¡Tenga cuidado! El estrés laboral puede ser letal

18 de marzo de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

¿Quién no se ha estresado? El estrés es una respuesta natural y adaptativa que nos ayuda a lidiar con nuestro día a día; un cierto nivel de estrés puede ser sano para el organismo, según los especialistas. Sin embargo, cuando se torna excesivo, puede causar problemas. Los ambientes de trabajo malsanos son una de las principales fuentes de estrés y cuando es alto y constante, se puede decir que se experimenta estrés laboral.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el estrés laboral como aquel que ocurre cuando existe una "interacción inadecuada entre el tipo de trabajo, el entorno organizativo y directivo, las aptitudes y competencias del personal y las facilidades que se ofrecen a este para realizar su trabajo". En otras palabras se presenta cuando los empleados se sienten incómodos, desorientados, desmotivados o sobrecargados.

Hay muchos factores que pueden desencadenarlo, pero los principales incluyen el mal estado de las instalaciones, falta de claridad sobre las funciones de un cargo, ausencia de apoyo moral por parte de los colegas y directivos, exceso de tareas y falta de incentivos y recompensas proporcionales al trabajo realizado.

El estrés y sus efectos sobre la salud

El estrés fue definido por primera vez en 1936 por el endoncrinólogo Hans Seyle, quien lo llamó "síndrome general de adaptación". El estrés es una respuesta fisiológica de nuestro cuerpo ante cualquier estímulo de la vida diaria que percibamos como una posible amenaza. Según la revista Salud Uninorte, de la Universidad del Norte, el estrés es "el proceso o mecanismo general por el cual el organismo mantiene su equilibrio interno, adaptándose a las exigencias, presiones e influencias a las que está expuesto en el entorno en que se desarrolla".

Un cuerpo estresado está en estado de "alerta" y libera hormonas como el cortisol y la adrenalina. Cuando eso pasa, el ritmo cardíaco aumenta, el estómago empieza a secretar ácido gástrico y el sistema inmune se vuelve menos eficiente, entre otras consecuencias. Si esto ocurre de manera controlada y somos capaces de lidiar con las "amenazas" de forma constructiva, hablamos de eutrés o "estrés bueno".

El "estrés malo" o distrés, entre tanto, ocurre cuando el cuerpo está sometido a presiones físicas y psicológicas de manera constante, lo que provoca que sea difícil que regrese a su estado normal. Vivir estresado trae problemas graves como ataques de gastritis, episodios depresivos y ansiosos, mayor riesgo de desarrollar diabetes (puesto que el cortisol inhibe la acción de la insulina), hipertensión arterial y, en casos graves, infartos o accidentes cerebrovasculares.

Entonces, ¿qué ocurre con el estrés laboral?

Imagine todo lo que acabamos de mencionar, pero provocado por su ambiente de trabajo. Superiores excesivamente demandantes, salarios bajos, jornadas largas, temperaturas demasiado altas o bajas, exceso de ruido, sobrecarga de tareas, funciones mal definidas, acoso por parte de otros trabajadores, actividades que requieren movimientos monótonos o posturas incómodas y falta de áreas especializadas en salud ocupacional son sólo algunos de los muchos factores que pueden contribuir a que un trabajador se sienta permanentemente inseguro y atacado.

De acuerdo con la revista Salud Uninorte, "un trabajador que se encuentre estresado suele enfermarse con más frecuencia, tener poca o ninguna motivación, ser menos productivo y tener menor seguridad laboral, incidiendo en la entidad donde trabaja con una perspectiva de éxito negativa en el mercado donde se desenvuelve". En casos extremos, esos empleados llegarán a renunciar, a ser despedidos o incluso lesionarse o morir.

Esto último se ha convertido en una problemática importante en países como Japón, donde se habla de karoshi, o muerte por estrés laboral.

La falta de preocupación por la salud de los trabajadores no solo repercute de forma negativa en ellos, sino también en las empresas. Un artículo sobre la salud mental en Colombia, publicado en la revista CES Medicina (2018), explica que en el mundo "los costos de no atender los problemas de salud mental en el trabajo son significativos, ya que estos justifican hasta el 47 % de los costos por incapacidades, además de la pérdida de productividad por ausentismo en algunos países"; con toda probabilidad, el estrés laboral juega un papel importante en muchos de esos casos.

En Colombia

La última encuesta sobre salud ocupacional en nuestro país fue la II Encuesta Nacional de Condiciones de Seguridad y Salud en el Trabajo (2015). Este estudio concluyó que las estadísticas sobre estrés laboral en Colombia no eran fiables en aquel entonces a causa de la tendencia a subdiagnosticarlo.

Pero, sí detectó un incremento importante (43 %) de episodiosde ansiedad y depresión en el trabajo en el período 2008-2012, respecto al 2003-2007. Además, señaló una presencia significativa de factores de riesgo como la falta de claridad en las responsabilidades (74 %), trabajos monótonos y repetitivos (38,1 %), y la tendencia a mantener una misma posición durante buena parte de la jornada (42,5 %).

Está en la norma

La Ley 1562 de 2012 y la Ley 1616 de 2013 incluyen las afectaciones psicológicas dentro de los riesgos laborales y obligan a las organizaciones a cumplir con unos estándares de salud mental ocupacional. Bajo la Ley 1616, todas las organizaciones deben "generar estrategias, programas, acciones o servicios de promoción de la salud mental y prevención del trastorno mental, y deberán garantizar que sus empresas afiliadas incluyan dentro de su sistema de gestión de seguridad y salud en el trabajo, el monitoreo permanente de la exposición a factores de riesgo psicosocial en el trabajo para proteger, mejorar y recuperar la salud mental de los trabajadores".

Para prevenir el estrés laboral

Según Isabel Díaz Bermúdez, coordinadora de seguridad de salud y trabajo de la Clínica Medihelp Services, hay varias formas en las que las empresas pueden crear un ambiente laboral sano e incidir positivamente en la vida de sus empleados.

"Se pueden hacer actividades de prevención y promoción: manejo del estrés, prevención de enfermedades generales y laborales, crear ambientes de trabajo agradables, realizar inspecciones, mejorar los puestos de trabajo y la infraestructura para mayor comodidad, fomentar el trabajo en equipo, enseñar sobre el manejo efectivo del tiempo y las pausas activas, y contar con planes o convenios educativos, recreativos o de salud".

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS