Bolívar


Después de 4 años, acueducto de Turbana está funcionando

La gestión se logró cuando la alcaldesa, Ana Lucía Julio, decidió limpiar y poner en funcionamiento el acueducto viejo. Esta gestión ha beneficiado a barrios del municipio y los corregimientos cercanos.

WENDY CHIMÁ P.

10 de enero de 2020 12:00 AM

“Qué felicidad. Ya no sabía ni cómo era que se veía el agua al salir por la llave”, fue lo primero que dijo Esperanza Castro al ver salir agua potable de la llave del lavaplatos de su casa, el cual tenía 4 años sin ser utilizado como debería, porque su barrio, en el corregimiento de Ballestas, en Turbana, no contaba con el servicio de agua potable.

“Ahora, desde que arreglaron el acueducto, tenemos agua por unas dos o tres horas y eso es más que suficiente para que nosotros podamos llenar los tanques y así poder tener agua”, agregó Castro, quien anteriormente tenía que caminar unos cuantos kilómetros, hasta donde llegaban los carrotanques, para comprar una o dos pimpinas de agua para abastecerse.

¿Cómo lo lograron?

El Universal logró conocer que el acueducto viejo, como le llaman, estaba en un total abandono desde hacía 4 años, tiempo en que el gobierno anterior comenzó a diseñar el nuevo acueducto, el cual tendría capacidad para todo el municipio incluyendo sus corregimientos, sin embargo, este proyecto no logró terminarse, por lo que la comunidad se quedó sin el servicio de agua potable.

Desde ese entonces muchos de los habitantes tenían que salir a diferentes lugares en busca de este preciado líquido para poderse bañar, cocinar y hacer demás necesidades.

“Al principio los carrotanques venían y nos regalaban el agua, porque lo mandaba la Alcaldía, pero después dejó de pasar esto y llegaban era carrotanques privados, los cuales comenzaron a cobrar el dinero, pero todos los días no se tenía para esto”, indicó un habitante de Turbana, quien prefirió omitir su nombre.

El primer compromiso que la alcaldesa de Turbana, Ana Lucía Julio, se hizo al posesionarse era el de devolver el agua potable a la región y así lo ha venido cumpliendo, por eso después de inspeccionar el acueducto antiguo y revisar las condiciones en las que se encontraba, decidió contratar a 15 personas para que lo limpiarán y así poder ponerlo en funcionamiento.

“El acueducto viejo estaba en un abandono total, estaba lleno de sedimento, tenía maleza por todos lados, por eso estas personas limpiaron todo el lugar para hacer que todo funcionara muy bien”, dijo una fuente a este medio de comunicación, quien también aseguró que el lugar, al parecer, tenía los servicios de luz y agua cortadas debido a una deuda que dejó la administración anterior.

“La conexión se hizo de Gambote a Mamonal, se hizo por Ballestas, donde hay una válvula, para eso se habló con Aguas de Cartagena y comenzó a subir el agua”, aseguró.

Por horas

El agua que hoy en día reciben algunos barrios del municipio de Turbana y gran parte de los habitantes del corregimiento de Ballestas no está tratada al 100%, sin embargo, sirve para el uso doméstico. El preciado líquido llega a diario entre 2 y 3 horas, tiempo en que la comunidad puede recolectar el agua suficiente para poder abastecerse. Los barrios donde ha llegado el agua son calle La Esperanza, calle Ricaurte, sector Los Calamares, parte de Las Delicias, calle Las Mercedes, sector El Almagra en la parte baja, Las Flores, El Progreso, entre otros.

“En algunos barrios no ha logrado llegar el agua debido a que las tuberías están llenas de aires, por lo que es necesario hacer un buen trabajo para poder seguir avanzando”, finalizó la fuente. Sobre el nuevo acueducto que se está construyendo, se conoció que esperan poder terminarlo lo antes posible.