Política


La “alianza” entre los Montes y el Pacto Histórico para tumbar a los Blel

En aras de contar con el petrismo para su aspiración a la Gobernación de Bolívar, Emeterio Montes sostuvo una reunión electoral con una ficha de Dorina Hernández.

En el terreno de los sinónimos, Pacto Histórico es igual a Gustavo Petro. Con esa coalición de diversos partidos y fuerzas de izquierda llegó el actual presidente de Colombia al Palacio de Nariño. En el mismo ámbito gramatical, la Casa Montes es relacionada por muchos como uno de los grupos que encabeza la política de vieja data de Cartagena y Bolívar. Esa que muchas veces ha estado salpicada por escándalos de corrupción, mala gestión y parapolítica.

Por ese último delito fue condenado a siete años de cárcel el excongresista William Montes, quien luego se posicionó como financista de campañas políticas en la región Caribe; una suerte de poder oculto que hoy tiene como cosechas a dos representantes a la Cámara, Fernando Niño y Andrés Montes, y a su sobrino Emeterio Montes en la pista por la Gobernación de Bolívar.

Por ello ha conmocionado a la opinión pública la confirmación de un secreto a voces que este medio publicó hace meses: la cercanía entre la Casa Montes y el petrismo local para ganar la Alcaldía de Cartagena y la Gobernación de Bolívar.

La reunión

La foto de una reunión electoral, publicada por Emeterio Montes en sus redes sociales, sorprendió al aparecer junto a Liner Campo, quien para muchos le habla al oído a la congresista del Pacto Histórico, la palenquera Cha Dorina Hernández, y es cercano a Francia Márquez. Esto comprobaría el interés del grupo liderado por William Montes de aliarse con el petrismo para las elecciones regionales.

La “alianza” entre los Montes y el Pacto Histórico para tumbar a los Blel

Una fuente confidencial de la casa Montes le dijo al periodista Ever Mejía, de La Silla Vacía, que el plan de su grupo es llevar un candidato a la Gobernación que recoja el apoyo de todas las fuerzas políticas, incluidas el Pacto Histórico.

“Con eso aspiran quitarles esa entidad a sus exaliados, la familia Blel, que lidera Vicente Blel Saad, también condenado en su momento por parapolítica. A cambio, los Montes apoyarían al candidato del Pacto Histórico en la Alcaldía de Cartagena”, aseveró La Silla Vacía.

No es algo nuevo

Tras la victoria electoral de Gustavo Petro, se conoció que fue clave el apoyo con el que su candidatura contó en las regiones por parte de partidos políticos y grupos tradicionales. Lo que en su momento fue un consenso por debajo de la mesa, hoy se materializa en que partidos como el Conservador, el Liberal y la U, hagan parte de la bancada de Gobierno.

Hace meses, un reconocido político del Partido Conservador reconoció a El Universal que, “aunque era prematuro, los coqueteos y consensos entre la casa Montes y el Pacto Histórico sí existen y se cuece la alianza”.

Según La Silla Vacía, los Montes se subieron al bus de Petro desde primera vuelta presidencial y ahora se denotará en reuniones electorales.

El periodista Ever Mejía contactó a Emeterio Montes, pero este no le dio muchos detalles. “Estoy estudiando y seguiré preparándome. Liner Campo es mi amigo y lo conozco de hace varios años”. Por su parte, Campo le indicó a La Silla que el objetivo era “simplemente escuchar al candidato, que creo que no tiene ninguna investigación y no ha sido condenado”.

Sin embargo, la conclusión que quedó en los mentideros políticos de la ciudad es que Montes, o el candidato que eventualmente su familia le dé la venia a la Gobernación, iría de la mano con un precandidato a la Alcaldía de Cartagena como Liner Campo. Y así contrarrestar al candidato departamental que más fuerza tiene actualmente gracias al apoyo de los Blel: Yamilito Arana.

Cabe recordar que el Pacto Histórico subrayó que ni en la ciudad ni en el departamento tienen un candidato propio y que todos aquellos que se autoproclaman con ese distintivo estarían errados, pues primero se tienen que surtir las consultas internas para elegir al untado. Pacto Histórico empezó proceso para elegir a sus aspirantes

“Líneas rojas” y Dumek

Liner Campo al haber sido el coordinador de la campaña a la Cámara de Representantes por Bolívar de Dorina Hernández, miembro del equipo de empalme del Ministerio del Interior con el gobierno Duque y moderador en la mesa principal de educación durante los diálogos regionales en Turbaco, se convirtió en una especie de alfil político de la líder del Pacto Histórico en la región. Por ello, develó La Silla Vacía, hubo revuelo porque se estarían cruzando unas “líneas rojas”.

“Hay una línea roja y es que no podemos comprometer las candidaturas del Pacto Histórico con los que históricamente han empobrecido al departamento”, expuso Hernando Zamudio, integrante de la Secretaría Técnica del Pacto en Bolívar, a La Silla. “Más que Dau, Dumek, Montes, acá lo que importa es Cartagena”: Liner Campo

Según Ever Mejía, la congresista Hernández también participó de esas reuniones del Pacto. “Según Zamudio, lo que planteó Hernández en privado fue que fue una acción individual de Liner, que ella no comulga con eso y que se acoge a lo que determine el Pacto Histórico en Bolívar”, precisó La Silla.

Por su parte, Hernández le aseguró a El Universal: “Yo no tengo una persona que sea una mano derecha, nuestras decisiones responden a un equipo de trabajo y político que es amplio. Cada persona es responsable de con quién se reúne, pero esa no es una decisión del Pacto ni mía”.

Según la información revelada por La Silla, Campo no negó que dialogue con “actores del departamento”, por lo que también se habría reunido, según una fuente consultada por el medio, con Dumek Turbay, exgobernador de Bolívar que ahora va por la Alcaldía de Cartagena.

“La semana pasada, Campo se reunió con Turbay y le propuso que no se lanzara a la Alcaldía, sino a la Gobernación con el apoyo del Pacto. Liner asume que el grupo Montes avalaría esa propuesta, aunque esa posibilidad es más improbable”, resaltó La Silla.

El Frente Amplio, ¿una necesidad?

Los líderes regionales del Pacto Histórico hace meses hablan del “Frente Amplio”, un espacio en el que concertarán, tras elegir a sus candidatos en consultas internas, con aspirantes de partidos políticos tradicionales que en los territorios apoyaron a Petro en la segunda vuelta. No obstante, algunos describen esta estrategia como un salvavidas para un movimiento que en regiones como Bolívar y Cartagena no tiene rostros visibles.

Para el politólogo Luis Trejos, el Pacto Histórico no cuenta con una estructura de partido en la región Caribe. “Tiene activistas sociales pero no políticos con bases electorales fuertes y en ese sentido, las alianzas locales son el camino para evitar una debacle electoral en octubre”.

Y puntualizó: “Los acercamientos del petrismo con sectores políticos cuestionados no son nuevos, ya durante la campaña presidencial esos vínculos habían sido cuestionados públicamente y en ese momento al igual que ahora, parece que se inclinarán por el pragmatismo y no por la coherencia político-ideológica, ya que esta última no basta para ganar elecciones”.

Para diversas voces, como la de Germán Viana, uno de los miembros del Pacto en Bolívar, estas uniones van en contravía con los principios del petrismo, con relación a la independencia política y cambio progresista.

  NOTICIAS RECOMENDADAS