Política


Char se siente retado por expediente Merlano y ahora apuesta a doblar votos

Se retó a duplicar en votos a quien sea el segundo en Equipo por Colombia. La estrategia: mucha plaza pública, pocos medios y sus abogados en lo judicial.

EL COLOMBIANO

09 de febrero de 2022 03:53 PM

Todos los episodios de Aída Merlano que han terminado sacudiendo a Alejandro Char, en lugar de hacerlo retroceder o impactar negativamente su campaña, terminaron retando al candidato presidencial de Equipo por Colombia.

Su apuesta es doblar en votación a quien quede de segundo en la consulta con sus copartidarios y, para ello, quiere convertir en votos fijos al menos el 75 por ciento de las 2,5 millones de firmas que recogió en tan solo un mes para avalar su candidatura: 1,8 de sufragios que le aseguren la victoria.

Por eso, no importa lo que se diga ante estrados judiciales ni los debates que se formen en redes sociales. Es más, no habrá espacio para seguir respondiendo. La decisión es continuar adelante con la campaña y ratificar que –pese a la tormenta que desató en su contra la prófuga Merlano– su meta es tener un cupo en el tarjetón del 29 de mayo, cuando se haga la primera vuelta.

En todo caso, de llegarse a corroborar, las acusaciones de Merlano en contra de Char son graves y terminarían empapelándolo ante la justicia. Lo que ha dicho –tanto en declaraciones ante la Corte Suprema y en medios de comunicación– es que el ahora candidato le ayudó a financiar ilícitamente su campaña al Senado, tema por el que ella fue condenada a 10 años de cárcel y por lo que terminó prófuga en Venezuela.

Según sus testimonios, Alejandro Char le habría hecho llegar 500 millones de pesos en efectivo para garantizar su curul en el Capitolio, aunque ella estaba avalada por el Partido Conservador y él es cercano a Cambio Radical.

Esto lo habrían ejecutado en la llamada “Casa Blanca”, sede de campaña de Merlano y hasta donde los Gerlein –incluyendo al fallecido Roberto–, conservadores a los que también salpicó en sus declarciones junto a otro Char, el senador Arturo, habrían llegado a apoyarla.

No obstante, ni la Corte Suprema ni la Fiscalía (Alejandro Char no es aforado y por eso un eventual expediente en su contra estaría en esta instancia) han hallado mérito para procesarlos.

Incluso, de acuerdo con fuentes judiciales, Merlano no ha entregado hasta ahora elementos distintos a las fotos y chats que cruzó con Alejandro Char y las declaraciones que ha dado a la prensa.

“Es un hijo de Barranquilla y merece la oportunidad”

Cesar Lorduy

“En una de estas dijo que le iba a cobrar a todo al que le debía algo, por lo que Aída Merlano solo quiere figurar desde Venezuela; eso fue una amenaza sin fundamento”, le dijo a este diario un asesor político del barranquillero.

Pero, confirmó con su entorno más cercano que la lluvia de señalamientos de Merlano se considera como un simple acto de campaña orquestado por sus opositores, por lo que el tema quedará a cargo de abogados y, cuando se le pregunte por lo mismo al candidato, su equipo se limitará a remitir los dos videos que se han grabado para contestar.

El más reciente, divulgado este martes a través de un grupo de whatsapp bautizado “Colombia con Álex” –y de ahí distribuido a redes y conocidos de los miembros de ese chat–, lo grabó Katia Nule, esposa del candidato. Ella, de forma directa, dijo que ya estaba enterada de la relación entre su pareja y la ahora prófuga, y calificó los señalamientos de posible corrupción electoral como un acto de campaña en contra del exalcalde de Barranquilla.

“Esta no es mi primera campaña política, yo sé cómo funciona esto”, precisó Nule.

Char llegó por primera vez a la Alcaldía de Barranquilla en 2008, cargó que le heredó electoralmente 4 años después a la hoy gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera.

Y 72 horas antes fue el propio Char el que se encargó de divulgar el primer video, en el cual, tras un breve recuento del contexto en el que se dio su relación con Merlano, se limitó a calificarla como “un error”.

Todo esto es clave para entender cómo Char y su círculo de poder afrontan este tipo de arremetidas, pues en pocas palabras les restan importancia y –como dijo uno de sus principales escuderos– no sienten que pueda golpear la campaña.

Pero, paradójicamente, mientras Char no habla en público de este sacudón que le causó Merlano, sus coequiperos de coalición, entre ellos los exalcaldes de Medellín, Federico Gutiérrez, y de Bogotá, Enrique Peñalosa –así como el conservador David Barguil–, han salido a defenderlo.

Coinciden en que es como mínimo extraño que las acusaciones de Merlano aparezcan en plena contienda electoral, cuando Char tiene figuración en encuestas (ver nota abajo) y que vengan desde Venezuela. De hecho, Peñalosa y Barguil advirtieron que la intención de golpearlo pudo estar orquestada para favorecer a quien ahora mismo lidera las encuestas: Gustavo Petro.

Además, esto evidencia que Char es clave para frenar a Petro en la Costa Atlántica, donde está la mayor influencia empresarial, política y social de la familia del candidato de Equipo por Colombia.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

¿Por qué la tranquilidad?

Char llegó por primera vez a la Alcaldía de Barranquilla en 2008, cargó que le heredó electoralmente 4 años después a la hoy gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, quien –a su vez– se lo devolvió en las elecciones regionales de 2015, cuando se quedó con el 73,28 por ciento de los votos (355.844). Y para que la seguidilla en los comicios no parara, en las regionales de 2019 le entregó el cargo a través de las urnas a Jaime Pumarejo, quien hizo fórmula con Noguera para que ella se convirtiera en la actual mandataria departamental.

