Política


Los argumentos del abogado de Gloria Estrada para pedir su libertad

Juancho Royero, defensor legal de la concejala de Cartagena, criticó la reconstrucción de los hechos que hizo en su contra la Fiscalía y la Procuraduría.

REDACCIÓN POLÍTICA

19 de enero de 2022 10:57 AM

En la audiencia de solicitud de medidas de aseguramiento que se adelanta en estos momentos, la presidenta del Concejo, Gloria Estrada, solicitó convertirse en testigo del caso en su contra, por lo que el juez le leyó los derechos que renunciaba con esta decisión y le hizo diversas preguntas personales antes de proseguir la audiencia con su abogado, Juancho Royero, interrogándola.

(Lea: Podcast: Una camioneta, coca, una pistola y la concejala Gloria Estrada)

Estrada indicó que momentos antes de lo ocurrido se encontraba en su despacho en la calle El Arsenal en la sede del Concejo, haciendo actividades administrativas junto a Adriana Patricia Hernández Alean, asesora de comisión, y Viviana Malo lecompte, directora financiera del Concejo. “Soy presidenta del Concejo, representante legal de este y estaba haciendo funciones administrativas”.

“Me dieron un chance”

Gloria Estrada relató que su asistente le indicó que la pasaron a buscar para ir su apartamento a almorzar en el Pie de la Popa, en el edificio Terra, en la camioneta de Martín Barreto, su novio, y cuando bajaban por el puente Román fue que comenzó todo. La concejala indicó que nunca se rehusó al operativo al que describió como sorpresivo. “Jamás presioné a los agentes de policía como presidenta del Concejo mientras revisaban el vehículo y luego fue que nos informaron que habían hallado la sustancia alucinógena”.

La tesis de su abogado defensor, Juancho Royero, es la falta de lógica en la reconstrucción que hizo la Fiscalía de los hechos, especialmente la inferencia de que Estrada conocía que la droga se transportaba en esa camioneta. “Gloria no es dueña de ese vehículo, Gloria no duerme ni habita en él, por lo que la Fiscalía debería hacer un esfuerzo mayúsculo para demostrar la relación entre la concejal y la droga”, señaló.

Y agregó: “El fiscal estaba obligado a demostrar y explicarle al juez y a las contrapartes por qué considera que los imputados son coautores. Detallar sus roles y aportes en el presunto delito. Y más importante, comprobar que Estrada tenía dominio sobre la droga”.

El abogado dejó entrever en su defensa que lo sucedido con la concejala Estrada fue una triste casualidad.

“¿A quién no le han dado un chance en esta vida? Aquí quieren ver a todo el mundo preso y así no son las cosas. Yo quiero saber si esas personas que hoy condenan a Gloria por política y la tildan de narcotraficante, imaginen sí un día le dan un chance o cogen un taxi y en un reten de la Policía les sucede lo mismo. Piénsenlo”.

“Yo no conocía a Gloria Estrada personalmente, pero todos en Cartagena, en todos los estratos, conocen a los concejales y políticos de la ciudad. Es una ciudad política. Yo sabía que ella es la presidenta del Concejo y me queda claro que ese viernes ella estaba en el recinto, trabajando sus cuestiones administrativas, para luego montarse en esa camioneta al ser avisada por su asistente que Martín Barreto la esperaba afuera, para que luego en pocos minutos se encontrara con ese retén”.

Y añadió: “Un político reconocido de la ciudad indicó en una entrevista radial que es ilógico que la presidenta del Concejo se pasee por la ciudad con un kilo de cocaína. Si a mí me dicen que la cogieron con unos papeles de contratos chimbos. Adelante, pónganla presa por corrupta. Pero que a mí me digan que hace parte de un entramado criminal de narcotráfico, luego de no tener necesidad económica por su buen salario como concejala, es algo que la Fiscalía no ha logrado demostrar de manera lógica”.

Royero resaltó que este proceso ha estado rodeado de “chismes de barrio” y que los discursos de la Fiscalía y la Procuraduría han utilizado falazmente la cosa política y que es algo que no tiene nada que ver con el proceso judicial. “La corrupción de los políticos no tiene nada que ver con un kilo de cocaína. Eso que lo haga la prensa amarillista, que lo haga nuestro querido alcalde Dau, pero en un escenario jurídico eso no debe utilizarse”.

Y agregó: “¿Dónde está el material probatorio que Gloria Estrada hace parte un grupo mafioso? Solo argumentan contradicciones y elementos más del corrillo político de la ciudad para afianzar su petición de medida de aseguramiento porque, supuestamente, Estrada es un peligro para la sociedad y hay riesgo de no comparecencia o de que se escape. ¿Cuáles son las estadísticas que demuestran que una persona que no se le imponga medida de aseguramiento carcelaria se va a escapar del país? Solo estamos dándole faena a aquellos que ven esto como una corrida de toros.

“Yo no me imagino a Gloria Estrada dejando la piña de presidente del Concejo para huir al país de Maduro cuando tiene un gran arraigo familiar, político y social en la ciudad. Ella tiene un niño que es autista. Yo no me la pinto, porque le van a poner 8 años de cárcel, abandonando a su hijo y su tratamiento médico, por irse por una trocha rumbo a Venezuela.

El abogado se refirió a esa tesis construida por el ente acusador de que la concejala tiene un gran poder político para entorpecer el operativo o el proceso judicial, contrastándola con el hecho que, de ser cierto, Estrada hubiese huido del lugar de los hechos o no colaboraría como lo hace en las audiencias. “No hay inferencia razonable de autoría ni lógicas en la reconstrucción de los hechos presuntamente delictivos en contra de mi defendida”.

En conclusión, el abogado Royero pidió, al no existir claridad lógica ni inferencia razonable de que su defendida protagoniza un entramado delincuencial como argumentó, solicitó que no se le imponga medida de aseguramiento alguna a Gloria Estrada Benavides.
Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS