Mundo


Nueva variante de COVID-19 es de riesgo y OMS la bautiza como ómicron

La Organización Mundial de la Salud informó que algunas de las mutaciones de la variante sudafricana parecen sugerir mayor capacidad de transmisión que cepas anteriores.

EFE

26 de noviembre de 2021 03:03 PM

El grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reunido este viernes para analizar el impacto de la nueva variante del coronavirus detectada en Sudáfrica determinó que se trata de una “variante de riesgo”, posiblemente más contagiosa, y la bautizó con la letra griega ómicron. Lea: Sudáfrica detecta una nueva variante del coronavirus con múltiples mutaciones

La OMS reconoce que algunas de las nuevas mutaciones de la variante ómicron parecen sugerir una aún mayor capacidad de transmisión que cepas anteriores, con casos detectados “en casi todas las provincias sudafricanas”.

“La variante se ha detectado a un ritmo más rápido que en anteriores surgimientos en el número de infecciones, lo que podría indicar que tiene ventaja a la hora de propagarse”, subrayaron los expertos de la OMS en un comunicado. Lea: La nueva variante de COVID-19 tumba las bolsas del Sudeste Asiático

No indicaron por ahora si la nueva variante es más o menos resistente a las vacunas anticovid, pero sí señalaron que los test de diagnóstico de la enfermedad con PCR parecen seguir valiendo para detectarla.

Además de la ómicron hay otras cuatro variantes de riesgo: alfa (primero detectada en Reino Unido), beta (también en Sudáfrica), gamma (Brasil) y delta (India).

Estos expertos, reunidos de emergencia en el llamado Grupo Asesor de Expertos en la Evolución de Virus, alertaron de que la aparición de esta variante, primero confirmada en un espécimen recolectado el 9 de noviembre, ha coincidido con un fuerte aumento de las infecciones en Sudáfrica.

La variante ómicron, que ha llevado a muchos países a suspender los vuelos con África austral, preocupa por el alto número de mutaciones que presenta, pues en apenas dos semanas se han detectado ya una treintena, con casos confirmados no sólo en Sudáfrica sino también en la vecina Botsuana, en Hong Kong (China) o en Bélgica. Lea: Miedo, alarma internacional y suspensión de vuelos ante variante de Sudáfrica

Las variantes de riesgo son seguidas de forma más intensa por la OMS y los laboratorios globales, y además de la ómicron hay otras cuatro: alfa (primero detectada en Reino Unido), beta (también en Sudáfrica), gamma (Brasil) y delta (India).

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Estas variantes suelen estar asociadas a una mayor velocidad de transmisión, aunque en los últimos meses la delta, más contagiosa que las tres anteriormente detectadas, se convirtió en la dominante, hasta el punto de que en los últimos análisis de laboratorio aparece presente en el 99,8 % de los nuevos casos globales.

El grupo asesor de la OMS no emitió nuevas recomendaciones sobre limitación a los viajes u otras medidas sanitarias preventivas, pero sí pidió a la comunidad científica internacional que continúe los trabajos de seguimiento de ésta y nuevas variantes.

Además, a nivel individual se recuerda la toma de medidas ya conocidas contra anteriores variantes, que incluyen el uso de mascarillas, la higiene de manos, el distanciamiento físico, la buena ventilación de interiores, evitar lugares muy concurridos y la misma vacunación anticovid.

Sudáfrica critica la “draconiana” respuesta internacional

El ministro de Salud de Sudáfrica, Joe Phaahla, recalcó este viernes que ve “injustificada”, “contraproducente” y “draconiana” la reacción aplicada al sur de África en forma de restricciones tras la detección de la nueva variante del coronavirus (B.1.1.529), dada la escasa información científica aún disponible.

En una rueda de prensa virtual, Phaahla afirmó que, aunque el miedo y la preocupación son “esperables” en esta clase de situaciones, “parte de la reacción es injustificada”.

“Y me refiero aquí específicamente a la reacción de los países en Europa, el Reino Unido y de varios otros países”, subrayó, en referencia a las naciones que ya anunciaron restricciones.

“No hay indicación ni sugerencia en este momento de que la enfermedad grave con esta variante particular no vaya a ser prevenida por las vacunas”, añadió Phaahla.

En este sentido consideró la oleada de prohibiciones de viaje y de restricciones internacionales es una respuesta “instintiva” y “draconiana” y apuntó que es “irónico” que Sudáfrica, cuya cifra de nuevos contagios este jueves se situó en 2.465, sea objeto de restricciones por parte de países que están registrando a diario 40.000 o incluso 50.000 casos diarios.

  NOTICIAS RECOMENDADAS