Este corto recorrido por 12 años de historia política muestra la influencia de la casa Char, pues sus miembros –en cabeza del patriarca Fuad Char– siempre han estado en los círculos de poder. Eso sí, allí les reconocen –entre otras cosas– tener la tasa más baja de desempleo de Colombia (9,6 por ciento) y la ejecución de obras como el Gran Malecón, inaugurado en 2017 durante el segundo mandato del hoy candidato presidencial.

Pero, además, esta familia es propietaria del Junior de Barranquilla, equipo que justo en esta época electoral pagó 3,5 millones de dólares para fichar al goleador internacional Miguel Ángel Borja. Toda la nómina del equipo está avaluada en US$24 millones. Y, cosa que no es menor, son los dueños de Los Caimanes de Barranquilla, los campeones de la Serie del Caribe en Santo Domingo 2022, equipo de béisbol que este martes, a propósito, fue condecorado por el presidente Iván Duque por su triunfo.

En ambos casos, Char –el candidato– no ha desaprovechado la publicidad que esto da y se ha fotografiado con ambos equipos para remarcar que es parte de sus cuadros directivos.

Además, los Char –entre otros negocios– son los máximos accionistas de la cadena de supermercados Olímpica y de medios radiales con amplio alcance en su región como Emisora del Atlántico y Radio Tiempo.

A todo esto toca sumarle que solo en materia congresional tienen influencia sobre los 16 senadores y 30 representantes que, con 2,1 millones de votos, Cambio Radical eligió en 2018.

De hecho, conscientes de ese caudal electoral, los Char –y en especial el patriarca Fuad– han sido visitados en Barranquilla por los expresidentes Álvaro Uribe y César Gaviria, quienes impulsan las campañas de sus partidos, el Centro Democrático y el Liberal, respectivamente, y han recibido “coqueteos” desde las huestes conservadoras.

La intención es que en la actual contienda presidencial, sin importar quién quede de candidato de estos sectores, tenga el apoyo de los Char, pues hace 4 años –en segunda vuelta– Petro le ganó en el Atlántico a Duque por una diferencia de 97.237 votos. Y, si el ungido para el tarjetón del 29 de mayo (primera vuelta de este año) es Char, pues lo que quieren es rodearlo.

En todo caso, y pese a ser tendencia durante cinco días seguidos por la tormenta Aída, Alejandro Char tomó la decisión de mostrar su poder y, por eso tiene el objetivo de duplicar en votos a quien quede de segundo en la consulta de Equipo por Colombia. Algo que ya hizo con las firmas.

Sobre 16 y 30
Senadores y representantes tiene la influencia la familia Char, estos eligidios por el Cambio Radical en 2018.

Estrategia para quedarse con el protagonismo

Las mediciones electorales le dan a Alejandro Char una ventaja sobre sus colegas de Equipo por Colombia (Federico Gutiérrez, Enrique Peñalosa, David Barguil, y Aideé Lizarazo) cuando se toma la fotografía general.

Esto se reflejó en la segunda entrega de La Gran Encuesta, que realizó Yanhaas para una alianza de medios en la que Char se quedó con el quinto puesto (igual que en la medición de diciembre) con una intención de voto del 5 por ciento. Pero cuando se preguntó por este ítem en la consulta interna, Char pasó al segundo lugar con un 10 por ciento, mientras que el exalcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, quedó de primero con el 15 por ciento. Esa ventaja general, y la poca distancia porcentual que tiene en la consulta frente al primero, quiere ser potenciada por su equipo con una estrategia clara: mucha plaza pública y pocos medios de comunicación.

Por eso es que este fin de semana se les vio junto a sus coequiperos en Montería, pero después terminó recorriendo poblaciones como Cereté y Mompox y sumando a su campaña al exgobernador Eduardo Verano de la Rosa. “Los votos están en la calle, no en los debates”, dijo una fuente de la casa Char.

Pero, además, es consciente de que el 13 de marzo –durante las elecciones a Congreso en las que se dirimirán las consultas– tiene que dar un golpe de opinión que lo lleve a ganar con una diferencia amplia de quien quede segundo, por lo que, según supo este diario, está alistando una agenda de región, especialmente en la Costa Atlántica, a parte de los recorridos que va a programar Equipo por Colombia. Con este segundo grupo se están ultimando las visitas a Armenia, Medellín y Bogotá, que se realizarán en las próximas dos semanas.

Y también están hablando de dinero. Entre los 2.700 millones de pesos que cada uno puede gastar en la campaña para la consulta interna, hay un compromiso de destinar fondos conjuntos para hacer pedagogía de cómo se vota por Equipo por Colombia y que, en todo caso, la consulta no cueste más de 14.000 millones de pesos.

El representante a la Cámara César Lourduy, alfil de la casa Char en Cambio Radical y también en Barranquilla, aseguró que lo que se busca con Alejandro es potenciar a nivel nacional la buena imagen que tiene en su tierra natal, donde terminó su segundo mandato con una probación por encima del 80 por ciento, con el fin de tener opción de crecimiento en este mes largo que resta de la cita a urnas.

“Es un hijo de Barranquilla y merece la oportunidad”, precisó Lourduy.

Sus copartidarios no son ajenos a esta campaña, por lo que también –por aparte– preparan sus recorridos autónomos para dejar de dar explicaciones por seguir apoyando a Char en medio de la polémica por Aída Merlano y poder darles espacio a sus propuestas electorales.

  NOTICIAS RECOMENDADAS