Política


Distrito insiste en cambio de operador de alumbrado público para Cartagena

El alcalde de Cartagena William Dau indicó que independientemente de que el Concejo apruebe o no el proyecto de acuerdo presentado, no prorrogará la concesión actual.

REDACCIÓN POLÍTICA

13 de noviembre de 2020 12:00 AM

Tras un nuevo debate en el Concejo sobre el proyecto de acuerdo presentado por el Distrito para comprometer vigencias futuras y contratar un nuevo operador de alumbrado público por los próximos 10 años, el alcalde William Dau reafirmó su postura de no prorrogar la concesión vigente a pesar de que el proyecto sea aprobado o no por los concejales, ya que considera que este cambio es necesario. (Lea aquí: Comienza discusión por el proyecto de alumbrado público en Cartagena)

“En caso de que no se aprueben las vigencias futuras que se requieren para desarrollar el proyecto de modernización del sistema de alumbrado público, se recurrirá a otras opciones para seguir garantizando el servicio en la ciudad, diferentes a la prórroga”, manifestó. Sin embargo, dijo que de no aprobarse el proyecto esto podría resultar más costoso.

Las razones

El mandatario insiste en que el cambio de operador es necesario debido a que el concesionario actual lleva 22 años al frente de la operación y son varias las deficiencias que se han identificado, entre ellas que aún haya varios lugares de la ciudad sin ningún tipo de alumbrado, la opacidad de la luz y el hecho de que el sistema no ahorre mucha energía.

“En Cartagena el servicio de alumbrado público ha estado por más de 20 años en las manos de un mismo concesionario, la Unión Temporal Ecosodio S.A. - Electroconstrucciones Ltda., empresa del empresario Alfonso Hilsaca Eljadue. Por más de dos décadas esta empresa ha sido la única que ha tenido en su control el servicio de alumbrado, el cual vale la pena aclarar, no se presta gratis, es un servicio que todos pagamos y por el cual se ha estado lucrando esta empresa por 22 años”, dijo el alcalde.

A su vez, indicó que el año pasado este concesionario presentó una propuesta para renegociar y prorrogar la operación, pero que en ella solo proponían una modernización del 23% de las luminarias a cambio de una ampliación del contrato por nueve años, tiempo que según ellos demorarían en recuperar la inversión.

De la misma manera, el interventor de alumbrado público, William Murra, indicó que también sugirió al Distrito descartar la oferta del actual operador por razón del aumento del AOM (costos de administración, operación y mantenimiento) y también por inconsistencias en su programa de modernización y expansión.

La propuesta

En este sentido, la alternativa que acogió el Distrito para no prorrogar la concesión fue la de realizar un contrato interadministrativo, una de las opciones planteadas por Findeter para garantizar el servicio el año que viene y porque los tiempos no alcanzaron este año para hacer una licitación pública.

“Aunque Findeter socializó el estudio desde enero y febrero de este año, se debía estudiar en detalle lo que ellos nos entregaron y cada una de las opciones, y solo hasta junio se logró terminar esta tarea, lo cual dejaba al Distrito con unos tiempos muy ajustados que no permitían completar un proceso de esa magnitud. Igualmente, vale la pena aclarar que el Distrito no está obligado a escoger solo la opción de una licitación, el estudio de Findeter permite otras opciones, todas igualmente válidas y legales”, apuntó el Distrito.

En esto se basaron para presentar el proyecto ante el Concejo para facultar al alcalde a usar vigencias futuras por $464.793 millones para poder celebrar este contrato, que incluye la administración, operación y mantenimiento del sistema, los costos de la interventoría y el suministro de energía.

“No hay preferencias”

Hasta el momento, las cotizaciones que se han realizado para la operación del alumbrado público el próximo año son de las empresas EPM, Enel-Codensa S.A E.S.P y Alumbrado Público de Barranquilla, cuyas ofertas fueron socializadas ayer en el Concejo. Sin embargo, ante las dudas que surgieron entre veedores y algunos cabildantes de que posiblemente el contrato “ya tuviese dueño” y que existía el riesgo de que fuera adjudicado a dedo, el alcalde dijo puntualmente que no hay preferencia por ninguna y que se están considerando todas las ofertas para finalmente escoger la que mayor conveniencia ofrezca.

“No es cierto que haya una preferencia por alguna de las empresas, todas están en igualdad de oportunidades y llegado el momento del proceso, en caso de ser aprobado el proyecto de acuerdo por parte del Concejo, se hará el procedimiento para el contrato interadministrativo y se acogerá la empresa que tenga la mejor opción, y que se ajuste a las necesidades de la ciudad como dijo Findeter en su estudio muy completo”, manifestó la administración.

Según la Alcaldía, su propuesta de contrato interadministrativo permitirá la modernización del sistema en tres años, un ahorro de energía del 33% y la expansión a sectores que no cuentan con alumbrado público, todo sin aumentar la tarifa y con la garantía de que los recursos quedarán en manos del Distrito y no de una concesión.

Hilsaca rechaza afirmaciones

Con respecto a las declaraciones realizadas por el alcalde de Cartagena William Dau Chamat con relación a la Unión Temporal Ecosodio S.A. - Electroconstrucciones Ltda., la cual opera el alumbrado público en la ciudad actualmente, el empresario Alfonso Hilsaca Eljadue afirmó no tener participación alguna en esta empresa, contrario a lo que afirmó el mandatario.

“Frente a las afirmaciones del alcalde sobre una participación mía en la concesión del alumbrado público de la ciudad, manifiesto que rechazo enfáticamente semejante afirmación mentirosa. Nunca he sido socio ni tengo que ver con esa concesión”, puntualizó.