Política


“Javier Julio Bejarano tiene el logo, pero José Osorio tiene al Pacto”

Daniel Quintero, exalcalde de Medellín, estuvo en Cartagena para apoyar a José Osorio y a Germán Zapata, candidatos de su partido. No se guardó nada contra Dumek.

Daniel Quintero, mesiánico para sus cercanos e inconveniente para sus detractores, una semana después de renunciar a la Alcaldía de Medellín, recorrió Bazurto y el Centro Histórico. Esto para acompañar a José Osorio y Germán Zapata, candidatos a la Alcaldía de Cartagena y a la Gobernación de Bolívar de Independientes, partido que fundó el exmandatario.

Lea: Una sorpresa entre los gastos que han reportado los candidatos a la Alcaldía

“Javier Julio Bejarano tiene el logo, pero José Osorio tiene al Pacto”

Daniel Quintero, José Osorio y Germán Zapata.

En conversación con El Universal habló de William Dau, del rumor de que será ministro de Gustavo Petro, de sus deseos de ser presidente de Colombia y de la coyuntura electoral. En este último tema no se guardó nada en contra de Dumek Turbay y Yamil Arana.

Usted es hincha del Nacional y se reconoce como un político de izquierda. Zurdo era Andrés Escobar y como los defensas iré directo a la canilla. ¿Usted quiere ser el próximo presidente de Colombia después de Gustavo Petro?

Yo en estos momentos lo único que anhelo es que a Colombia le vaya bien y eso demanda que el próximo 29 de octubre se elijan los mejores gobernantes. Cartagena y Bolívar no pueden permitir que personajes como Dumek Turbay, William García Tirado o Yamilito Arana capturen el poder para robustecer sus bolsillos. Ese círculo vicioso destruye la vida y la dignidad de la gente.

Hoy veo calles completamente destruidas e inundadas en Cartagena. La gente clama por soluciones al hambre, a la pobreza y el desempleo. Aunque William Dau dio un paso importante al parar la robadera de plata, eso no es suficiente pues no hay inversión en el futuro de la ciudad. Por eso estoy tan convencido que figuras como José y Germán son los políticos valerosos que se necesitan.

Una de las críticas que más le hacen es que polarizó a Medellín entre quinteristas y uribistas. Algo similar sucedió con Dau acá, pues más de uno piensa que ese maniqueísmo entre “salvadores” y “malandrines” propició la falta de ejecución en grandes obras...

Yo tengo un profundo respeto por Dau porque dio una batalla sin cuartel contra la corrupción; sin embargo, creo que ahora hay que ir más allá, dar el segundo paso. Eso que llaman “polarización” es el resultado de hacer lo correcto.

Si Dau o yo nos aliamos con los corruptos, pues no hubiera habido polarización. ¿Pero si yo me alío con los que se robaron EPM o Hidroituango, o Dau con los que han desangrado a Cartagena, algo hubiera cambiado?

Lo que sí hay que perseguir es la disciplina, el carácter y la independencia para fortalecer la educación, para bajar los homicidios, entregar obras y luchar contra el desempleo y la pobreza extrema. ¿Cómo se logra? Con independencia. Nuestro partido se llama Independientes y por eso si José o Germán son elegidos no verás a nadie dándoles órdenes, como sí harán los clanes con Dumek o Yamilito.

Pero Osorio y Zapata no puntúan en las encuestas.

Las encuestas no reflejan la realidad. Yo no gané ni una sola y fui elegido como alcalde de mi ciudad. Estos ejercicios suelen responder a los intereses de los grupos de poder que desangran el erario y que ahora quieren volver para despilfarrar el botín que deja Dau en las arcas de este Distrito.

El 29 de octubre el país decente librará una gran batalla. De su voto depende que Cartagena explote todo su potencial y se convierta en una ciudad con más futuro que pasado, pasado heroico y grandioso. La gente que le puye los ojos a Dumek y a Arana, apuestas al pasado, y voten por la decencia, ya que estos personajes lo que harán será entregarles estos territorios joyas a la clase política tradicional que con más pobreza, más riqueza tendrán.

En Bazurto fue hermoso ver cómo aún hay gente que tiene esperanza por un futuro nuevo y que hay una juventud comprometida en que factores negativos, como la perdida del potencial turístico de Cartagena, se extirpen por completo sabiendo elegir, votando bien.

“Javier Julio Bejarano tiene el logo, pero José Osorio tiene al Pacto”

Hay gente que piensa que las propuestas de José Osorio son más disparatadas que disruptivas.

