Mundo


Extraditado Álex Saab ya está en Estados Unidos

El vuelo que transportó al empresario colombiano desde Cabo Verde aterrizó en suelo estadounidense en la noche de este sábado.

EFE

16 de octubre de 2021 08:46 PM

El empresario colombiano Álex Saab, presunto testaferro del presidente venezolano, Nicolás Maduro, aterrizó en Estados Unidos en la noche de este sábado 16 de octubre luego de que fuera extraditado por Cabo Verde.

Fuentes caboverdianas señalaron que Saab, que llevaba detenido en Cabo Verde desde junio de 2020 y era reclamado por supuesto blanqueo de dinero, abandonó hoy el país a bordo de un avión rumbo a Estados Unidos y aterrizó en Miami a las 9:18 de la noche (8:18 p.m. hora colombiana).

La extradición pone fin a un largo periplo judicial que ha durado más de un año, desde que el empresario fue detenido el 12 de junio de 2020 cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla de Sal.

El arresto respondía a una petición de EE. UU. cursada a través de Interpol, pero la defensa ha alegado que esa alerta se emitió después de la detención y por ello interpuso un recurso contra la supuesta inconstitucionalidad del arresto.

Sin embargo, este y todos los otros intentos legales de los letrados de Saab para detener su entrega han resultado fallidos ante la Justicia caboverdiana.

Así, con su veredicto del 7 de septiembre, el TC dio la razón a dos instancias inferiores, el Tribunal de Apelaciones de Barlavento y el Tribunal Supremo, además de al propio Gobierno caboverdiano, que ya habían autorizado la entrega de Saab. (Lea: Alex Saab se dirige a Estados Unidos, extraditado desde Cabo Verde).

La justicia del país africano tampoco escuchó al Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) -bloque de países al que pertenece Cabo Verde- cuando dictaminó el pasado diciembre que se le debía conceder acceso sin restricciones a médicos especialistas de su elección, ni al Comité de Derechos Humanos de la ONU cuando en junio hizo la misma solicitud.

Tras su detención, Venezuela aseguró que el empresario es un ciudadano venezolano y un “agente” del Gobierno que se hallaba “en tránsito” en Cabo Verde, por lo que sus abogados han sostenido que “tenía derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela”.

El nombre del empresario, de 49 años, apareció en los medios cuando la ex fiscal venezolana Luisa Ortega Díaz le acusó en 2017 de ser uno de los testaferros del presidente venezolano.

Saab, nacido en Barranquilla y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar alimentos y víveres con sobreprecios a la Administración de Nicolás Maduro.

El empresario y tres hijastros de Maduro se lucraron de estas operaciones con “cientos de millones de dólares”, según las autoridades estadounidenses.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

SE ROMPEN LAS NEGOCIACIONES

El diálogo del Gobierno y la oposición de Venezuela es la primera víctima de la extradición a EE. UU. del empresario colombiano después de que el oficialismo interrumpiera su participación en esas conversaciones como una forma de protesta. (Lea: Gobierno venezolano rompe diálogo con oposición por extradición de Saab).

El empresario colombiano, quien recientemente fue incluido como miembro de la delegación del Gobierno en la mesa de negociación, fue extraditado hoy después de más de un año detenido en Cabo Verde.

Caracas, que rechaza las acusaciones contra Saab, anunció entonces que la delegación gubernamental no asistirá a la cuarta ronda de negociación pautada para el domingo 17 de octubre, después de asistir a tres reuniones anteriormente desde que se iniciaran los encuentros el pasado 13 de agosto.

¿SUSPENSIÓN DEFINITIVA?

Sin embargo, el jefe de la delegación oficialista para el diálogo, Jorge Rodríguez, quien habló de “suspensión”, no dejó claro si el diálogo político llegó a su final o podrá retomarse en un futuro.

“Nuestra delegación anuncia que suspende su participación en la mesa de negociación y diálogo; en consecuencia no asistiremos a la ronda que debía iniciarse el día de mañana (...) en Ciudad de México como expresión profunda de nuestra protesta frente a la brutal agresión contra la persona y la investidura de nuestro delegado Álex Saab”, dijo el también presidente del Parlamento.

Rodríguez, quien presumió del “gran éxito” del oficialismo en el diálogo a la salida de la tercera ronda celebrada hace tres semanas, había señalado, anteriormente, al presidente colombiano, Iván Duque, y a una parte de la oposición de querer boicotear las negociaciones y acabar con una opción de paz para Venezuela.

Además, aseguró que la extradición de Saab, acusado por EE. UU. de lucrarse con “cientos de millones de dólares”, se trata de una nueva agresión contra el país, y exigió a la Justicia estadounidense su puesta en libertad, sin precisar si con ello se retomaría el diálogo.

“Esta acción ilegal e inhumana, lesiva del derecho internacional constituye un nuevo acto de agresión por parte de Estados Unidos contra la república bolivariana de Venezuela, dado que Álex Saab ha sido incorporado por nuestro país como miembro pleno al proceso de diálogo y negociación que se lleva a cabo en México”, sostuvo.

EL GOBIERNO Y EL DEDO ACUSADOR

El Gobierno, además de tomar la drástica decisión de suspender el diálogo, tiró balones fuera y señaló, como principales culpables del proceso “injusto” contra Saab, a EEUU y a Cabo Verde, países que, “en complicidad”, lo mantuvieron preso 491 días “sin orden de captura ni debido proceso”, agregó.

Según el Ejecutivo, Cabo Verde cometió una “grave violación de los derechos humanos” del colombiano, quien -recordó- está “investido como diplomático y representante de nuestro país ante el mundo”.

La referida investidura se produjo, por orden de Maduro, cuando Saab llevaba ya seis meses detenido en Cabo Verde, con el objetivo, según expertos internacionalistas, de evadir la justicia bajo la excusa de la inmunidad diplomática que ampara a quienes, de manera oficial, se dedican a la política exterior en representación de sus países de origen.

Si bien Saab no es venezolano de nacimiento, Maduro aseguró, en reiteradas ocasiones, que tiene doble nacionalidad y que, por tanto, cuenta con todas las credenciales para representar al país caribeño.

LA OPOSICIÓN CELEBRA

En el lado opuesto, la oposición, que había solicitado reiteradamente la extradición del empresario, celebró que se hiciera efectiva, algo que -aseguró- sucedería “tarde o temprano”.

Si bien Juan Guaidó no se pronunció todavía, sí lo hizo su representante en EE. UU., Carlos Vecchio, y los exdiputados Julio Borges y Delsa Solórzano, quienes coincidieron en que “la justicia siempre llega”. (Lea: Extradición de Saab es un triunfo en la lucha contra el narcotráfico”).

“No hay intocables. Tarde o temprano todos los que han saqueado a Venezuela y cometido delitos de lesa humanidad van a caer. La justicia siempre llega. Luego de un proceso largo y complejo es extraditado a EE. UU. Álex Saab, el mafioso mayor de Maduro, Cilia Flores y su entorno”, dijo el opositor Carlos Vecchio en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Borges indicó que “la extradición de Álex Saab a EE. UU. es un paso fundamental que conduce a la justicia y a la verdad ante lo que ha sido el saqueo, la corrupción y la red de crimen organizado que hoy sostiene y alimenta al régimen de Maduro”.

Asimismo, Solórzano, quien aplaudió la decisión de Cabo Verde, subrayó que la “justicia siempre llega”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS