Ejercicio y cáncer de mama: estudio demuestra su incidencia

La comunidad médica avanza en el estudio de factores de riesgos y exámenes personalizados para la detección temprana de los tumores en los senos.

TANIA FLÓREZ DECHAMPS

19 de octubre de 2023 12:00 AM

Al tiempo que se continúa indagando sobre las causas exactas del cáncer de mama y tratamientos que garantice su cura, la comunidad médica buscar hacer más precisos los métodos y protocolos para identificar los factores de riesgo, apuntando a reducir los casos a través de la prevención y los diagnósticos tempranos, que suelen tener mejor pronóstico.

De lo que se tiene certeza, hasta el momento, es que entre los factores que más inciden en el desarrollo en este tipo de cáncer está la edad, antecedentes familiares, previas lesiones benignas en los senos, tejido denso en la mama, el sobrepeso y el consumo de alcohol, según información de una investigación recientemente publicada en la Conferencia Europea sobre el Cáncer de Mama.

Este estudio, desarrollado por el Registro de Cáncer de Noruega (Oslo) y el Instituto de Investigaciones Médicas Hospital del Mar (Barcelona), comparó datos de estos factores de riesgos en mujeres con y sin cáncer de mama para evaluar el impacto de cada uno de estos en el diagnóstico, desarrollar un modelo de seguimiento y comprobar si, en términos generales, este es preciso.

Una de las conclusiones más destacadas es que algunos factores son más importantes de lo que se pensaba, por ejemplo, el efecto protector ante la enfermedad del ejercicio frecuente, que no suele incluirse o que no tiene tanta relevancia en los modelos de predicción de riesgo del cáncer de mama.

“Esta investigación muestra cómo podríamos identificar a las personas con un alto riesgo de cáncer de mama, pero también cómo podríamos identificar a aquellas con un riesgo bajo. Por eso es un paso importante hacia la detección personalizada”, Laura Biganzoli, copresidenta de la Conferencia Europea sobre el Cáncer de Mama. También le podría interesar: Día Mundial de la Seguridad y Salud en el trabajo: un llamado a invertir.

El ejercicio es un factor de protección con mayor importancia de lo que se pensaba, según un nuevo estudio realizado en Noruega.

Exámenes de imágenes siguen siendo los protagonistas

Los exámenes de imágenes siguen siendo esenciales en los protocolos de detección del cáncer de mama y lo que se pretende es crear modelos adaptados a los factores de riesgo, a fin de que sean más eficaces sin que el diagnóstico dependa 100% de estos.

“Por ejemplo, a alguien con bajo riesgo se le podría ofrecer una mamografía estándar cada tres o cuatro años en lugar de dos años. A alguien con riesgo medio, una mamografía 3D avanzada cada dos años, mientras que a quienes tienen un riesgo alto se les podría ofrecer una nueva prueba de detección con mamografía o resonancia magnética cada año. Todas estas estrategias son todavía teóricas y deberían estudiarse en cuanto a su eficacia”, explica Javier Louro, investigador del estudio.

Los investigadores resaltan que la técnica de predicción de los riesgos necesita aún más trabajo y desarrollo como estudios de más casos en diferentes regiones y simulaciones en computadoras para confirmar y pulir los exámenes mamarios por imágenes personalizados.

Sobrediagnóstico de cáncer de mama

Los estudios de los riesgos acompañados de los exámenes periódicos también están enfocados en disminuir los ‘falsos positivos’ de cáncer de seno, que ocurren cuando se diagnóstica la enfermedad con los resultados de mamografías pero al realizar otras pruebas se demuestra que no se trata de cáncer; así como el sobrediagnóstico, que es cuando diagnóstica y se da un tratamiento a un tumor que crece extremadamente lento y que no afectaría la calidad de vida de la paciente.

“Sabemos que los programas de detección mamaria son beneficiosos, pero también que algunas personas experimentarán daños por falsos positivos o sobrediagnósticos. Un programa de detección que se adapte al riesgo de cada persona podría reducir estos efectos negativos y aumentar los beneficios”, señaló Laura Biganzoli, copresidenta de la Conferencia Europea sobre el Cáncer de Mama. Lea también: Salud materna: un asunto de doble importancia.

Comentarios ()