Política


“¿La peor amenaza que hemos recibido? La pobreza”: Carolina Calderón

La directora ejecutiva de Funcicar, en conmemoración a los 30 años, habló sobre su rol social y aporte para la transparencia en lo público y el ámbito electoral.

La Fundación Cívica Social Pro Cartagena, Funcicar, está cumpliendo tres décadas de ser ese puente para que la ciudadanía se acerque e incida en los espacios de participación ciudadana promovidos desde las instituciones.

Esta entidad sin ánimo de lucro constituida en 1993, por iniciativa de la sociedad civil, independiente de los gobiernos y apartidista, ha ejercido veeduría de la transparencia en el manejo de lo público y en los procesos electorales.

Además, ha servido de apoyo para impulsar la participación de los grupos poblacionales (mujeres, afro, indígenas, víctimas, LGTBI, discapacidad, adulto mayor, niñez y juventud).

Con el objetivo de profundizar en su rol social en Cartagena, Carolina Calderón, directora ejecutiva de Funcicar, habló con El Universal sobre su gestión y futuro.

¿Cuál es el quid de su lucha social?

Como organización de la sociedad civil que trabaja la cultura democrática estamos convencidos que una ciudadanía activa y vigilante contribuye al fortalecimiento institucional para el desarrollo del territorio. Lea: Mientras Dau durará los 4 años, ha habido inestabilidad en las localidades

Nuestro ejercicio de control social ha escalado, por un lado, generamos conocimiento y damos información permanente con nuestros tres observatorios ciudadanos, 100% Cartageneros: al Concejo de Cartagena, a la Asamblea de Bolívar, y a la Transparencia en la contratación Estatal, de donde nace el programa Vigila Cartagena.

También formamos en capacidades para masificar el cuidado de lo público, entregamos recomendaciones técnicas a las autoridades para el cambio de prácticas y la transformación Institucional, y denunciamos ante los órganos de control.

¿Alguna vez han recibido presiones o amenazas?

Siempre hay tensiones, el control social incomoda, la peor amenaza es la pobreza, la inversión pública limitada, desviada o sin calidad que atenta los derechos e impiden superar condiciones sociales, económicas, o demográficas. Lea: Los 102 cambios que ha tenido el gabinete de Dau desde su posesión

¿Ha habido ocasiones en las que sienten que su trabajo no tiene eco en las calles? ¿Cómo han combatido ese sentimiento y qué les da el ímpetu de seguir adelante?

Estamos seguros que con nuestro trabajo la ciudadanía está más informada y es más exigente. Como sociedad civil reconocemos el enorme poder de la ciudadanía, y no actuamos al mismo ritmo que la justicia, nuestros datos e informes sí disuaden, y además tienen eco en los medios de comunicación, el sector privado, la academia e Instituciones a nivel local y nacional. Nuestra mayor motivación es la confianza de las personas, especialmente los más vulnerables.

¿Cómo se conecta la democracia con el desarrollo?

Con instituciones más eficientes, transparentes y confiables, aumenta el bienestar colectivo y el gasto se vuelve inversión. Además de una institucionalidad fuerte, se requiere de una ciudadanía activa, que participa en la toma de decisiones y transforma el territorio.

Háblenos del trabajo que hacen con la ciudadanía

Trabamos de manera articulada con espacios de participación como los Consejos territoriales de planeación, las Asojac 1, 2, y 3, las Juntas de Acción Comunal, entre otros. Estamos comprometidos en el fortalecimiento de las bases comunitarias: las hemos acompañado en la formulación de sus planes estratégicos y generamos procesos para aumentar su liderazgo y su capacidad de agencia. Lea: ¿La cosa es con Dau? Esto duraba antes el Concejo para aprobar proyectos

A pocos meses de las elecciones locales y regionales, ¿qué prevé hacer Funcicar?

Tenemos un rol en todo el ciclo de la democracia, durante el ejercicio de gobierno y las elecciones. En esta última etapa hacemos pedagogía masiva y con talleres, promoviendo el voto libre e informado; proponemos que los programas de gobierno incluyan buenas prácticas Institucionales; organizamos debates políticos entre candidatos y candidatas; vigilamos la financiación de campañas; y como observadores, trabajamos en la calidad electoral.

Invitamos a que nos apoyen, precisamos que más empresas y personas contribuyan a ampliar nuestro trabajo. A través de nuestra página ww.funcicar.org pueden donar o contactarnos. Lea: ¿Sin diseño? La advertencia de Funcicar sobre contratación de obras viales

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS