Política


Polémicos señalamientos contra método de elección de Óscar Iván Zuluaga

Uno de los activistas jóvenes más mediáticos del uribismo en Colombia cuestionó la precariedad en el número de encuestas presenciales hechas en las ciudades.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

01 de diciembre de 2021 11:16 AM

En Cartagena, al mediodía, en un sector tan concurrido como Puerto Duro, contiguo a la India Catalina, en un paso peatonal se pueden contar fácilmente más de 20 personas. Por consiguiente, que en la ciudad solo se hayan hecho 14 encuestas presenciales para definir quién sería el candidato presidencial del Centro Democrático, una muestra de lo ocurrido a nivel nacional, tiene a muchos de sus miembros descontentos.

(Lea: La Coalición de la Experiencia aún no le abre la puerta al uribismo)

Una de esas voces es la de Juan José Lafaurie, hijo de la senadora María Fernanda Cabal, quién para muchos era la ganadora de la contienda, según sondeos internos. La ahora exprecandidata presidencial sobrellevó el sinsabor solicitando, posteriormente, la publicación de los datos y cifras de las encuestas que dieron ganador a Óscar Iván Zuluaga como candidato presidencial del uribismo.

La solicitud de la senadora Cabal no cayó bien entre algunos de sus copartidarios. Sin embargo, el Centro Democrático, en un ejercicio que llamaron conciliador y transparente, publicó los detalles y la ficha técnica de las dos encuestas realizadas.

Según lo publicado, Zuluaga ganó con amplitud. La encuesta estuvo dirigida a dos públicos: los militantes y simpatizantes del partido. Para cada grupo fueron consultadas 2.100 personas. Las encuestas las hicieron dos firmas, CNC y Yanhaas, y la consultora empresarial Tempo les hizo auditoría.

Lo reseñado en esa auditoría fomentó aún más la controversia en aquellos suscritos a la tesis de que a Cabal le robaron la elección como candidata presidencial.

Ayer Juan José Lafaurie publicó en su Twitter que solo se hicieron 299 encuestas presenciales en todo el país, lo que le resultó inconveniente y sorpresivo a muchos internautas debido a que el Centro Democrático, el uribismo y la derecha política engloban a una gran parte de la ciudadanía colombiana. “Ilógico, si se contrasta con el número de votantes que eligieron al presidente Iván Duque”, mencionó uno de los tuiteros.

Otro de los elementos que más tiene los ánimos alborotados en el interior del uribismo es que en Medellín, uno de los bastiones del uribismo, no se hizo ni una sola encuesta presencial.

El partido, avalado por las firmas encuestadoras y la auditora, afirmó que centenares de encuestas fueron anuladas por distintos motivos como la no adhesión del sondeado con el Centro Democrático; oposición a la figura política de Álvaro Uribe Vélez, la deserción antes de finalizar la encuesta, entre otros.

Los críticos, próximos a Cabal, tienen mucha incertidumbre relacionada a estas encuestas desechadas y aducen que no construye un clima de certeza. Ambiente atizado por la no ratificación de la congresista como cabeza de lista al Senado y ya muchos piden, hace días, que se retire del Centro Democrático y siga su senda presidencial o parlamentaria en un proyecto independiente y apoyado por los que hoy están irritados.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS