Política


Primo de Verónica Alcocer, ¿con superpoderes en la Casa de Nariño?

Gustavo Petro recientemente recalcó a su gabinete que Mario Fernández Alcocer, próximo candidato a la Gobernación de Sucre, que no “manda” en el Gobierno.

REDACCIÓN POLÍTICA

26 de junio de 2023 11:11 AM

La región Caribe de Colombia no solo le ha dado sus raíces al presidente Gustavo Petro, sino también muchas polémicas. Desde las reuniones y parrandas de su hijo Nicolás Petro con familiares de los condenados sahagunenses Musa Besaile y Ñoño Elías, la presunta financiación con recursos non sanctos a su campaña presidencial que Armando Benedetti dejó entrever mientras puteaba a Laura Sarabia, ahora se le suma una nueva polémica: Mario Fernández Alcocer, primo de la primera dama, Verónica Alcocer.

(Le puede interesar: “Legalizar la droga es legalizar el asesinato”: Uribe desde Cartagena)

Este abogado sincelejano hace semanas protagoniza una controversía al ser señalado como un agente de presiones y presunto tráfico de influencias en los pasillos de la Casa de Nariño, aprovechando sus vínculos familiares. Se cuenta que el exconcejal de su ciudad y exsenador del Partido Liberal “hace uso irregular de su cercanía familiar para llegar a despachos públicos a pedir contratos, mover macroproyectos y exigir cuotas burocráticas. Por eso, Petro advirtió que desautorizaba cualquier gestión suya”, reveló la Unidad Investigativa de El Tiempo.

Primo de Verónica Alcocer, ¿con superpoderes en la Casa de Nariño?

Mario Fernández es esposo de Ana María Castañeda, senadora de Cambio Radical.

El Tiempo informó que fuentes muy cercanas al presidente de Colombia develaron que Petro usó varios minutos de un consejo de ministros de hace algunos días para tomar distancia del representante Agmeth Escaf y de Mario Fernández Alcocer, quien no solo es el primo de la primera dama, sino que también la acompaña en desplazamientos en terreno y en su oficina en Casa de Nariño.

En entrevista con El Tiempo, Mario Fernández, quien en pocos días anunciaría su candidatura a la Gobernación de Sucre, negó rotundamente que maneje una red de tráfico de influencias y reconoció la cautela del presidente ante cualquier rumor de irregularidades.

“Soy un actor regional en Sucre hace años; le colaboro a la primera dama en algunos temas en específico y el escenario donde estoy —el Palacio de Nariño— permite que proyectos importantes para el desarrollo de Sucre estén en la agenda de la que hablo informalmente con ministros, pidiendo que no olviden a una región relegada. Soy vocero de la comunidad y difícilmente una persona de la provincia logra tener contacto con un ministro y menos con el Presidente. No es tráfico de influencias ni un caso aislado que haga Mario Fernández”, aseguró al medio nacional.

Y agregó: “Vengo del Congreso, es una actividad que ejerzo hace años y sigo ejerciendo sin ser parlamentario. Mi esposa lo es y toda la semana estamos reunidos con comunidades, alcaldes, gobernadores en la costa Caribe que manifiestan mil inconformidades. Y si me veo con ministros, el director de la Unidad de Riesgos o con el Presidente, recuerdo que La Mojana lleva un año y medio bajo el agua; que el aeropuerto de Tolú aún no se concreta. Es una vocería legal. Por razones del acompañamiento a la primera dama y cercanía a los funcionarios aprovecho y les recomiendo especialmente unos temas de Sucre”.

Mario Fernández Alcocer aseveró que nunca se ha presentado como “el primo de la primera dama”, sino en nombre propio. “Así como me atienden a mí atienden a otras personas. De pronto mi relación familiar ayuda, no lo niego, pero no voy en nombre de ella. Voy en nombre de Sucre y pueden mirar la bitácora de ingresos de Aerocivil y de los Ministerios. Hay representantes de comunidades que piden citas para verificar cómo van iniciativas. A mí me facilitan algunas cosas por ser exparlamentario, esposo de la senadora Ana María Castañeda, de Sucre.

Aeropuerto de Tolú y puestos

El Tiempo indagó con Mario Fernández Alcocer sobre sus visitas al Aerocivil, donde en mayo ya contrataron estudios ambientales para el aeropuerto de Tolú, por $ 1.900 millones. Y, además, aprovecharon para preguntarle sobre sus visitas a los Ministerios de Interior y Vivienda, y a la Unidad de Gestión del Riesgo.

“Si todo lo encuadran en el tema del ‘primo de la primera dama’, me quitan mi verdadero rótulo de vocero de la región. Verónica es primera dama desde hace 9 meses y yo soy vocero de comunidades y político hace 20 años. El aeropuerto de Tolú está estancado por un proyecto de acuerdo que no ha aprobado el Concejo. Yo pongo en línea al alcalde y a su secretaria jurídica con el jurídico de Aerocivil. En la cartera de Interior tienen que haber cientos de proyectos de saneamiento en Sucre. Debo tener entradas al Ministerio de Vivienda; se logró el proyecto de agua potable para Sincelejo”, respondió a El Tiempo.

