Política


Ponencia negativa en el Concejo a la solicitud del Distrito sobre el préstamo

Algo esperado tras las constantes tensiones entra las dos instituciones. Dau criticó la postura de algunos cabildantes, pues se enredaría el crédito público.

La Alcaldía de Cartagena estaba a la espera de cómo se resolvía su solicitud al Concejo. En ella, pedían que se aprobara un proyecto de acuerdo que avalaría al Distrito para realizar un crédito público de hasta $161.000.000.000. Recursos que se destinarían para el mejoramiento de viviendas pobres, construcción del alcantarillado de Bayunca - Pontezuela, reparación de vías, chatarrización, Transcaribe y el pago de dineros de procesos judiciales que el Distrito perdió.

(Lea: Las espinas del préstamo que el Distrito solicita al Concejo que le apruebe)

Según lo manifestado por el alcalde William Dau en sus redes sociales, los concejales presentaron ponencia negativa a esa solicitud. “Lo que pedimos servirá para mejorar las condiciones de la ciudad y el bienestar de los más necesitados. Concejales, todavía hay tiempo de hacer las cosas bien, Cartagena lo necesita!”, aseguró.

La renuencia de los concejales

Así describió Dau a la motivación de los ponentes para presentar un concepto negativo al proyecto, necesario para combatir la pobreza en Cartagena, como resaltó. El mandatario expresó que la tesis de los concejales de que el Distrito tiene los suficientes recursos de libre destinación para afrontar los gastos que necesita la ciudad, es errada.

“Eso no es así. Cada peso que llega al Distrito ya tiene una destinación específica. Esa plata ya está comprometida para rubros del Plan de Desarrollo. Indicados renglón por renglón, ítem por ítem, en el presupuesto que el mismo Concejo aprobó”, explicó el alcalde.

Y añadió: “Los recursos que pedimos del empréstito servirán para inversiones adicionales que no sacamos de la manga, sino que son el resultado de un ejercicio juicioso de proyecciones a cumplir en nuestro Plan de Desarrollo, también aprobado por ellos mismos. El crédito está dentro de las fuentes legales de financiamiento del Distrito”.

El alcalde de Cartagena recalcó que en la administración de la pobreza en la ciudad “la plata no alcanza”. “Yo resalto los puntos que propuso, para el desarrollo local y para combatir la pobreza multidimensional, el gerente del Banco de la República en Cartagena, el doctor Jaime Bonet: infraestructura educativa en óptimas condiciones, dignificación y eficiencia de Transcaribe, y pavimentación vial y sanidad pública con alcantarillados para poblaciones como Bayunca y Pontezuela. Él sí sabe de economía y de finanzas.

Dau reafirmó lo que ha expuesto la secretaria de Hacienda, Diana Villalba, en varias intervenciones en el Concejo, sobre la capacidad y el músculo financiero que tiene el Distrito para responder con la deuda del empréstito, según evaluadores de riesgo nacionales.

Las falencias de la solicitud

El concejal Javier Julio Bejarano, uno de los ponentes del proyecto, indicó a El Universal que la solicitud del Distrito tiene muchas falencias. “A nivel de planeación este proyecto no cumple con los requisitos procedimentales. Por ejemplo, si analizamos la obra de Bayunca, en aras de poder ser inscrita ante el Ministerio de Vivienda y este cofinancie el gasto, necesita tener todas las licencias y permisos. Y, según respuestas de la misma Alcaldía, este proyecto no tiene ni licencias ni ningún permiso expedido”.

Y recalcó: “Incluso no tiene ni estudios previos ni diseños. No tiene la titularidad del predio en Pontezuela, porque apenas los están tramitando. En obras de infraestructura para 21 colegios públicos, 16 de estos necesitan licencias, estudios y diseños que no tienen. Por otro lado, no especifican cuáles serán las rutas que se chatarrizarán de Transcaribe. No hay claridad”.

El concejal expuso que el único proyecto que cuenta con los elementos necesarios es el de mejoramiento de viviendas; sin embargo, aseguró que le solicitaron a la administración que desagregara el proyecto para poder aprobar aquellos viables. “Pero respondieron que no. Que el proyecto es uno solo. Y ante esa falta de planeación gubermanental, prestar dineros que no se podrán utilizar de inmediato, por los trámites precontractuales, sería una irresponsabilidad e incluso una legalidad . Todo esto fue corroborado por Funcicar”, concluyó.

Javier Julio Bejarano, concejal y uno de los ponentes, resaltó que el proyecto tiene falta de planeación.

La contraparte

El alcalde Dau ante lo manifestado por la ponencia negativa sobre falta de planeación y carestía de estudios previos, presupuestos y diseños en algunas obras, precisó que estos peldaños procedimentales son caros y que necesitan los recursos del préstamo para afrontarlos.

“Para mí lo más fácil es decir: ‘Bueno, no lo aprueben’. Pero ante las necesidades de los cartageneros que están en la pobreza no lo puedo hacer, y si los concejales siguen en su postura deberán pagar un alto costo político. Yo seguiré peleando y aspiro a que recapaciten. Que se solidaricen con Cartagena y no con Javier Julio Bejarano”, concluyó.

  NOTICIAS RECOMENDADAS