Esa es la falsa idea que venden los politiqueros: convencer a la gente de que toda apuesta innovadora es una utopía. ¿Quién dijo que no se pueden aprovechar los cuerpos de agua de Cartagena para potenciar el transporte multimodal? Es lamentable que acá se construyó el bus fluvial que se usa en Barranquilla. A la ciudadanía quieren apagarle el fervor, enredándolos con lógicas como que los barrios de las faldas de La Popa no merecen un metrocable y que un tranvía no será el mejor aliado de Transcaribe.

Ese fervor del que hablo lo denoté hoy al ver cómo muchos cartageneros le prometieron su apoyo a José y a Germán. Habrá muchos que les “puyarán” los ojos a los “líderes de las encuestas” porque saben que a estas figuras no les duelen los niños con hambre, por lo que no se dejarán joder de personajes que creen que la gente tiene precio. Y no es necesario ir al Carmen de Bolívar para comprobarlo.

Pero si gana Dumek, con su gobierno nefasto le haría campaña a José Osorio, pues en cuatro años los cartageneros pedirán a gritos algo diferente, una apuesta fresca y joven, pero se perdieron cuatro años.

En Cartagena dicen que solo una unión entre Judith Pinedo, Javier Julio Bejarano, José Osorio y Javier Doria evitaría el triunfo de Dumek...

En Bazurto muchos le dijeron a José: “Sigue adelante, solo, que estamos contigo”. Mi consejo es que siga como va porque tiene la disciplina, el amor, la pasión y el ímpetu. Es un “pelao”, pero con una experiencia demostrada en administración pública cuando fue nuestro subsecretario de Educación, en una época convulsa en la que se nos vinieron encima dos pandemias: el COVID-19 y el uribismo. Él tiene todo para despertar el “león dormido” en Cartagena.

Yo creo que hay una gran oportunidad de integrar fuerzas. José ha invitado a la unidad, a buscar algún mecanismo de consenso, pero los otros candidatos alternativos no respondieron al llamado y “pidieron más tiempo”. Y tiempo es lo que no hay, se agota mientras charlamos.

Por eso considero que debemos seguir adelante, pues con trabajo duro y con el apoyo de gran parte del progresismo ganaremos la Alcaldía de Cartagena.

Pero el Pacto Histórico cohesiona a muchos de los votantes que ustedes buscan...

Javier Julio Bejarano solo tiene el logo, la marca del Pacto, pero las bases están con José Osorio.

¿Y por qué la gente debería convencerse de sus palabras ante el ruido que siempre le rodea?

¿Ruidos?

Sí. Las investigaciones en la Procuraduría, el proceso en el Consejo de Estado que busca quitarle la personería jurídica a su partido y los señalamientos de presuntas irregularidades en su gobierno en Medellín, hechos por Fico Gutiérrez y otras voces similares.

Son narrativas asociadas a una estrategia perfectamente planeada por los corruptos de siempre. No habían pasado 24 horas de elegirme como alcalde y ya había un proceso de revocatoria, cuando faltaban dos meses para posesionarme. Un exabrupto. Luego en medio de la pandemia no pararon con su revocatoria, lo que demuestra la mezquindad frente al bienestar general.

Los señalamientos lo que buscan es desacreditar a través de denuncias masivas que provocan las investigaciones en los entes de control que, gracias a Dios, se han ido cerrando una por una, y cada tutela termina anulada por los jueces. Todos los días nos cierran un proceso, algo que también le pasa a Dau.

Yo no tengo rabo de paja y por eso siempre me acerco a la candela. Fuimos la Alcaldía más revisada de la historia de Medellín y siempre estuvimos tranquilos porque no tenemos nada que esconder.

¿Próximo ministro de las TIC?

Estoy concentrado en defender el cambio en las calles, haciéndole campaña y volanteando por políticos independientes y decentes. Pero sí necesitamos ministros más disciplinados en la ejecución de las instrucciones del presidente Petro. Creo que ahí se puede hacer más.

¿Está tranquilo con el Gobierno Petro?

Por primera vez tenemos un presidente que le duele la gente. Eso no es un tema para quejarse, sino para alegrarse. Nuestra sociedad se acostumbró por décadas a ser dirigida por indolentes, por lo que es apenas natural cierta resistencia al cambio o cierta impaciencia.

La gente tiene que esperar que el gobierno madure sus procesos y estoy seguro que no demoran los logros y las ejecuciones en materia social. Yo estoy tranquilo con el Gobierno Petro, pues curiosamente las críticas son porque defiende la justicia social y busque adelantar reformas para fomentarla.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS