarios como la anorexia y bulimia nerviosa, que suelen aparecer durante la adolescencia, se han convertido en una nueva pandemia. “La anorexia nerviosa puede producir la muerte prematura, a menudo debido a complicaciones médicas o al suicidio, y tiene asociada una mortalidad superior a la de cualquier otro trastorno mental”, indican desde la OMS. (Lee también: ICETEX: estas son las novedades 2022-2).

La OMS también hace un llamado para que los servicios de salud dupliquen sus esfuerzos para hacer frente a esta emergencia, señalando que “el hecho de no ocuparse de los trastornos de salud mental de los adolescentes tiene consecuencias que se extienden a la edad adulta, perjudican la salud física y mental de la persona y restringen sus posibilidades de llevar una vida plena en el futuro”.

Fuente OMS: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/adolescent-mental-health

  NOTICIAS RECOMENDADAS