Universidades, ejemplo de adaptación

Rectores de reconocidas universidades de la Costa nos explicaron cómo, sin dejar a un lado la calidad, lograron salir adelante en época de pandemia.

Se destacan las acciones que les permitieron continuar con la formación de sus estudiantes desde la virtualidad, las inversiones en plataformas digitales, becas para estudiantes, descuentos especiales y financiación del valor del semestre, y las capacitaciones a los docentes en enseñanza por medio de la tecnología. Todas están listas para las clases del próximo año, ya sean presenciales, por medio de una metodología de alternancia o virtuales.

Fundación Universitaria Colombo Internacional

Mario Ramos Vélez, Rector/Director.

“La pandemia por la propagación del coronavirus ha traído sin duda, afectación al sistema educativo a nivel mundial y nuestra ciudad no ha sido ajena a ello, sin embargo, también ha generado grandes desafíos y oportunidades. Partiendo de un fiel cumplimiento de las normas de bioseguridad implementadas en nuestras instituciones y siendo cuidadosos de la salud de nuestra comunidad educativa, todos han sido solidarios y muy comprometidos con los procesos de enseñanza-aprendizaje en modo remoto a través del trabajo en casa, apoyados con herramientas digitales, lo que nos ha permitido que nuestros estudiantes logren los objetivos y competencias académicas de alta calidad, previstos para este periodo académico 2P-2020. De igual manera y como apoyo a las dificultades económicas que la pandemia ha generado a muchas familias, otorgamos descuentos especiales en el valor de la matrícula para todos los estudiantes. Quiero destacar la actitud de apoyo solidario de nuestros estudiantes, docentes y administrativos, quienes, con un alto compromiso, han apoyado a mantener fortalecidas a Unicolombo y el Centro Colombo Americano, lo que nos compromete a regresar para el 1P-2021, a continuar liderando la formación bilingüe en Cartagena de Indias”.

Universidad del Norte

Adolfo Meisel Roca, Rector.

“Somos conscientes de las profundas necesidades del Caribe colombiano y que solo con educación podremos transformar. Es por ello por lo que nuestro propósito ha sido el mismo, incluso en medio de la pandemia: dar todas las alternativas posibles para que los jóvenes no suspendan sus estudios y continúen con sus planes de formación profesional. Para este semestre hicimos un esfuerzo institucional histórico: entregamos 274 becas a nuevos estudiantes, y cerca de 1200 becas parciales a estudiantes actuales para que pudieran continuar con su semestre.

Tenemos la convicción de que vamos a seguir apoyando a los jóvenes talentosos del Caribe colombiano y generando con recursos propios, donaciones de empresas y egresados, más oportunidades para financiar los estudios de más jóvenes.

En este orden, se acaba de lanzar la Beca Marvel Moreno para mujeres líderes de nuestro Caribe colombiano, con la que se entregarán 110 a mujeres de la región, quienes recibirán el 50 % de la matrícula del pregrado y el 50 % de la matrícula de idiomas durante toda la carrera. Aplica para jóvenes de cualquier estrato socioeconómico que hayan tenido un desempeño académico destacado en su etapa escolar y está dirigida a interesadas en estudiar los pregrados de Economía, Matemáticas, Música, Ingeniería Civil, Ingeniería de Sistemas, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Electrónica.

Con esta beca la universidad destaca la figura de Marvel Moreno como una mujer sobresaliente de la literatura colombiana, quien tuvo una voz y un estilo propio y brilló por la profundidad de sus análisis psicológicos y sociales. Sin lugar a duda, fue la novelista barranquillera más importante de todos los tiempos. La convocatoria de la beca cierra el sábado, 31 de octubre de 2020. Para más información e inscripciones consultas en la página de Financiamiento Estudiantil”.

Joachim Hahn, Vicerrector Académico.

“Los cambios generados frente a la pandemia actual son muchos, algunos evidentes, otros sutiles. Entre ellos: El trabajo remoto. Esto no solo significó la utilización intensa de nuevas tecnologías, modificación de hábitos, adopción de metodologías y nuevos procedimientos, sino que también impactó la vida familiar y los ciclos laborales, exigiendo disponer estrategias y actividades de acompañamiento para apoyar el bienestar de nuestros colaboradores y sus familias en la nueva dinámica. La actividad docente, todas las clases presenciales se trasladaron a modalidades remotas y virtuales, lo cual implicó un esfuerzo titánico de los profesores, de los estudiantes y del personal de apoyo.

Reorganización presupuestal y financiera profunda, con el fin de poder priorizar los nuevos gastos que conllevaba garantizar las herramientas para la virtualidad y apalancar los mecanismos para la financiación de las matrículas de los estudiantes para el segundo semestre del año.

Antes de que se pueda dar un regreso a la preseNorncialidad como la que conocíamos antes de la pandemia, - lo cual no será posible en un lapso de uno a tres años-, se consolidarán las opciones bimodales, de alternancia, mixtas, etc.; es así como en Uninorte hemos iniciado opciones bimodales, semipresenciales, con mucha prudencia; de los actuales 12.500 estudiantes de pregrado, no más de un 10 % opta por algún tipo de presencialidad. Vale la pena mencionar que la opción presencial, salvo contadas excepciones en áreas como Música o Medicina, es voluntaria, es decir, el estudiante podrá cumplir con su plan de formación de manera remota o virtual totalmente.”

Universidad de San Buenaventura

Fray Eduardo Mendoza Fernández, OFM, Rector.

