Política


“Alcaldía sigue usando a Edurbe para evadir una contratación óptima”: Funcicar

La veeduría ciudadana criticó que, a pesar de reiterados incumplimientos en plazos de ejecución, la contratación entre el Distrito y Edurbe no se detiene.

Funcicar, fundación que hace veeduría ciudadana a la contratación pública en la ciudad, hizo un análisis de los procesos que ha firmado la Alcaldía de Cartagena en lo que va del 2022. La conclusión que llegaron con este ejercicio es que “se sigue usando a Edurbe para evadir contratación por modalidades competitivas. (Lea: “Decir que no hacemos nada es un exabrupto”: alcalde (e) de la Localidad 3)

“La directiva presidencial Nº 08 del 17 de septiembre de 2022 recuerda a las entidades públicas que no pueden celebrar contratos interadministrativos para eludir los procedimientos de selección establecidos en el Estatuto General de Contratación Pública, si bien no es obligatorio ni dirigido a entidades de orden territorial, trata el tema de la contratación con terceros por convenios interadministrativos para ejecutar obras por modalidades diferentes a la de la Ley 80/1993”, expuso Funcicar con preocupación porque en lo que va del 2022, la Alcaldía le ha entregado a Edurbe 9 procesos por más de $14 mil millones.

Referirse a la norma lo hacen porque, según su pesquisa, se denota que todos los procesos que le entregó la Alcaldía a Edurbe en 2021 y en lo que va del año fueron subcontratados por invitación cerrada, es decir que Edurbe escogió al contratista entre dos empresas de su banco de oferentes llamadas a participar.

“Ninguno de los procesos fue terminado en el plazo inicialmente establecido. Hasta octubre del 2022, había dos en ejecución, uno suspendido y uno terminado”, aseveró Funcicar.

Los contratos

En 2021, la Secretaría General de la Alcaldía de Cartagena contrató con Edurbe 4 procesos por $3.356 millones para obras en los mercados de Bazurto, Santa Rita, limpieza de canales de drenaje e intervenciones hidrosanitarias en casas de familias en condición de pobreza extrema. Pese a que estos contratos debieron terminarse antes del 31 de diciembre de 2021, ninguno fue entregado a tiempo.

“Estos procesos pudieron haberse contratado por licitación pública o selección abreviada; sin embargo, fueron celebrados por contratación directa con Edurbe, que a su vez los adjudicó a terceros evadiendo de esta manera las modalidades competitivas establecidas en la Ley 80 de 1993”, expuso Funcicar.

Y señaló Carolina Calderón, directora de Funcicar: “Firmar convenios con Edurbe no da garantías de pluralidad ni de eficiencia en la ejecución, las obras que se le entregaron en 2021 pudieron haber sido planeadas y contratadas a través de las Unidades Internas de Contratación de la Alcaldía de Cartagena, de esa manera se puede evitar pagar por costos de intermediación”.

Los riesgos

Para Funcicar, contratar con Edurbe propicia riesgos para el erario o en la óptima ejecución de los procesos. “De los cuatro contratos celebrados en 2021 con Edurbe, tres tuvieron una supervisión técnica a cargo de la Secretaría de Infraestructura, por su parte el convenio Nº 061 de 2021 para construcción de muros de contención en el Mercado de Bazurto incluyó en su presupuesto el rubro para una interventoría pero, en los documentos del contrato no se reporta la contratación de interventoría o no se indica quién la está ejerciendo”, develó Funcicar.

Según el análisis, los informes de ejecución de Edurbe y los informes de la supervisión técnica de las obras no coinciden en 2 de los 4 procesos analizados:

- Convenio Nº 047 para construcción de unidades sanitarias en viviendas en situación de pobreza de la Localidad Industrial y de la Bahía: el número de intervenciones reportadas por el contratista en el informe de ejecución no coincide con el informe técnico de supervisión de la obra.

- Convenio Nº 048 para limpieza de canales y drenajes: se desconoce el avance real de las obras debido a que informes de supervisión de funcionarios de la Alcaldía establecen avances contrarios a los que reporta Edurbe en sus informes de ejecución de obras.

Suspensiones predecibles

En la misma línea crítica, Funcicar identificó que los cuatro procesos suspendidos en diciembre del año pasado por situaciones predecibles demuestran “la débil planeación que tuvo el Distrito en la formulación de los procesos:

El Convenio Nº 043 de 2021 para obras en el Mercado de Santa Rita fue suspendido el 27 de diciembre del 2021, argumentando que por épocas navideñas y de Fin de Año no podían continuar los trabajos, se suspendió hasta el 10 de enero de 2022.

De igual forma se observó que el Convenio Nº 048 de 2021 para mantenimiento y limpieza de canales fue suspendido el 29 de diciembre de 2021, a causa de “la congestión vehicular por la época decembrina”.

“Estas justificaciones no se pueden entender en la medida que no se identifica un hecho de fuerza mayor ni una situación que no pudiera haberse previsto por la Alcaldía. “Hay que advertir que las fiestas decembrinas no son circunstancias impredecibles que obliguen a suspender un contrato. La Alcaldía debió prever que al

firmar los contratos en los últimos meses del año, la ejecución se daría durante las épocas decembrinas”, acotó Funcicar.

El Convenio Nº 047 de 2021 para intervenciones hidrosanitarias en casas de familia con extrema pobreza fue suspendido el 20 de diciembre de 2021 argumentando desabastecimiento de su proveedor para el suministro de cerámicas antideslizantes de 33,8 x 33,8 cm. El contratista debió hacer un alistamiento de materiales e

insumos a utilizar.

Al mismo nivel, el Convenio Nº 061 de 2021 para vigas en concreto en el mercado de Bazurto fue suspendido el 21 de diciembre de 2021, en este caso se observó que la suspensión fue justificada por tres razones: los comerciantes se negaban a ser reubicados transitoriamente; posible afectación de las obras a una subestación eléctrica; y situaciones técnico-económicas que no fueron previstas ni planificadas antes de la firma del contrato.

Funcicar ha reiterado sus sendas críticas contra Edurbe, pero la contratación con esta entidad sigue vigente. Un ejemplo de la tercerización contractual que realizan es el Convenio Nº 047 de 2021 para obras de unidades sanitarias en casas con extrema pobreza, donde el contratista subcontratado por Edurbe manifestó no tener solvencia económica para continuar ejecutando las obras y debieron plantearse alternativas improvisadas de gestión como financiación bancaria, cesión de crédito a un tercero, modificación en la forma de pago entre Edurbe y su contratista ejecutor, entre otras opciones.

Funcicar advirtió que este tipo de situaciones ponen en riesgo la satisfacción de la necesidad pública, debido a que se supone que los contratistas seleccionados tenían la capacidad financiera para asumir la carga económica de ejecutar el contrato.

Este medio contactó a las dependencias de la Alcaldía de Cartagena mencionadas en el informe; sin embargo, hasta el momento no se han obtenido precisiones al respecto.

  NOTICIAS RECOMENDADAS