Reconstrucción de seno tras mastectomía: claves para tener en cuenta

Ante la pérdida de una o de las dos mamas debido al cáncer, las pacientes pueden optar por esta intervención pero es vital conocer en qué consiste y cuáles son los riesgos.

TANIA FLÓREZ DECHAMPS

19 de octubre de 2023 12:00 AM

La mastectomía, cirugía en la que se extirpa una o las dos mamas, es el camino que muchas mujeres deben afrontar como parte de su tratamiento médico contra el cáncer de seno.

Si bien lo primordial es preservar la salud y seguir las indicaciones de los especialistas para evitar escenarios más graves, optar por una reconstrucción de seno es esencial en el proceso de recuperación de muchas de las pacientes. Lo anterior por el impacto en la salud física y mental tras la mastectomía, que se suma a las consecuencias propias del cáncer, una enfermedad crónica.

La pérdida de la mama produce sentimientos de pérdida, desvalorización de la imagen corporal, afecta la autoestima y se altera el autoconcepto, frustración y enojo, son muchas emociones juntas que a la paciente le cuesta identificarlas para darle manejo y puede tener un retroceso emocional de inestabilidad, confusión y desespero

“Esta cirugía es diferente a la de cualquier otro tratamiento contra el cáncer pues genera una especie de convulsión sicológica (...) la pérdida de la mama produce sentimientos de pérdida, desvalorización de la imagen corporal, afecta el autoestima y altera el autoconcepto; provoca frustración y enojo, son muchas emociones juntas que enfrenta la paciente”, explica Sumaya Palomino, sicóloga clínica cognitivo conductual.

¿En qué consiste la cirugía para reconstruir la mama?, ¿cuánto tiempo después de la mastectomía es recomendado hacer la reconstrucción?, ¿cuáles son los riesgos y las probabilidades de éxito? y ¿el procedimiento es definitivo para la recuperación?, son algunas de las dudas que podrían tener las pacientes que consideran la reconstrucción de seno como una opción.

Con la ayuda de especialistas, resolvemos algunas de estas preguntas. También le podría interesar: La desinformación favorece al cáncer de cuello uterino

¿Para quiénes está indicada?

En el caso de pacientes con cáncer, la reconstrucción de seno está indicada tanto para aquellas tratadas con mastectomía como para a quienes se les realizaron resecciones parciales de la mama, según señala el Dr. Carlos López, cirujano y microcirujano plástico del Hospital Serena del Mar.

El mejor momento para hacerla

De acuerdo con López, es mejor hacer la reconstrucción al mismo tiempo con la mastectomía, ya que se preserva la piel, un aspecto muy importante en la estética de la reconstrucción y la paciente no sufre el trauma psicológico de la amputación de una o de las dos mamas.

“Lamentablemente, no es posible en todos los casos hacerla de manera inmediata y por supuesto podemos hacer reconstrucciones diferidas con muy buenos resultados”, anota el especialista.

No es indispensable

La cirugía de reconstrucción de seno no es obligatoria ni definitiva para superar el cáncer de mama, la paciente debe decidir si se somete a ella o no, y el momento en el que lo quiere hacer sin que esto le suponga un riesgo médico relacionado con la enfermedad. Es fundamental que tenga en cuenta el concepto de sus médicos tratantes.

¿Ayuda a la salud mental?

Aunque los especialistas coinciden en que la reconstrucción de seno tras una mastectomía puede contribuir a la recuperación de la paciente, especialmente a nivel emocional, lo ideal es que esta reciba acompañamiento sicológico para afrontar el diagnóstico médico en general e incluso reconocer los riesgos de la intervención e incluso estar preparada para un resultado no conforme.

“Para prepararse, antes de someterse a la reconstrucción es vital que la paciente realice un trabajo de prevención con psicología clínica cognitiva conductual y en el caso de estar ya en el proceso, fortalezca la resiliencia, la autoestima y la gratitud de la mano de especialistas”, puntualiza Sumaya Palomino. Lea también: ¡Basta de mitos sobre el trastorno afectivo bipolar!

¿Es una cirugía estética?

En Colombia, la reconstrucción de seno para pacientes con cáncer de mama no se considera una cirugía estética o cosmética porque su objetivo es reparar una situación ocasionada por una intervención médica y su realización garantiza el derecho a la salud, a la vida digna y al bienestar integral, por lo tanto está en el Plan de Beneficios de Salud, cubierto por las EPS.

¿En qué consiste?

La reconstrucción de seno tras una mastectomía puede ser a través del uso de prótesis mamarias o con los propios tejidos de la paciente. La elección de la técnica debe hacerse en consenso con el cirujano plástico quien debe explicarle las ventajas, desventajas y riesgos de cada técnica.

“La reconstrucción con los propios tejidos ofrece grandes ventajas pues dura toda la vida”, detalla el Dr. López y añade que “la microcirugía permite el uso de tejidos propios que pueden ser tomados de ocho o más sitios diferentes, sin sacrificar los músculos ni necesitar mallas para el cierre de la zona donante, que usualmente se requieren en las técnicas sin microcirugía”.

El sitio más común de toma de tejidos es la piel y la grasa sobrante del abdomen por debajo del ombligo, entonces la paciente además se beneficia de la mejoría del contorno corporal como en una abdominoplastia, también conocida como “mummy makeover”.

“Otros sitios donantes pueden ser la cara interna y externa de los muslos, la espalda y la región glútea. Hemos creado una nueva técnica de reconstrucción mamaria tomando los tejidos de la mama contralateral en casos en que el seno sano sea muy grande, y en pacientes seleccionadas. Esta técnica ha sido premiada en congresos internacionales de Microcirugía”, anota el especialista.

Riesgo y tasa de éxito

Como cualquier intervención, la reconstrucción mamarias tienen riesgos, pero el Dr. López resalta que en esta cirugía no se invaden cavidades ni se está operando sobre órganos o tejidos vitales tales como el corazón, el cerebro o los órganos del tórax y el abdomen.

Algunas técnicas de reconstrucción no requieren de hospitalización, otras pueden requerir una estancia en el hospital entre 1 y 4 días.

“La tasa de éxito de la reconstrucción mamaria con microcirugía es del 98%. Con las otras técnicas esta tasa es ligeramente inferior. En algunos casos pueden ser necesarios procedimientos adicionales para mejorar la forma, simetría, retoque de cicatrices y la reconstrucción de la areola y el pezón, en casos de que este haya sido extirpado”, puntualiza el experto del Hospital Serena del Mar.

Comentarios ()