Política


Contralor Distrital, un cargo que parece estar “en el aire”

Una nueva investigación se avecina por la elección de Héctor Consuegra como contralor. Este reclama que lo posesionen.

WILSON MORALES GUTIÉRREZ

16 de julio de 2020 12:00 AM

Vuelve y juega. Una nueva investigación se asoma por la elección de contralor Distrital de Cartagena, cargo que parece estar “en el aire”.

En el 2016 fue la presunta elección irregular de Nubia Fontalvo como contralora la que desembocó en la destitución de esta y en investigaciones de distintos tipos contra diez concejales, el exalcalde Manolo Duque y contra su primo José Julián Vásquez, las cuales aún no llegan a una conclusión, pese a que han transcurrido cuatro años desde entonces.

El martes, el Concejo Distrital escogió a Héctor Consuegra como contralor y con ello se abrió paso a una nueva investigación por este concurso, pues la Mesa Directiva de la corporación indicó que aún no lo posesionará, pues alega que este tendría una inhabilidad debido a que al tiempo que aspiraba al cargo trabajaba como asesor de control interno en Edurbe.

Así mismo, el presidente de la Mesa Directiva, el concejal David Caballero, pidió a los entes de control que abran una investigación, señalando que Consuegra no advirtió de esta situación a la corporación edilicia.

“Concepto errado”

Sin embargo, Consuegra dice que es un concepto errado el que tiene la Mesa Directiva, pues alega que tras ser electo por ocho concejales su deber es posesionarlo. Por eso, envió un oficio a la corporación pidiendo que lo posesionen y adjuntando documentos para ello.

El contralor electo también indicó que envió a la corporación un certificado de la Procuraduría, en el que se registra que “no presenta inhabilidades especiales aplicadas al cargo”.

Reiteró que la queja por su nombramiento en Edurbe debe ser un caso que se trate mediante una investigación judicial, y que será a través de esta que se determine si está inhabilitado o no, y no a través de un concepto que pida la Mesa Directiva.

Varios reproches se han hecho también por distintos veedores, quienes han pedido que se investigue al contralor electo por la omisión de la información respecto a su nombramiento en Edurbe, así como también piden que se investigue a los ocho concejales que lo eligieron y al mismo alcalde William Dau, por el hecho que fue este quien lo nombró en Edurbe y que tampoco lo comunicó al Concejo.

No sabían

Por un lado, todos los concejales coinciden en que fueron asaltados en su buena fe, alegando que cuando se entregaron las hojas de vida en enero no existía esta situación y que Consuegra tampoco informó después. Varios, como Javier Julio Bejarano o Rodrigo Reyes, acotaron que cuando se hizo la elección confiaron en el concepto jurídico que presentó la Mesa Directiva, en el que se certificó que los ternados estaban habilitados para ejercer el cargo de contralor Distrital (Héctor Consuegra, Érika Mendoza y Freddys Quintero).

“La Mesa Directiva nos presentó una terna y nos puso a tres personas para elegir, se dio la viabilidad jurídica de los tres candidatos y por eso tomé una decisión”, indicó el concejal Rodrigo Reyes.

“Yo voto a favor de Héctor Consuegra desconociendo el nombramiento en Edurbe, confiando en el concepto de la Oficina Jurídica y Mesa Directiva del Concejo (...) El acto de elección le reconoce el derecho a Consuegra -para posesionarse- y solo se podría presentar recurso de nulidad -para determinar si está inhabilitado o no-, quiero dejar constancia”, dijo por su parte la concejala Carolina Lozano. A su turno, el concejal César Pión indicó que quienes votaron por Consuegra fueron asaltados en su buena fe.

Y mientras la posesión está en el aire, el puesto de Freddys Quintero como contralor encargado también parece tambalear. Quintero luchó contra Consuegra para convertirse en el contralor Distrital en propiedad para el periodo 2020-2023, siendo vencido por solo un voto (8 a 7 quedó la votación entre Consuegra y Quintero). En la sesión virtual de ayer, varios concejales indicaron que su encargó ya acabó y que se le debe apartar.

“Si bien la Mesa Directiva toma una decisión de no posesionar a Héctor Consuegra hasta tener un concepto y tener la seguridad jurídica, pido que nombre a un contralor ad hoc, toda vez que Freddys Quintero tiene más de diez peticiones durante el proceso y una tutela; su periodo acabó el 31 de diciembre del 2019 y la única persona que se beneficia si no se posesiona a Consuegra es Freddys, tomando más tiempo como contralor y siendo el único beneficiario de la decisión de la Mesa Directiva.

