Enfermos mentales: ignorados

12 de octubre de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La atención de las enfermedades mentales no ha sido diferente en Colombia desde hace mucho, pero algunas instituciones y Eps intentan mejorar el acceso a tratamiento para los pacientes desde la Ley 1616 de 2013, por la cual se busca garantizar el ejercicio pleno del Derecho a la Salud Mental a la población, priorizando a los niños, las niñas y adolescentes, mediante la promoción de la salud y la prevención de estos trastornos.

Estadísticas en Colombia arrojan que el 40,1 % de las personas entre 18 y 65 años ha sufrido o sufrirá alguna vez un trastorno mental. Incluso, la Encuesta Nacional de Salud Mental publicada en 2015, dice que 10 de cada 100 adultos de 18 a 44 años, y 12 de cada 100 adolescentes en nuestro país, tiene algún problema que sugiere la presencia de una enfermedad mental.

La depresión y ansiedad se suman a los trastornos bipolares, esquizofrenia y otros padecimientos, sobre los cuales aún se educa a la población y en los que, en el 70 % de los casos, las personas presentan síntomas desde la niñez.

“No son enfermedades reales”

En muchos casos, algunos optan por mirar hacia otro lado en temas de salud mental. La doctora Yahira Rossini Guzmán Sabogal, directora del grupo de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad y la Clínica Universidad de La Sabana y administradora de la Beca Rosalyn Carter para periodismo en Salud Mental, dice que para algunos aceptar algunas enfermedades mentales es difícil “porque es algo que el común de la gente no ve manifestadas en signos físicos de enfermedad, lo cual hace difícil comprender la discapacidad que genera en quien las padece. También existe mucho tabú y estigma alrededor de estos síntomas y cuando son familiares de pacientes la sensación es de impotencia, ya que, al parecer, es algo no complicado y fácil, incluso algunos piensan que el problema puede ser que la persona no se ayuda. No les queda fácil comprender por qué no se ‘ayudan’”.

Los trastornos depresivos se caracterizan por un sentimiento de tristeza, pérdida de interés o de placer, sentimientos de culpa o autoestima baja, alteraciones del sueño o del apetito, fatiga y falta de concentración.

La doctora Rossini cree que desde las instituciones de salud “se debe facilitar el acceso a los pacientes con disponibilidad de servicios de psicología y psiquiatría, entendiendo que estos motivos de consulta requieren de tiempo para hablar, generar empatía y entender lo que realmente le ocurre al paciente y establecer de acuerdo a ello un plan adecuado de manejo. Tratar a los pacientes con síntomas emocionales o con trastornos psiquiátricos como a cualquier otro paciente, respectando su dignidad como personas”.

Si se manejan, ¿desaparecen?

“Todas las enfermedades en medicina tienen manejo y tratamientos disponibles, hay algunas que con los manejos desaparecen y otras se controlan, como la diabetes, la hipertensión arterial u otras similares. En el caso de las enfermedades que afectan la salud mental, dependerán de los antecedentes biológicos y genéticos. La idea de los manejos es que se acompañen de psicoterapia, apoyo a la familia y, en casos que lo necesiten, manejos farmacológicos”, complemente la doctora Rossini.

La ley 1616 de 2013 es la Ley de salud mental, cuyo objetivo es “garantizar el ejercicio pleno del derecho a la salud mental de la población colombiana, declarando que la salud mental es de interés y prioridad nacional, es un derecho fundamental y un tema prioritario de salud pública”.
Protección

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS