Bolívar


Gambote, en alerta máxima por las inundaciones en su colegio

Las clases se han visto truncadas a raíz de las inundaciones que se producen con cada aguacero. La comunidad educativa solicita medidas de fondo.

Hace cuatro días, el lunes 18 de julio, la sede principal de la Institución Educativa de Gambote amaneció inundada y las clases debieron suspenderse.

El patio de la sede tenía aguas estancadas que alcanzaban los 40 centímetros de altura, algo que, según los padres de familia, no es una novedad sino un problema que se ha vuelto recurrente con los últimos aguaceros.

(Lea: Millonarias pérdidas por hurto de redes en la línea Ternera-Gambote).

La situación ha motivado a las directivas a implementar un sistema de pico y placa para garantizar el servicio educativo a todos los alumnos, ya que la mitad de las aulas no están aptas. Incluso, el comedor escolar está siendo utilizado para albergar al grupo de preescolar.

Karen Gómez Pérez, residente en este corregimiento de Arjona, contó que la deprimente situación impidió que la semana pasada se dieran clases, y lamentó que aún no se vislumbran soluciones de fondo. “Esto evidentemente viola el derecho a la educación de nuestros niños, niñas y adolescentes”, sostuvo.

(Lea: ¡Tristeza en Arjona! Muere motociclista al chocar contra furgón en Gambote).

Por su parte, Daniela De la Rosa, integrante del Consejo Comunitario de Comunidades Negras de Gambote, señaló: “En la principal y en las sedes de las veredas pasa lo mismo, la infraestructura de estos planteles educativos está muy deteriorada por el invierno. En la zona rural hace dos meses no hay continuidad, prácticamente no están funcionando. Necesitamos que la Alcaldía de Arjona y los entes competentes resuelvan”.

420
estudiantes hay en la sede principal de la IE de Gambote

Las sedes alternas están en las veredas Nueva Esperanza, Isla Rejes y Cruz del Dique, y no solo ellas están afectadas con las inundaciones sino las más de 170 familias que viven alrededor. Así mismo, hay otros sectores en Gambote con perjuicios constantes como Barrio Chino, Las Tablitas o El Campo.

“Necesitamos que los entes nos resuelvan pronto, la Alcaldía ha suministrado zahorra y se le hizo un leve mantenimiento al desaguadero comunitario, pero estos solo son pañitos de agua tibia, aquí se requieren soluciones concretas”, añadió De la Rosa.

Las afectaciones no solo son en la cabecera municipal sino en la zona rural, donde las tres sedes educativas alternas en las veredas Nueva Esperanza, Isla Rejes y Cruz del Dique también se inundan.

“Que lo levanten”

Edith Macea, coordinadora de la Institución Educativa de Gambote, en diálogo con El Universal expresó su desazón con la situación, pues en la sede principal apenas quedan cuatro salones en buen estado y deben utilizar un sistema de pico y placa para garantizar el servicio a todos los cursos.

En esta sede, tanto en la primaria como en la secundaria, hay 420 estudiantes.

“Desde la semana pasada ha llovido demasiado, al colegio le ha entrado agua por el patio y por el frente y no tiene por donde evacuar debido a que algunos vecinos levantaron sus casas tapando los canales de drenaje. Los salones están inundados, la sala de profesores también está llena, no tenemos dónde meter a todos los niños y por eso toca que vengan por grupos un día de por medio cada uno. Lo ideal sería que levantaran el colegio, que lo hicieran más alto y le mejoren los sistemas de drenaje pluvial”, puntualizó la coordinadora.

¿Qué responde la Alcaldía?

Sobre la situación en Gambote, la Alcaldía de Arjona respondió que tras la declaratoria de emergencia hace un par de semanas en los corregimientos de su jurisdicción, se iniciaron las labores contempladas en un plan de acción que busca mitigar los riesgos y las afectaciones derivadas del canal del Dique y la ola invernal.

“Dentro de esas acciones se socializó la realización de barreras con sacos para intervenir el ingreso de aguas del canal del Dique a la zona, también para evitar el taponamiento de caños y cauces con basuras. Este plan de acción contempla otras medidas como el traslado de albergues temporales, pues no solo se afectan la institución educativa sino la población en general”, manifestó un funcionario del gabinete municipal.

Respecto a la solicitud de levantar la infraestructura del colegio, aseguró que todo es posible pero no se puede hacer de forma inmediata sino a través de una planeación.

“Entendemos el desespero de la comunidad, por eso atendemos el problema de forma planificada con diversas medidas. En estos momentos estamos ejecutando un presupuesto que fue aprobado desde el año pasado. Nosotros como municipio no tenemos solo a Gambote sino a Sincerín, Rocha y Puerto Badel, que también son corregimientos impactados por el canal del Dique”, puntualizó.

  NOTICIAS RECOMENDADAS