Mundo


Crucero Costa Concordia va a ser desguazado fuera de Italia

AFP

17 de abril de 2014 09:49 AM

El crucero de lujo "Costa Concordia", que naufragó en enero del 2012 frente a la isla italiana del Giglio, causando la muerte de 32 personas, va a ser desguazado en un puerto fuera de Italia, probablemente en Turquía.      

El puerto italiano más cercano de Piombino, cuya ampliación está en curso para la demolición de naves militares, no estará listo para ello.
   
Si bien las autoridades locales esperan que el desguace se realice en Italia, el crucero, otrora uno de los más grandes y modernos de la compañía Costa Cruceros, va a ser desmontado probablemente en Turquía, según explicó  Franco Gabrielli, de la Protección Civil.
   
"Desde hace 25 años, las naves militares italianas son desarmadas en Turquía", explicó.
   
El costo de la operación correrá por cuenta de la compañía, del grupo estadounidense Carnival, que ha desembolsado ya más de 1.000 millones de euros para enderezar el Concordia.
   
La decisión definitiva será tomada en mayo, indicó Gabrielli, quien descartó que la nave pueda ser remolcada en junio, como prometido a la población local de la isla, que pide el retiro antes del verano boreal debido a que vive del turismo ecológico.
   
Si bien Noruega se ofreció a desmantelar el crucero por un costo menor, las autoridades italianas lo descartaron, debido a que la embarcación tenía que recorrer un larga distancia para llegar al puerto idóneo.
   
"El costo en Turquía sería de unos 40 millones de dólares  (29 millones de euros)", explicó ante el Parlamento italiano Gabrielli, quien precisó que el desguace en los puertos italianos de Civitavecchia, Piombino o Génova costaría mucho más.
   
Las autoridades del puerto toscano de Civitavecchia presentaron una propuesta por "200 millones de euros, una oferta totalmente fuera del mercado", dijo.
   
El enorme palacio flotante de 17 pisos que se encalló el 13 de enero de 2012 fue enderezado en septiembre del año pasado, una compleja operación sin precedentes.
   
La nave, de 290 metros de eslora y 114.000 toneladas -más largo y casi el doble de pesado que el "Titanic"- descansa ahora erguida sobre falsos soportes instalados a 30 metros de profundidad.