Política


¿Cómo afecta a Cartagena la guerra entre Dau y el contralor Quintero?

El roce político entre William Dau y Freddys Quintero apenas empieza. Expertos analizan qué tanto afecta esta división a la institucionalidad y a la dinámica política de la ciudad.

LIA MIRANDA BATISTA

21 de octubre de 2020 12:00 AM

La confrontación entre el alcalde William Dau Chamatt y el contralor Distrital Freddys Quintero subió de tono. Las recientes denuncias sobre presuntos actos de corrupción en la Contraloría reveladas en video por el mandatario local han creado un clima de confusión y duda sobre el control fiscal a la gestión pública que se hace en Cartagena.

La fricción comenzó el pasado 22 de septiembre con la investigación que abrió el ente de control fiscal al contrato de la primera dama, Cynthia Pérez Amador, y que por consiguiente llevó a la suspensión de Diana Martínez Berrocal como secretaria General, por ser ella quien suscribió los estudios previos para el contrato de Pérez Amador. Lea: Primera Dama: “Es una jugada para intentar desestabilizar el gobierno”

El alcalde calificó esta acción como una “persecución política” en su contra y mediante un video que colgó en sus redes sociales expuso una grabación en la que supuestamente se escucha al contralor Quintero hablar con otro hombre sobre una presión a un concejal para conseguir votos a su favor. Lea: “Suspendí a Diana Martínez porque estoy obligado”: William Dau

“De ser cierto lo que acabamos de escuchar, vale la pena preguntar ¿quién nos controla y bajo qué criterios? ¿será que lo que se hizo con Nubia Fontalvo lo repetieron? ¿No aprendieron la lección? ¿Será este el colmo de descaro, de la desfachatez?”, se pregunta Dau.

El video que ya supera las 20 mil reproducciones ha generado controversia en el ambiente político y muchos alertan sobre la gravedad de las denuncias hechas por el mandatario local.

“Es una recusación”

Analistas consultados por El Universal diagnostican esta nueva pugna política y coinciden en la urgencia de que una autoridad pública ejerza un control autónomo y eficaz sobre la situación.

Para Fabio Castellanos, abogado y consultor cartagenero, el alcalde en su particular estilo ha recusado al contralor Distrital y por ello debe poner en consideración de la Fiscalía y la Procuraduría las denuncias publicadas.

“El alcalde en su particular estilo por la vía del video ha recusado al contralor Distrital. A pesar que así no lo indique y este ante lo dicho por el alcalde debe apartarse de los procesos en los cuales él funge como primera o segunda instancia. El alcalde debe remitir el video a la Procuraduría Regional de Bolívar para que sea esta quien decida si existe alguna causal objetiva de recuperación y si fuese así, nombrar un contralor ad hoc”, dijo.

Le puede interesar: Implicaciones que podrían tener denuncias de Dau contra el contralor

Castellanos sostiene que esta situación afecta a la ciudad toda vez que el Concejo Distrital eligió a un contralor inhabilitado.

“Triste situación para la ciudad. El Concejo Distrital eligió un contralor inhabilitado, el actual puede también estar inhabilitado. He dicho en varias ocasiones que el Concejo Distrital debe revocar todo el proceso e iniciar de nuevo el trámite de escogencia del contralor. Cartagena requiere más institucionalidad, ajustarse al principio de la legalidad y acatar lo que digan las autoridades públicas. Si se está en contra de sus decisiones, acudir al control judicial. Solo así las instituciones saldrán fortalecidas y con ello también la ciudadanía”.

“Lucha política a muerte”

A su turno, el experto en ciencias políticas Nixon Padilla Rodríguez explica que en la ciudad “hay una lucha política a muerte” de clanes políticos que están incómodos con la administración de turno.

“Estamos en un país donde el ejercicio de gobierno es un ejercicio también de política y en ese sentido se disputan maneras, formas, intereses en el desarrollo de un gobierno. Nadie puede pensar que la acción del contralor es una acción solamente de supervisión, sino que hay un potencial político en la acción que hace el contralor. Es decir, investigar cierto tipo de contratos, por ejemplo, para poder tener herramientas con qué dar la lucha política contra el alcalde porque este es su enemigo político”.

De acuerdo con Padilla, “lo que intenta el alcalde Dau es dar respuesta en el mismo terreno que se la coloca el contralor”.

“Lo que ciertamente hay en Cartagena es una lucha política a muerte de clanes políticos que están incómodos con una administración que no responde a sus intereses. No quiere decir que la administración sea buena o mala porque de eso no se trata el debate. Nadie se está preguntando eso. La pregunta que está en el ambiente es quién tiene el control del aparato y por ello se utilizan todas las herramientas de poder. En este caso, la Contraloría se orienta hacia donde necesita establecer su territorio, eso es lo valioso de un puesto como la Contraloría, que te permite tener las manos dentro del negocio (viéndolo como negocio) y Dau se defiende de la misma manera”.

“A gobernar”

Contrario a Padilla, el analista político Carlos Arias considera que Dau debe dejar a un lado las discusiones mediáticas y concentrar sus esfuerzos en sacar adelante su proyecto de ciudad.

“El alcalde Dau no saca nada generando este tipo de discusiones mediáticas con actores políticos porque Cartagena se está quedando de nuevo en una discusión política sin poder avanzar hacia su desarrollo. Dau no está lo suficientemente preocupado por el desarrollo de los estratos 1 y 2, sino que está preocupado el show mediático (...) Uno no puede seguir gobernando para esos poderes sino para sacar estos estratos adelante. Su objetivo debe ser la lucha para sacar a la ciudad de la inequidad social”.

Por ahora, el contralor Freddys Quintero no se ha pronunciado sobre las denuncias en su contra, mientras que el alcalde dice ya puso en conocimiento de la Fiscalía lo revelado en el video.