“La Universidad de San Buenaventura se ha caracterizado por su compromiso con la educación de calidad para cientos de jóvenes de Cartagena, por ello cuando enfrentamos las consecuencias que la pandemia trajo a la educación en el país, nuestro principal objetivo fue seguir llevando la misma calidad educativa hasta los hogares de nuestros estudiantes, buscamos las alternativas necesarias para la continuidad académica y en tiempo récord conseguimos suplir las principales necesidades que la virtualidad nos presentaba, para ello, el trabajo en equipo de nuestras unidades administrativas y académicas fue fundamental para lograr con éxito enfrentar el reto más grande de nuestra historia educativa.

Realizamos inversiones en herramientas tecnológicas necesarias para el desarrollo de las aulas de clase, asimismo en la implementación de equipos y mejoras tecnológicas, mejoras en la estructura digital de la universidad y una mesa de servicio activa para estudiantes y docentes para atender las diferentes dificultades que se pudieran presentar en el uso de las plataformas virtuales; brindamos capacitaciones para nuestros docentes, y destaco sobre todo la inversión realizada en el seguimiento de las condiciones de conectividad y economía de nuestros estudiantes, ya que esto nos permitió crear planes de apoyo económico, realizando la creación de fondos solidarios para el pago del semestre para estudiantes de pregrado y posgrados, así como para el pago de los derechos de grado y la creación del descuento de apoyo social dirigido a estudiantes de estrato 1 y 2. En cuanto a apoyos a la conectividad, se realizó la entrega masiva de sim cards de internet para los estudiantes con afectaciones en el suministro de este servicio fundamental para el desarrollo de sus clases. Para el 2021 continuaremos brindando una educación de calidad para nuestros estudiantes, seguiremos apostando en apoyar los sueños de los jóvenes que ven en la Universidad de San Buenaventura una oportunidad para crecer y convertirse en los profesionales que nuestra sociedad necesita, seguiremos trabajando arduamente para construir una universidad solidaria y comprometida con la sociedad y con nuestra comunidad educativa. Asimismo, seguiremos expectantes a las decisiones del Gobierno Nacional y Local para el regreso a la presencialidad, para nosotros la protección de la vida es fundamental, por ello nos preparamos para este eventual regreso creando los protocolos de bioseguridad que regirán en nuestro campus”.

Universidad Libre Seccional Cartagena

Armando José Noriega Ruiz, Presidente Delegado – Rector.

“La Universidad Libre, Seccional Cartagena está convencida de que todas las funciones sustantivas y misionales de la misma han surtido su mejor efecto en la triada “viviente y sintiente” de que sus profesores, administrativos, y educandos han asumido con altura las adversidades que nos han aquejado superando con solidaridad, destreza, habilidad y pertinencia los distintos desafíos y retos que hacen mella en todos estos escenarios de constante readaptación, a tal nivel, que lo que creíamos que era una debilidad, lo hemos transformado en una gran fortaleza Institucional, a través del aprendizaje por diversas plataformas digitales, dinamizando los eventos virtuales de diplomados, cursos, semilleros y encuentros de dialogo inclusive con la comunidad internacional, generando de manera contundente una mayor proliferación de nuestra “posesión notoria” en la academia por los distintos “canales y redes sociales” que hacen “eco real” de nuestra presencialidad, auxiliada por las herramientas tecnológicas, para garantizar la continuidad de los estudios de nuestros educandos.

De manera que, ante semejante complejidad e incertidumbre, de lo que ha significado la contingencia sanitaria nos hemos repensado, nos hemos re ingeniado y seguramente nos hemos transformado; adaptándonos, readaptándonos y capitalizando bondades y virtudes a las circunstancias adversas de las nuevas tecnologías de la cotidianidad de hoy; estructurando y capacitando a toda nuestra población universitaria (docente, estudiantil y administrativa), como primer paso a los pocos días de haberse decretado la cuarentena sanitaria. Demostrando que así como nuestra universidad, ha salido avante en todos los nuevos desafíos que nos ha correspondido afrontar con toda esta “disrupción educativa”, en la que hemos sacado adelante todo ese “fuero interno institucional”, y esa capacidad de resiliencia educativa. Así mismo, hemos convertido a nuestros educandos en la evidencia palpable de que están moldeados de ese mismo fluido crítico que corre por el torrente de sus venas de toda esa capacidad “...humana, creativa, honesta, tolerante, justa, discreta y solidaria...” del buen unilibrista.

Porque contamos con toda la actitud y aptitud de un personal profesoral y administrativo con la que forjamos protagonistas de la “historia de la academia del mañana”, colmados de todo ese desarrollo inclusivo, social, responsable e innovador que demandan los cambios de criterio de esta nueva era; en la que se quedan atrás, los individualismos y las mezquindades de las decisiones unipersonales” para abrir paso a un verdadero “aprendizaje colaborativo, por “equipo o por aportes” en los distintos escenarios que les corresponda asumir en su vida profesional; sin perjuicio, de hacerles entender a todos los actores de la universidad, esas otras cualidades de aceptación con las que deben nutrir la inteligencia emocional de todos sus quehaceres y conocimientos adquiridos en este centro de estudios, aprehendiendo a trabajar de manera interdisciplinaria, multidisciplinaria y porque no decir: Trans disciplinaria, a propósito de la ausencia de límites y de latitudes sin fronteras, como lo estamos viviendo en el ciberespacio de hoy”.

Comentarios ()