“Pido que si van a hacer consultas para verificar si Consuegra está inhabilitado, también se tiene que apartar del cargo a Freddys porque desde el primero de enero este no cumple con condiciones para ser contralor del Distrito. No puede ser que la persona que se beneficia con esta decisión sea quien se mantiene en el cargo hasta que se resuelvan las dudas jurídicas”, indicó Javier Julio.

Este también indicó en un video que colgó en sus redes que la decisión de la Mesa Directiva es curiosa, teniendo en cuenta que sus miembros votaron a favor de Freddys Quintero. “No es un secreto que Freddys Quintero tiene cercanías con las clases políticas, no queremos que esto vaya a ser una jugada jurídica para dejar a Quintero en el cargo y seguir haciéndole oposición al alcalde William Dau (...) No podemos permitir que se siga utilizando la Contraloría como una herramienta de oposición al alcalde. Que los entes investiguen con objetividad este proceso, no le temo a nada”, indicó Julio.

Coinciden

Rodrigo Reyes coincidió en que se debe apartar a Quintero como contralor encargado, lo mismo que la concejala Carolina Lozano. “Freddys Quintero ya no es contralor de Cartagena, en las actas donde se le encargó dice que es hasta que se de la convocatoria y la elección del contralor, y la elección fue el día de ayer -martes- (...) La plenaria ordenó que se posesionara a Consuegra y necesito que se certifique por qué no se le da posesión. Estoy de acuerdo que se hagan las consultas, pero también hay un procedimiento por cumplir”, dijo Reyes.

Mientras tanto, Consuegra confirmó que el martes renunció a Edurbe y que espera que lo posesionen, expresando que su elección fue consumada y que, si está inhabilitado o no, eso se tiene que decidir en un proceso ante lo Contencioso Administrativo. Afirmó que espera la respuesta del Concejo y que no ha ido ante un notario que lo posesione, como lo preguntaba ayer la concejala Gloria Estrada.

Estaría inhabilitado

El Universal consultó con un abogado experto en derecho administrativo, quien indicó que Héctor Consuegra sí podría estar inhabilitado para ejercer como contralor por haber estado vinculado a Edurbe. “Para el cargo de contralor el artículo 272 de la Constitución, modificado por el artículo 4 del Acto Legislativo No. 2 de 2019, señala que ‘no podrá ser elegido quien sea o haya sido en el último año miembro de la Asamblea o Concejo que deba hacer la elección, ni quien haya ocupado cargo público en la rama ejecutiva del orden departamental, distrital o municipal. Basta con que dentro del último año, el aspirante o el elegido hubiesen ejercido un cargo público en la rama Ejecutiva del orden departamental, municipal o distrital. Cuando la norma habla de ‘rama ejecutiva’ debe tenerse en cuenta de acuerdo con la Ley 489 de 1998 que la administración puede dividirse en un sector central y en uno descentralizado, es decir, que la inhabilidad puede aplicar para cargos del sector central y descentralizado.

“Si bien es cierto que Edurbe es una Sociedad Pública por Acciones de la cual el Distrito es accionista, hace parte del sector descentralizado del Distrito. En este sentido, si el electo contralor se desempeñó como asesor de control interno de Edurbe S.A. dentro del año anterior a la elección, puede haber sido elegido con violación del régimen de inhabilidades e incompatibilidades”, explicó el abogado. Este también dijo que la inhabilidad solo la podrá determinar un proceso judicial. “Esto puede dar lugar a que, previo proceso judicial, se declare la nulidad de la elección por la jurisdicción de lo Contencioso Administrativo, sin perjuicio de la responsabilidad disciplinaria de quienes participaron en la elección o de quien resultó elegido”, explicó, dando a entender que también se podría abrir una investigación contra los concejales que participaron en la elección de Consuegra y contra este mismo.

Cassiani y Montero

En un video en redes, el concejal Javier Julio señaló que los cabildantes Luis Cassiani y Lewis Montero debieron declararse impedidos en el proceso de elección de contralor para el periodo 2020-2023, por estar inmersos en la investigación de la presunta elección irregular de Nubia Fontalvo como contralora en el 2016, quien luego fue destituida.

Sin embargo, un abogado administrativista consultado por este medio indicó que sí podían votar. “El hecho que estos concejales estuviesen vinculados en un proceso penal o en un proceso disciplinario por la elección de la contralora anterior, no impide que estos participen porque se trata de actuaciones administrativas diferentes, ese hecho no es causal de impedimento ni recusación”, explicó el jurista.