Niña con vejiga neurógena necesita otra intervención

10 de octubre de 2017 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

“Isis Karina no está bien”, dice Jeiki Ruiz, cinco meses después de que El Universal contara que su hija puso en venta sus juguetes para financiar una operación que la cure de su vejiga neurógena. (Lea aquí: La niña que vende sus juguetes para que la operen)

Aunque desde entonces la niña ha asistido a un control médico y fue sometida -hace dos meses- a una cirugía que prometía facilitar el control de la orina, en la última cita, el médico que la trata en Medellín aseguró que su cuerpo rechazó el tratamiento y deben hacerle algo más complejo.

“Él dijo que el tratamiento con toxina botulínica no resultó. Veníamos viéndolo, porque ella seguía usando paños, pero pensábamos que era normal por un tiempo”, comenta Jeiki.

El procedimiento al que someterán a la niña se llama neuromodulación sacra, que consiste en la implantación de electrodos en su vejiga, pero por su complejidad debe entrar a un periodo de prueba de dos semanas, en Medellín. Este nuevo tratamiento preocupa a los padres de la niña, porque aún no han logrado la autorización de los servicios médicos por parte de la IPS Clínica General del Norte, a la que está afiliada, y porque la estadía por tanto tiempo en otra ciudad les traería gastos que la IPS no está cubriendo.

“Cuando viajamos nos dan menos de 100 mil pesos para la estadía en el hotel. Algo que no alcanza ni para una noche, fuera del transporte de Rionegro a Medellín y otros gastos, que no cubren, sería demasiado dinero”.

Calidad de vida
Pero antes de pensar en los gastos, los padres de Isis se preocupan por la autorización porque cada día de retraso afecta la calidad de vida de la pequeña, quien sigue sufriendo de bullying en el colegio, “ella se moja y su orina huele mal, entonces los niños  se burlan, por eso queremos que agilicen todo”, lamenta Jeiki.

Además del problema con su tratamiento, los riesgos de infección urinaria aumentan para Isis porque los baños de su colegio no tienen condiciones higiénicas y prefiere orinar en el patio de la institución. “Hace unos meses, de la Gobernación de Bolívar se ofrecieron a construirnos un baño para ella, pero eso todavía no se ha dado y sigue en riesgo de infectarse por orinar así”.

“Hay que esperar”

Aura Moya, directora médica de la IPS Clínica General del Norte, informó a El Universal que las órdenes médicas para el tratamiento de Isis están en proceso de empalme, ya que la institución donde le harán la intervención no hace parte de la red de servicios de la entidad. “Por términos de referencia, debemos esperar 15 días para hacer la verificación y luego pasar a la autorización de servicios”, dijo Moya, quien agregó que el dinero entregado a la familia por cada cita es determinado por el plan de beneficios del magisterio.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS