Siete claves para potenciar el sector marítimo en Cartagena

Las actividades relacionadas con el mar son un pilar en la economía local pero hay ciertos retos que la ciudad tiene pendientes.

LIA MIRANDA BATISTA

28 de mayo de 2022 12:00 AM

La industria marítima es el catalizador de la economía en Cartagena. La localización geográfica de esta ciudad y sus condiciones logísticas plantean retos importantes en materia de consolidar su camino como puerto inteligente para el comercio marítimo y el crecimiento de este sector.

Tras dos años de pandemia, la reactivación de esta industria avanza y es allí cuando surgen las oportunidades para trabajar en la transformación y proyección que son fundamentales. Más allá de contar con el puerto más importante de la región, expertos consultados por El Universal plantean varios elementos claves para potenciar la competitividad de este sector en la ciudad.

Sostenibilidad

Para el capitán de navío Darío Sanabria, capitán de Puerto de Cartagena, la sostenibilidad es prioridad para el sector marítimo.

“Esa explotación que se hace de las actividades marítimas no puede ir en contra del equilibrio del medioambiente marino que se necesita para estas actividades. En ese sentido, la protección de este es clave para potenciar la competitividad”, sostuvo.

De acuerdo con el capitán de Puerto, el transporte y demás actividades marítimas requieren de tecnologías limpias, que estén acordes con las regulaciones ecológicas y permitan contribuir a la salvaguarda del entorno. Le puede interesar: Descarbonización: la tarea pendiente de la industria naviera.

Empleo y ganancias

Para el capitán de Puerto, otro factor que impulsa competitividad del sector es trabajar por el fortalecimiento de la industria marítima y apuntar a la creación de empleo.

“Todas aquellas empresas que giran en torno a la actividad marítima deben tener réditos suficientes para que generen ese motor que impulse la economía y fortalecer, no solamente la generación de empleo, sino también las ganancias para el país”.

Para el año 2030, esperamos ser líderes de la industria marítima nacional y referente en América del Sur y el Caribe”.

Juan Pablo Vélez Castellanos

Regulación

Desde la Dirección General Marítima (Dimar) le apuestan a la construcción y puesta en marcha de una regulación enfocada más allá de los buques de línea.

“Nuestro reto está en el control de los barcos más pequeños, de carácter nacional, los que se utilizan para el cabotaje y, en especial, esa línea de lanchas que necesitamos regular de una manera muy particular porque la norma internacional, en términos de náutica, es muy variable. En este factor de regulación, Colombia tiene un gran reto”, expuso el capitán de Puerto de Cartagena.

Consolidación del clúster marítimo

Para el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cartagena, Juan Pablo Vélez Castellanos, un elemento clave para potenciar la competitividad del sector marítimo es la consolidación del clúster marítimo.

“De acuerdo con el informe preliminar ‘Relevancia del clúster marítimo en la economía del departamento de Bolívar’, las actividades económicas dentro del sector marítimo más relevantes son el transporte de carga y de cabotaje; la construcción de barcos y de estructuras flotantes ya que, según la matriz insumo - producto, tienen multiplicadores superiores al promedio de todas las actividades de la economía de Bolívar, es decir, que su producción dinamiza más a la economía que el promedio de los sectores”, manifestó.

Añadió que la Cámara de Comercio de Cartagena trabaja en el fortalecimiento de esta iniciativa que busca “generar oportunidades de desarrollo económico en ese sector, a través de acciones encaminadas a la ejecución de programas de desarrollo empresarial”.

Infraestructura tecnológica robusta

Para Vélez Castellanos otro elemento clave es la consolidación de una infraestructura tecnológica robusta que permita mayor expansión y eficacia.

“Para el año 2030, esperamos ser líderes de la industria marítima nacional y referente en América del Sur y el Caribe, caracterizados por una oferta de valor innovadora con altos estándares de productividad y sostenibilidad teniendo como principales pilares un talento humano competente, una infraestructura tecnológica robusta, una red de proveeduría especializada y una eficiencia logística de primer nivel”, destacó.

Incentivos y/o beneficios para reducir costos operativos

A su turno, Francisco Hoyos, presidente de la Asociación de Armadores de Colombia (Armcol), explica que un buque de bandera colombiana es aproximadamente USD $550 más costoso por día que el mismo buque de bandera extranjera, debido a los gastos tributarios y laborales.

“Los ejemplos internacionales nos muestran que los países que deciden apoyar y fomentar el transporte marítimo con buques nacionales, disminuyen a los armadores los tributos para importación de equipos y maquinaria y les otorgan exención en tributos (Renta - IVA) para los bienes y servicio nacionales”, anotó Hoyos. Puede leer: La sostenibilidad es prioridad para el sector marítimo.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.