Política


“Es aberrante cómo Cartagena está llena de invasiones”: Liliana Suárez

La concejala y varios de sus colegas se quejaron por el aumento de estas prácticas en muchos sectores de la ciudad. El foco de estos asentamientos es Chambacú.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

15 de julio de 2022 12:05 PM

Hace poco más de medio siglo, Chambacú fue intervenido por las autoridades. Del lugar fueron desalojados los asentamientos irregulares instalados en el sector, a poca distancia del Centro Amurallado de la ciudad. El proceso se dio con la impronta de mejorar la vida de quienes residían entre manglares y lodos; y, en simultáneo, recuperar la zona para potenciarla en términos urbanísticos, comerciales y recreativos.

(Lea: Las consecuencias de no prestarle atención a las invasiones en Chambacú)

No obstante, en la actualidad el paraje sigue desolado y en las noches la oscuridad oculta múltiples problemas sociales como la inseguridad y la prostitución. En el corazón de una ciudad capital, las invasiones ilegales se han apropiado de una importante porción del terreno. Una coyuntura que hace años ha sido denunciada por este medio y por voces de Cartagena.

Luego de conocerse varias fotografías sobre invasiones y asentamientos ilegales en varias zonas de espacio público de la ciudad, el Concejo Distrital realizó ayer un debate de control sobre el tema para conocer las acciones que se están llevando a cabo desde la administración.

Los cabildantes fueron enfáticos en que el Distrito viene siendo muy permisivo con este tipo de situaciones que provocan desde problemas ambientales, situaciones de inseguridad y mala imagen para la ciudad.

A la plenaria asistieron autoridades competentes como Marina Villamil, inspectora policial 14, quien fue enfática en aclarar que desde esa dependencia se han adelantado las acciones pertinentes para evitar que se sigan presentando invasiones en su jurisdicción.

Explicó que se ha actuado conforme a la ley; sin embargo, muchas de las invasiones se encuentran en zonas de bajamar y en esas áreas el responsable es la Dimar por lo que no tiene competencia.

Alzó además la voz sobre las difíciles condiciones en las cuales los inspectores deben trabajar, pues se encuentran, a su parecer, sin recursos técnicos para desarrollar su labor.

Mafias y debilidades

El concejal Sergio Mendoza, del partido Alianza Verde, indicó que hay mafias apoderándose del territorio de los cartageneros, precisando la importancia de proteger la población afro dueña de sus terrenos ancestrales de los que merecen la titularidad, como la han obtenido empresas que no son parte del territorio. “Hay manos que se mueven en la ciudad y se mofan de Cartagena, pues hay una clase social que no quiere que Cartagena progrese”, indicó.

En ese sentido, la presidenta de la corporación, Gloria Estrada, le exigió a la secretaría del Interior revisar sus protocolos de acción pues indicó que en este momento es muy fácil invadir terrenos que deben ser protegidos, lo que estaría relacionado con debilidades en las autoridades competentes.

“¿Qué estamos haciendo frente a estos poderes criminales que propician las invasiones para su beneficio?”, se preguntó la concejala Liliana Suárez, del partido ASI.

Chambacú, foco de invasiones

En la sesión, concejales como Liliana Suárez determinaron que la población afectada debe estar presente al momento de tocar el tema de las invasiones en Chambacú, por ello, se llevará a cabo una gran audiencia pública en este sector para así poder escuchar sus aportes.

“Yo soy una persona que le gustan los resultados. Esto es un tema que se ha venido agotando desde hace tiempo y se viene trabajando en pro de una solución. En dos años y medio, hemos logrado que Corvivienda reubique algunas casas, pero aún faltan más. Sin embargo, estamos muy preocupados por la situación aberrante en todo el frente del Mall Plaza y cerca del Centro Histórico. No se puede normalizar esa situación. Cartagena está totalmente invadida y en esta Administración no han sido capaces de frenar este flagelo. Un ambiente hostil donde niños están creciendo sin libertades y en precarias condiciones de higiene”.

La concejala Liliana Suárez expuso que es importante que los entes de control ejerzan su labor y no permitan más el robo de espacio público y que se cuiden los territorios. Suárez explicó que también se trata de un tema de índole social y que el Distrito, en especial el nuevo secretario de Participación, Miguel Salgado Padilla, deberá prestar atención a estas personas para garantizarles apoyo y bienestar.

“Es un tema que nos debe tocar el corazón. Es absurdo que el control sea tan ineficaz. La vida es de resultados. De nada sirven los títulos colgados si a la hora de ejercer tu trabajo no brindas resultados medibles de mejora”, indicó la cabildante.

