25N: violencia contra la mujer no ha disminuido en la última década

Se conmemora el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con un panorama poco alentador. Actuar por los derechos de las mujeres es una asignatura pendiente.

TANIA FLÓREZ DECHAMPS

25 de noviembre de 2022 12:00 AM

Una de cada tres mujeres en el mundo es víctima de algún tipo de violencia, desde edad temprana. Esto se traduce en que no hay lugar donde no hayan mujeres y niñas violentadas, además de ser la forma más generalizada de violación a los derechos humanos, de acuerdo con Naciones Unidas.

Lo que es más grave: en la última década no se han registrado avances significativos para resolver esta problemática, los casos aumentaron a causa de la pandemia y la situación es peor de lo que muestran las cifras, ya que es confirmado el subregistro debido a que muchas de las víctimas no denuncian.

Sobre este panorama tan complejo pretende llamar la atención el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora cada 25 de noviembre y este 2022 se hace un llamado a que los ciudadanos, Estados, organizaciones y demás actores sociales reconozcan su rol para erradicar la violencia basada en género.

“La violencia es devastadora, con enormes consecuencias para la salud y el bienestar de las mujeres y las niñas. Pero sabemos es prevenible y sus consecuencias se pueden mitigar”, indica la Organización Panamericana de la Salud.

16 de días activismo

Año tras año, con el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el 25 de noviembre, se inicia la campaña ‘16 días de activismo’, hasta el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos.

“Las fechas de la campaña se escogieron, desde 1991, para enfatizar que la violencia contra las mujeres es una violación de los derechos humanos”, dice el Centro para el Liderazgo Global de la Mujer, que promueve ‘16 días de activismo’. Le puede interesar: 25N en Cartagena: mujeres marcharán en contra de la violencia.

La violencia contra la mujer es la forma de violación a los derechos humanos más generalizada, de acuerdo con la ONU.

Este año, el lema de la campaña es ‘Pongamos fin a la violencia contra niñas y mujeres ya!’ y contempla una extensa agenda alrededor del mundo, que en la región de las Américas, incluye eventos programados por Naciones Unidas, como un seminario para la atención de mujeres y niñas venezolanas y el lanzamiento de un informe sobre los avances en los sistemas de salud a favor de las mujeres víctimas de la violencia.

“La campaña tiene el objetivo de movilizar a todos los miembros de la sociedad para que se conviertan en activistas, se solidaricen con las defensoras de los derechos de las mujeres y apoyen a los movimientos feministas del planeta para conseguir un mundo libre de violencia de género”, destaca Naciones Unidas.

Como siempre, la bandera de la conmemoración es el color naranja. Los interesados pueden unirse donando, participando en los talleres y seminarios programados, además de compartir en redes sociales mensajes alusivos a la conmemoración, que están en formato descargable. Todo lo anterior está disponible en la página web de ONU Mujeres. Puede leer: Alarmantes cifras de violencia contra la mujer: 82 casos en Cartagena.

Claves para la conmemoración

ONU Mujeres resalta algunos de los principios de la campaña ‘16 días de activismo’.

- Honrar y reconocer los movimientos de mujeres y su liderazgo.

- Identificar el abuso temprano, proporcionar apoyo y atención oportuna a las víctimas.

- No dejar a nadie atrás: aplicar un enfoque basado en los derechos humanos y centrar la atención en los grupos más desatendidos y desfavorecidos de mujeres y niñas.

- Enfoque en las sobrevivientes: no hacer daño al contar y/o relatar las historias de las sobrevivientes, solo con su consentimiento informado y en condiciones en las que se sientan empoderadas.

- Multisectorialidad: asumir los roles de cada actor social para ponerle fin a la violencia contra las mujeres y las niñas.

- Transformación: revisar los roles, políticas y prácticas de género para lograr cambios fundamentales y duraderos para las mujeres y las niñas.

- Elevar las voces de las jóvenes feministas: crear plataformas para elevar las voces de la próxima generación de feministas.

- Comprender el rol vital del sector salud para comprender la violencia de género.