Salud


Las claves para prevenir enfermedades cardiovasculares

La adherencia a las terapias de control para estas enfermedades es un aspecto primordial en la calidad de vida y en el cuidado de la salud.

VANGUARDIA LIBERAL

01 de julio de 2022 04:07 PM

La situación mundial de las enfermedades cardiovasculares (ECV) es un tema de primordial atención en países en vía de desarrollo. No por nada, la OrganizaciónPanamericana de la Salud (OPS) sostiene que, por esta causa, más de las tres cuartas partes de las muertes relacionadas con las cardiopatías.

y los accidentes cerebrovasculares ocurren en países de ingresos medios y bajos. Lea aquí: Alerta por aumento de enfermedades cardiovasculares

Y es que las estadísticas de la Organización Mundial Salud (OMS) indican que, en las últimas décadas son las cardiopatías (enfermedades cardiovasculares – ECV) la causa principal de mortalidad. Desde el 2000, cuando se registraron más de 2 millones de fallecimientos por esta razón, las estadísticas han aumentado exponencialmente, pues al 2019, las muertes se elevaron a casi los 9 millones de personas por año.

23,6
Se estima que al 2030, 23,6 millones de personas al año morirán a causa de las enfermedades cardiovasculares.

Es importante decir, que para medir la trascendencia de las enfermedades cardiovasculares (ECV) en el bienestar y la salud de las personas, las cardiopatías pertenecen al gran segmento de las enfermedades no transmisibles (ENT), que cobran la vida de 41 millones de personas anualmente, según la OMS, lo que equivale al 71 % de las muertes que ocurren en todo el mundo4. Además, se estima que al 2030, 23,6 millones de personas al año morirán a causa de las enfermedades cardiovasculares. Le puede interesar: 5 enfermedades crónicas que se pueden prevenir haciendo ejercicio

Ahora bien, entre las ECV se encuentra “el infarto cerebral y el infarto cardiaco los que continúan siendo la primer causa de muerte prematura, invalidez y gasto en salud en el mundo, especialmente en los países en desarrollo como los latinoamericanos, en donde su incidencia se incrementa año con año a diferencia de otras regiones, en las que se ha estabilizado e incluso, tiende a disminuir, sostiene el doctor Enrique C. Morales-Villegas, director y fundador del Centro de Investigación Cardiometabólica de Aguascalientes, México y conferencista principal invitado al ‘Summit Cuidado Primario 2022’, realizado recientemente en Cartagena por Upjohn división de Pfizer.

¿Cuál es el panorama en Colombia?

Para el caso de Colombia, el panorama no difiere del comportamiento mundial en lo que a la enfermedad cardiovascular respecta, pues también en el país, es la primera causa de muerte. Igualmente, cada año, las muertes por eventos de este tipo representan una mayor proporción del total de los fallecimientos en el territorio colombiano.

Cabe decir, que los hombres corren mayor riesgo de padecer la enfermedad de las arterias coronarias, pero ese riesgo en las mujeres aumenta con la llegada de la menopausia. Así mismo, a mayor edad, la posibilidad que las arterias se estrechen y se dañen es mayor. Lea también: Enfermedades cardiovasculares, las cifras no son alentadoras

Como indica el doctor José Zamorano, médico cardiólogo, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Ramon y Cajal (España), quien participó como conferencista principal en el ‘Summit Cuidado Primario 2022’, “es cierto que hay un mito de que el infarto es cosa de hombres, nada más lejos de la realidad. Puede que en ellas aparezca en edades más avanzadas, pero desde luego su incidencia y pronóstico son realmente preocupantes”.

La adherencia a las terapias de control de estas enfermedades es un aspecto primordial en la calidad de vida y en el autocuidado de la salud.

Y es que, además, una problemática que se repite en el país como en casi toda la región y que agrava los porcentajes de la aparición de enfermedades coronarias es la falta de prevención. “En Latinoamérica, quizá con la excepción de Chile, la detección oportuna de factores de riesgo y de enfermedad cardiovascular dista mucho de ser oportuna. Mi propuesta en México es que todo adulto, a partir de los 20 años debería conocer su valor de índice de masa corporal, presión arterial, colesterol total y glucosa, y si estos son anormales, actuar en consecuencia”, dice el doctor MoralesVillegas. Lea: Estas son las principales causas de muerte en Colombia y Suramérica

La adherencia a las terapias de control de estas enfermedades es un aspecto primordial en la calidad de vida y en el autocuidado de la salud, con un impacto muy positivo y un papel protector, que ayuda a disminuir el progreso de la patología. Pese a lo anterior, es fundamental modificar comportamientos que incrementen la posibilidad de desarrollar enfermedades no transmisibles, como el consumo de tabaco, la inactividad física, las dietas inadecuadas y el consumo de alcohol. Igualmente, existen ciertos factores metabólicos que favorecen la aparición de dichas enfermedades como los problemas de tensión arterial; el sobrepeso o la obesidad y las alteraciones en los niveles de glucosa en sangre.4 El cardiólogo José Zamorano recomienda controlar los niveles de colesterol y el peso. Hacer ejercicio evitando el sedentarismo y conocer la diabetes, “que sin duda es una enfermedad cardiovascular”, concluyó el galeno español.

Y es que a la observación médica del doctor Zamorano se debe sumar una intervención profunda por parte de los tomadores de decisiones con acciones en políticas públicas, que promuevan una cultura de actividad física, hábitos nutricionales saludables y el control de los factores de riesgo desde temprana edad.

  NOTICIAS RECOMENDADAS