Liliana Suárez, concejala del partido ASI. // Cortesía
Liliana Suárez, concejala del partido ASI. // Cortesía

Además, la cabildante indicó que la inseguridad ha aumentado de forma exponencial en toda Cartagena, especialmente en Chambacú. “Muchos estudiantes, vendedores informales o ciudadanos que entran en la noche a la estación de Transcaribe de Chambacú, han sido robados. Paran o tumban a los mototaxistas para robarlos. No podemos permitir que esto siga sucediendo. Un secreto a la vista de todos”, denunció Suárez.

Al respecto, la concejal Claudia Arboleda, del partido MIRA, indicó que los asentamientos irregulares son preocupantes al haber niños y niñas que están en peligro inminente. “Invito a aunar esfuerzos para hacerle frente a una problemática que está en toda la ciudad y así no bajar la guardia y trabajar por los niños”, enfatizó.

El rol de Planeación

Por su parte, el concejal Rafael Meza, del partido Conservador, expresó que se deben intervenir esas zonas e invitó al secretario de Planeación, Franklin Amador, a adelantar el POT, trabajar y mejorar las áreas fluviales y así darles uso en transporte acuático.

En el mismo sentido, el concejal César Pion, del partido de la U, expresó qué hay que trabajar en el plan de ordenamiento territorial, pues los desarrollos del país se hacen frente al agua, e hizo énfasis en que es necesario el POT para delimitar las zonas y sus usos.

Por su parte, el concejal Carlos Barrios, del partido Cambio Radical, se refirió al caño de Juan Angola, el que según su concepto se encuentra abandonados, debido a la poca inversión que se le ha destinado. El cabildante hizo referencia a que es importante tomar ejemplo de Barranquilla, donde a su parecer se notan resultados gubernamentales.

Incidencia medioambiental

Residentes del barrio Torices, adyacente a Chambacú, exponen que desde hace mucho instan al Distrito para que controle la situación en el extenso predio donde han aumentado las casuchas. Al no prestarle atención al problema, las invasiones inciden en inundaciones de sus calles.

Es una situación angustiante que se ha recrudecido en los últimos meses por cuenta, al parecer, de la obstrucción en el canal pluvial de la zona a la altura del box culvert de la carrera 14. La estructura une al sector con un extenso predio en Chambacú, el cual desemboca en las aguas de la laguna El Cabrero y las lleva hacia el caño Juan Angola.

Según los denunciantes, el taponamiento ha llegado a un nivel impensado, pues hay decenas de residuos amontonados al otro lado del box culvert y a lo largo de ese lado del canal. Aseguraron que el embotellamiento es producto de la mala disposición de los desechos por parte de personas que han invadido el terreno de Chambacú, que antecede al edificio Inteligente, y se han instalado allí en diversas casuchas sin que ninguna entidad se los impida.

“Todos los desperdicios en esas casas de tabla van a terminar al canal, en algunos ya funcionan negocios, incluso hay una chatarrería”, denunció un habitante de El Papayal, sector de Torices.

Este medio le preguntó sobre la situación al presidente de la Junta de Acción Comunal de Torices, Marcos Tous, quien confirmó los padecimientos en ciertos sectores del barrio.

“Es real, las escorrentías bajan hacia la carrera 14 a través de un box culvert que está totalmente tapado de desperdicios. La dirigencia comunal de Torices le ha insistido a la Alcaldía de Cartagena que visite la zona porque el problema es de fondo, no solo se trata de un canal tapado, es un tema de invasiones que desde hace unos tres años crecen a pasos agigantados a la vista de toda la ciudadanía. Los vecinos de Torices han tenido que subir sus viviendas porque el agua se les metía a las habitaciones”, aseguró el líder comunal.

De igual forma, Tous precisó que la misma comunidad ha hecho diversas jornadas de limpieza para que el agua pueda correr con mayor fluidez; sin embargo, últimamente han tenido inconvenientes con los invasores.

El problema sigue vigente

A inicios de mayo, la concejala Liliana Suárez ya había puesto el tema sobre la mesa y presentó proposición para conocer las acciones que adelanta la Administración con respecto a las múltiples invasiones que se presentan ante los ojos de todas las autoridades y cerca del Centro Histórico.

La proposición busca realizar un ejercicio de control político a la Secretaría de Planeación Distrital, a la oficina de apoyo logístico, al alcalde de la localidad 1, al inspector de Policía localidad 1, a la secretaría del Interior, a secretaría de Participación, a Corvivienda, a Gestión de Riesgo y al PES. Además, solicitar la intervención de la Procuraduría, la Personería y la Policía Metropolitana de Cartagena.

“No se puede permitir que un territorio que puede servir de ecoparque y de un foco de desarrollo deportivo, lúdico, urbano y comercial, esté convertido en un punto de inseguridad y en un lote para guardar los caballos que se usan en los coches turísticos. ¿Qué ha hecho esta Administración? Mucha lentitud y una culpa que se tiran entre funcionarios”, enfatizó Suárez, invitando a sus compañeros y al Distrito a tomar medidas y acciones.

  NOTICIAS RECOMENDADAS