comscore

Publicidad

Política

Gobierno Petro informa que 2 candidatos a la Alcaldía estarían inhabilitados

Tanto Javier Julio Bejarano y Eduardo Villanueva niegan todo. El exconcejal asegura que los investigadores cometieron un error garrafal y mostró evidencias.

Gobierno Petro informa que 2 candidatos a la Alcaldía estarían inhabilitados
Compartir en

553 candidatos a concejos y alcaldías municipales podrían estar incursos en una inhabilidad para las elecciones regionales. Esa es la bomba que acaba de lanzar la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de Colombia. Entre esos nombres se encuentran los del exconcejal Javier Julio Bejarano, candidato a La Aduana por el Pacto Histórico, y el de Eduardo Villanueva, avalado por el Partido Ecologista Colombiano. Lea: Entre estos 12 candidatos está el próximo alcalde de Cartagena

​​​​Según la entidad nacional, en total, $62.000 millones en contratos públicos suscritos desde el 30 de octubre de 2022 a la fecha, tiempo que haría incurrir en inhabilidad a estos candidatos según lo establecido en la Ley 617 de 2000, artículos 37 y 40.

En el ámbito de aspirantes a concejos, 526 aspirantes a concejales estarían incursos en inhabilidad por suscribir 769 contratos por $50.170 millones, en periodo inhabilitante.

Y para alcaldías, al igual que estarían presuntamente inhabilitados Julio Bejarano y Villanueva, hay otros 25 candidatos en riesgo por celebrar 62 contratos por $12.756 millones, en periodo inhabilitante.

En el reporte presentado por el Gobierno nacional se menciona que a Javier Julio lo inhabilitarían dos contratos que suman $17.600.000 y a Villanueva uno solo por $23.298.600.

Los hallazgos fueron difundidos por Andrés Idárraga, secretario de Transparencia, quien puso en conocimiento de la ciudadanía, las autoridades y del Consejo Nacional Electoral (CNE) los resultados de una investigación que detectó las posibles inhabilidades de los candidatos al firmar los contratos públicos en las ciudades y distritos donde inscribieron su candidatura.

“La razón de ser de este tipo de inhabilidad está en la conveniencia pública y la transparencia para garantizar la idoneidad, moralidad, probidad y eficacia en el ejercicio de cargos o funciones públicas. Además de brindar condiciones de igualdad en la contienda electoral y evitar que los recursos públicos ingresen a las campañas político-electorales”, explicó el secretario Idárraga.

Para el caso de los aspirantes a concejos municipales, los primeros cinco partidos o movimientos políticos que más avalaron candidaturas que estarían incursas en la inhabilidad en mención suman 146 aspirantes, de las 526 identificadas, con la suscripción de 214 contratos públicos en periodos inhabilitantes, los cuales suman $32.842 millones.

Los 27 postulantes a alcaldías que podrían estar incursos en una inhabilidad, están ubicados en Tolima, Valle del Cauca, Antioquia, Arauca, Sucre, Quindío, Nariño, Cauca, Meta, Cundinamarca, Bolívar y Santander. Además, los cinco primeros candidatos y los partidos políticos que los avalaron, que a continuación se presentan, concentran el mayor monto en contratación suscrita en periodo inhabilitante.

Para obtener estos resultados, el equipo de la secretaría de Transparencia del Gobierno del Cambio analizó la Base Pública de registros de contratación estatal digital SECOPII y la Base Pública de candidatos electorales inscritos en las elecciones de 2023, en el marco de una situación por la que podrían estar incursos en una inhabilidad, conforme con lo establecido en la Ley 617 de 2000, artículos 37 y 40.​

“Es un error garrafal”

Consultado por este medio, Javier Julio Bejarano aseguró que la investigación de la Secretaría de Transparencia tuvo fallos al interpretar la información, pues siendo concejal de Cartagena no podía contratar con el Distrito, “pues de ser así perdía mi curul automáticamente”.

Cabe recordar que Javier Julio lanzó su candidatura siendo concejal, algo legal, y el 1 de agosto renunció a su curul para dedicarse de lleno a su campaña para la Alcaldía.

El concejal precisó que los dos contratos que el Gobierno revisó, y que motivarían la presunta inhabilidad, son de miembros de su antigua Unidad de Apoyo, el grupo de asesores y trabajadores que ayudan a cada concejal.

Uno de los contratos de los que habla Julio Bejarano.

“En esos contratos aparezco como supervisor, pero quien los suscribe y autoriza es el presidente del Concejo y no yo. Bajo esta lógica todos los presidentes del Concejo que lo han hecho y lo hacen en estos momentos, porque es su labor, y ahora mismo hacen campaña para reelegirse (como Lewis Montero y Gloria Estrada) aparecerían en el listado y no están”, indicó en aras de fortalecer su tesis sobre una eventual confusión.

Y resaltó: “Ya hemos presentado nuestras evidencias y documentos a la Secretaría de Transparencia para que verifique y subsane lo informado. Mi mensaje a la ciudadanía es que esté tranquila y que mi candidatura no corre ningún riesgo”.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News