Con respecto al ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, el sincelejano reconoció que tienen muchos años de relación desde que compartieron bancada del Partido Liberal; sin embargo, reiteró que sus conversaciones no son para mermelada, sino “asesorías por su experiencia parlamentaria a los ministros” “No hablamos de política. Tengo amistades en el Partido Liberal, vengo de allá; en Cambio Radical, mi esposa está allá; y una relación constituida con el Congreso. Invité al presidente a que corrobore con ministros y funcionarios si yo ando presionando por contratos, y si alguien le decía que sí, daba un paso al costado de la primera dama y no aparecía más en escena”, expuso.

En la misma entrevista, el familiar de Verónica Alcocer negó tajantemente que pidiera puestos a nivel nacional en las Altas Consejerías, el ICBF y otras dependencias del Ejecutivo. “No tengo ni la potestad ni la cercanía ni el interés. Les recuerdo que tengo una categoría de dirigente político, votamos por Petro en Sucre. No soy de la izquierda, me pueden ver incluso un poco de centro-derecha. Soy amigo de los Char, mi esposa es de Cambio Radical, que es partido de oposición. Tratan de indisponerme con el presidente”, afirmó.

¿Fuego amigo?

La conclusión de Fernández Alcocer del porqué lo quieren involucrar con presuntas irregularidades es que hay gente que intenta acercarse a Petro, pero que no han tenido la oportunidad de aproximarse como él lo ha hecho. “Eso los motiva a dispararme. Aquí, como sucedió con el tema de Laura Sarabia, la información sale desde el interior del Gobierno, es fuego amigo. No los conozco. Veo que es gente cercana al presidente. Yo me dedico a mis actividades con la primera dama”, expuso a El Tiempo.

A propósito de ese “fuego amigo”, el abogado barranquillero Miguel Ángel del Río, cercano al Pacto Histórico y a Petro, definió a Mario Fernández como un “camaleón envenenado”, con relación a su eventual aspiración por la gobernación sucreña.

Las críticas, principalmente, que le hacen al primo de Verónica Alcocer es por sus presuntos vínculos con paramilitares, su relación con la política tradicional costeña y que, sin ser funcionario, tenga esquema de seguridad de la UNP.

“Desde que soy senador, m nivel de riesgo es extraordinario, según el comité que manejan. La Corte abrió dos indagaciones por presuntos nexos con ‘paras’, que luego se declararon inhibidos. No hallaron pruebas suficientes para abrir investigación formal. Soy amigo de infancia de Carlos Mario García (alias Gonzalo, jefe paramilitar). Era mi vecino en Sincelejo durante la infancia y hasta ahí. Él se fue a su actividad ilegal. No tengo ninguna relación con él y eso está explicado en la Corte. Duraron siete años buscando y al final decidieron que no había ningún motivo formal para abrir una investigación”, respondió a El Tiempo.

Actualmente, Fernández Alcocer tiene un proceso en la Fiscalía por fraude procesal que, explicó el entrevistado por el periódico nacional, “es un tema de un cartón (diploma) de bachiller por un anónimo y que ya aportó el cartón verdadero. El caso está para audiencia”, precisó.

Nombramientos y su esposa

La esposa de Mario Fernández, la senadora Ana María Castañeda, es investigada por su partido, Cambio Radical, por “favorecer al Gobierno” al que le hacen oposición. La congresista sincelejana es investigada disciplinariamente por el Consejo de Control Ético por “deslealtad partidista” a la colectividad liderada por Germán Vargas Lleras.

Este proceso se abrió porque Castañeda ignoró la decisión de la bancada del partido de retirarse y no participar en la plenaria en la que se eligió a Alexander López, del Pacto Histórico, como presidente del Senado, pero en lugar de ausentarse, ella regresó y ejerció la votación en contravía de lo acordado previamente.

La situación generó incomodidad en el interior de Cambio Radical, especialmente porque no es la primera vez que a la Senadora la relacionan con Petro. Y es que se habla de que Castañeda entabló un lazo electoral en Sucre con él, incluso antes de que llegara al poder, pues su esposo –Fernández Alcocer– le movió su caudal electoral a Petro después de apoyar a Federico Gutiérrez en primera vuelta.

Tras la alianza política, quedó en evidencia la cercanía de Fernández Alcocer con la familia presidencial en febrero de este año, cuando se le vio bajándose de una camioneta blindada junto al Jefe de Estado y la Primera Dama durante el Carnaval del Suroccidente de Barranquilla. Además se sabe que el exsenador espera el apoyo de vuelta para aspirar a la Gobernación de Sucre.

En teoría, los votos de Fernández Alcocer son los de Castañeda, ya que ambos consolidaron una casa política en Sincelejo y el caudal electoral del primero lo heredó ella en 2018, ya que en ese año él dejó el Senado para que justamente su esposa heredara su curul.

Por su parte, Castañeda, quien además de reconocer que votó por Petro en segunda vuelta, afirmó que sigue al pie de la letra las directrices de su partido, pero señaló que no hay motivos para sancionarla porque, según ella, no hubo decisión de bancada en la elección de López. “No es así. No me prestaría para ser una infiltrada. He sido muy clara y me apego a las decisiones de la bancada de Cambio Radical”.

En la esfera de su esposo Mario Fernández, a él hoy le adjudican haber influido los nombramientos de su exasesora Verónica Valencia en el ICBF; Luz Karime Fernández, segunda al mando en el Dapre; Carolina Plata, contratista de protocolo presidencial; y de sus primos segundos Lidia Quessep, en la embajada de Italia; Jorge Quessep, en el Departamento de Prosperidad Social de Sucre, y de Jaime Quessep, agregado de ProColombia en Costa Rica.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS