Regional


Capturan a dos hombres que alteraban tarjetas de los medidores de energía

Según las autoridades, estas personas creaban, instalaban y enseñaban a los usuarios cómo usarlas para evitar que se reflejara el consumo real de energía.

El Comando de la Policía Metropolitana de Barranquilla y la empresa Air-e dieron a conocer este martes la captura de dos personas a quienes, luego de casi un año de investigación, se les comprobó que creaban, instalaban y luego enseñaban a los usuarios cómo manipular los contadores para que no registraran el consumo real de energía que se consumía durante el mes.

El comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, brigadier general Luis Carlos Hernández Aldana, dijo que este operativo se llevó a cabo gracias a “un trabajo articulado con la Fiscalía General de la Nación. Se hizo un proceso investigativo a unas personas que se dedicaban a modificar, alterar, transformadores, contadores con sistemas electrónicos, con tarjetas electrónicas para modificar el consumo real de energía”.

Según el oficial estas personas ofrecían sus “servicios” a establecimientos de comercio para alterar la lectura real del consumo de energía, modificando el medidor o introduciendo una tarjeta electrónica que era manejada por medio de un control remoto para detener el conteo del contador sin que se impidiera el fluido de la energía hacia el sitio o la residencia.

Lea aquí: Mujer habría asesinado a un hombre en Manatí, Atlántico

Anotó que el proceso investigativo entre la Policía y la Fiscalía duró unos diez meses y se capturó a dos personas que fueron puestas a disposición de la autoridad competente. “Estamos en la legalización de capturas. Pero lo más importante es que salimos a buscar el delito y este delito del hurto de energía le hace mucho daño a Barranquilla, a la empresa privada y a todos los que pagamos los servicios públicos, porque son los usuarios los que al final deben pagar la energía que se deja de facturar”.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

¿CÓMO ALTERABAN LOS CONTADORES?

Fermín De La Hoz, gerente del área de servicios jurídicos de la empresa Air-e, dio detalles de cómo estas personas lograban que los usuarios que los “contrataban” manipularan el medidor para que al final de mes no registrara el consumo real.

“La tecnología en materia del fraude ha llevado al punto de crear tarjetas, unos chips que se introducen en el medidor para que con control remoto el chip detenga el medidor y de esa manera no se registre todo el consumo de energía que tiene el usuario. En tal sentido hemos podido establecer, en compañía de la Policía y Fiscalía General de la Nación, la existencia de bandas criminales que se dedican al tema”, dijo el funcionario.

Anotó que estas personas tienen unos servicios que están divididos: “hay una persona encargada de la creación de las tarjetas y otras personas dedicadas a la comercialización de las mismas. Los usuarios las adquieren y los técnicos van y las instalan dentro de los medidores para que de esta forma puedan apropiarse del servicio de energía eléctrica, como lo dijeron anteriormente, nos afecta a todos”.

“La empresa en un trabajo coordinado y armonizado con la Policía y Fiscalía no se va a cansar de adelantar todo este tipo de acciones porque este es un delito que todos tenemos que combatir. Si no lo combatimos se afectará el servicio y se nos afectará la tarifa”, agregó.

Cuando se roban la energía no solamente afectan el patrimonio de la compañía, también afecta a los usuarios de la región”.

Soleine Mosquera, secretaria general de Air-e.

Soleine Mosquera, secretaria general de Air-e, dijo que este tipo de fraude ha causado pérdidas millonarias. Para el caso de los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira, las pérdidas por robo de energía mediante la manipulación de medidores, líneas directas y otras acciones ilegales superan los 60 mil millones de pesos mensuales.

“Cuando se roban la energía no solamente afectan el patrimonio de la compañía, también afectan a los usuarios de la región. Porque, por vía tarifa, tenemos que pagar por el robo que hacen las personas y los vecinos que no quieren pagar el servicio. Estamos mejorando la calidad del servicio, pero necesitamos que todos paguen el consumo real que hacen del servicio de energía, de lo contrario nos vamos a tener que ver abocados a este seguimiento que se volverá incansable, porque no nos vamos a cansar de buscar el delito, de perseguir al ladrón que nos hurta la energía”, anotó Mosquera.

Indicó que actualmente la empresa Air-e adelanta 200 procesos “contra usuarios, comerciantes, bandas criminales que, a través de tarjetas electrónicas que insertan en los medidores, manipulan el consumo real que el usuario o comerciante debe pagar. Estamos haciendo investigaciones por defraudación de fluidos, daño electrónico y concierto para delinquir”.

Terminó diciendo que a la fecha han sido capturadas por delitos asociados al robo de energía 76 personas y se desarrollan cerca de 200 investigaciones penales en la Fiscalía. De las 76 capturas, 51 corresponden al Distrito de Barranquilla. “El robo de energía se da en todos los departamentos donde nosotros prestamos el servicio”.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS